domingo, 13 de mayo de 2007

El encanto medieval. Bunratty.

El castillo de Bunratty se encuentra a pocos kilometros de Limerick, en el condado de Clare. Su historia es algo tormentosa, y el castillo que vemos ahora es solo una reconstruccion minuciosa realizada en los años cincuenta.
Su estrategico emplazamiento en la desembocadura de rio Shannon a su estuario, dominando el trafico marino que llegaba al puerto de Limerick, la convertian en una fortaleza sumamente apetecible. En el lugar que ocupa la edificacion actual ha habido una serie de castillos desde el 1251. El presente edificio se erigio entre 1450-1467 por la familia McNamara o McConmara y a traves de una union matrimonial paso a manos de los O'Briens sobre el 1500. Donough O'Brien "El Grande", Conde de Thomond lo remodelo completamente.
Sin embargo la propiedad sufrio grandes daños durantes las guerras del siglo XVII y tras la marcha de los O'Brien, fue adquirida por los Studderts all apor el 1720, que ocuparon una casa de ladrillo construida contra las dos torres nordestes y mas tarde construyeron una hermosa caa de campo, con lo cual el castillo se dejo practicamente desierto y comenzo a descuidarse. El techo del Gran Hall colapso en el s. XIX y no fue hasta 1954, cuando fue adquirida por Lord Gort que se reconstruyo en su totalidad, convirtiendolo en la hermosa atraccion que conocemos hoy.

Por su cercania al aeropuerto, el castillo de Bunratty es una de las atracciones mas visitadas de Irlanda. Tanto el castillo como el adyacente parque folclorico han sido amueblados con artefactos y objetos de la epoca representada. El castillo contiene tapices, lamparas y mobiliario medieval original aunque ninguno de estos objetos pertenencen a Bunratty sino a diferentes localidades. El parque folclorico es una reconstruccion de una villa del s. XIX.

Fuera del castillo se mantienen tiendas medievales, lanzas, cañones y este util artefacto para niños discolos como podemos ver en la foto (jeje, esta foto fue tomada en mis tiempos de Au Pair y me gustaban los castigos ejemplares).



El interior contiene hermosas muestras artesanales, como esta curiosa lampara alemana del s. XVII que ocupa una de las estancias privadas del conde en el solar norte. En tiempos medievales el termino Solar se utilizaba para denominar los aposentos superiores.
Lord Gort consiguio decorar el castillo con verdaderas piezas de arte, como el estandarte de los Tudor, que se encuentra en el gran salon, que hoy se utiliza para grandes banquetes que se organizan cada noche.
En la foto de la izquierda se aprecia la entrada en la cara norte del castillo, designada para detener a los invasores y tipica de la epoca. Sobre la puerta hay dos orificios llamados Murder Hole, que servian para arrojar agua o brea hirviendo sobre la cabeza de los enemigos.
Los arcos elevados de las caras norte y sur de la torre del homenaje son una particularidad exclusiva del castillo de Bunratty.
Las cuatro torres tienen estrechas escaleras de caracol que hace a uno preguntarse como podian correr arriba y abajo con celeridad en tiempos de batalla. Incluso ahora, es dificil subir hasta las almenas sin sentir un poco de claustrofobia. De ningun modo me imagino a un señor medieval de oronda tripa, espada en mano, corriendo a defender su castillo.


Pero la atraccion de Bunratty no es solo el castillo y su mobiliario. A sus pies yace una reproduccion a tamaño real de una villa del siglo XIX mas tipica de La Casa de la Pradera o la Dra. Quinn que de un pueblo irlandes. Su calle principal presenta todas las amenidades tipicas de tal recreacion. Este remedo de tipica rural irlandesa se inicio con la reconstruccion de una granja, rescatada durante las obras del cercano aeropuerto de Shannon.
Su calle principal consta de tiendas, un pub y una variada muestra de arquitectura domestica. Mas alla de esta calle se puede visitar un molino, una iglesia, un granero, una casa Georgiana y varias otras atraccionas para deleite de niños y mayores. Y cuando el tiempo lo permite, las calles de este parque tematico se llenan de gente con trajes tipicos de la epoca tejiendo, cocinando o simplemente explicando las costumbres de la epoca.
Las casas y tiendas del pueblo han sido elegidas de varias areas diferentes del pais para formar una coleccion casi unica de tipicos edificios urbanos del siglo XIX.
En la merceria de Sean O'Farrell, que puede apreciarse en la imagen superior, los hilos, la popelina y las lanas irlandesas eran famosos por su excelente calidad. Las habitaciones de la familia se encontraban en el piso de arriba.
A su lado se encuentra la imprenta de Foster, tipica de un pueblecito pequeño, donde se producian panfletos, prospectos, avisos y tambien periodicos, componiendo todas las letras a mano. Las reproducciones Cuala Press, originalmente de la familia Yeats, aun se producen en las mismas instalaciones.

La escuela nos recuerda facilmente a aquella de La Casa de la Pradera o Ana de las Tejas Verdes. El edificio constaba de dos aulas que acogian un total de ochenta alumnos, y tenia dos entradas separadas para ambas clases, la de los niños y la de las niñas, puesto que mientras a los primeros se les adiestraba en los oficios propios de su sexo, a las segundas se las enseñaba costura, cocina y otras tareas propias de "la mujer de entonces". La edad del alumnado oscilaba entre los 6 y los 12 años, pero en cada aula habia tres profesores que los agrupaban por edades.
Un dato a tener en cuenta y que explicaria la fama de los maestros/as de solterones, es que a los profesores no podian casarse ni convivir con nadie, y tampoco acudir a los pubs ni a fiestas sociales para no dañar la reputacion de la escuela.


Siendo Irlanda, por supuesto, no hay pueblo que se precie de no tener al menos una iglesia. La Abadia fue construida en 1824 en Ardcroney, en el Condado de Tipperary, y generosamente donada al Parque de Bunratty en 1995.





La herreria era uno de los negocios esenciales en toda poblacion. El herrero hacia qui las herramientas para muchos otros artesanos y comerciantes. En el interior de esta tipica casita, aun se pueden ver los fuelles que funcionaban a mano y mantenian el fuego ardiendo.


Las carretas de gitanos, tirados por caballos eran el principal medio de transporte usado en el pasado por el grupo etnico irlandes que aqui se denominan Travellers (Viajeros). Estos bellos ejemplos, son una reproduccion fiel de tales vagones.


Las casas de los granjeros, solian ser las mas ricas de los pueblos, sobre todos las del Valle Dorado (Golden Vale) de Limerick y Tipperary, con sus amplias vaquerias, establos y granero para el trigo. En el interior de este bello edificio, a diario, se amasan pasteles hechos a mano al mas puro estilo tradicional con manzanas del huerto trasero y frutas locales.
Todos estos edificios y casas pueden ser visitados y contienen el mayor ejemplo de mobiliario de la epoca en perfecto estado de conservacion, pudiendose ver tipicas cocinas de la epoca, dormitorios y todo tipo de utensiolios y objetos de decoracion domesticos.


Tanto en la granja como en las tiendas de ultramarinos, en este periodo lostenderos vendian comestibles que habian sido elaborados previamente en casa, a la vez que productos de importacion.

Subiendo calle arriba por la calle principal y tras rodear el Pub, lugar obligado de parada para todo visitante que se precie, donde se puede no solo degustar una excelente Guinnes o algo de comer, si no tambien visitar la cocina familiar, nos encontramos un sendero de tierra que bordea un pequeño lago y que nos acerca a la casa geogiana, un sobrio ejemplo del hogar de los mas acomodados. Rodenado esta casa, hay varios acres de tierra donde ciervos campan a su aire, acostumbrados al publico y echando, de vez en cuando, una cabezadita.




Los ciervos, ciertamente no son los unicos animales acostumbrados al publico. Ademas de poder visitar graneros y ver los animales tipicos de granjas como gansos, patos o cerdos, tambien podemos disfrutar de la belleza de los Pavos reales que, como muestra un boton, no han perdido su timidez en lo mas minimo.



El castillo y el parque se encuentran a solo unos cinco kilometros de la ciudad de Limerick y es un lugar ideal para pasar un dia en familia o en buena compañia, y provee todas las comodidades y servicios necesarios para poder disfrutar de una larga visita que, normalmente, puede bien durar unas 4-5 horas. Por la tarde, cuando las puertas de tiendas y casas cierran, un mundo nuevo se abre para el visitante: aquel de los banquetes medievales y las danzas irlandesas, pero eso, en todo su apogeo, lo tendreis que descubrir vosotros solos...
Proximamente: Mitos y leyendas Irlandesas

Fotos: archivo personal.

1 comentario:

Fauve, la petite sauvage dijo...

Qué pasada.
Desde luego, tener abandonado este blog es un pecado, con lo bonito que es. Comprendo que este mundo roba mucho tiempo y más aún con estas entradas tan elaboradas y bonitas y trabajadas, y con todas las cosas que haces y actividades y de todo, sí, sí, sí, ya lo sé, pero es que... aunque sea sólo algún detalle, alguna cosita, no lo pares, Candeliña, sigue un poquito, ¡anda!

XXX