martes, 22 de abril de 2014

Domingo de Pascua en el cementerio

En 1916, un 24 de ABril, que era Domingo de Pascua, tenía lugar el Levantamiento por el que eventualmente Irlanda conseguiría la independencia del gobierno de la isla vecina. Quien haya visto la película Michael Collins o The Wind that Shakes the Barleys, tendrá algún referente a la historia Irlandesa si nunca ha leido o se ha interesado por ella.
Desde que vivo en Irlanda, he visto muchas marchas conmemorativas del Levantamiento, pero siempre me han parecido patéticas porque en Limerick desfilan cuatro señores que apenas pueden mantenerse en pie y dejan flores en una cruz que se usa para casi todo y que se allaba a una manzana de mi casa. 
Pero en Cork es diferente. Primero, porque aquí tiene más significado la celebración, como lo tiene en Dublín. Cork fue calcinada hasta los cimientos practicamente por los ingleses en 1920. Y muchos de los héroes de la guerra están enterrados aquí. Por no hablar que Michael Collins era de aquí (de la provincia).

Así pues, en mi primer año aquí (Marzo del 2013) ya vi la marcha pasar por delante de mi puerta. Este año nos fuimos al cementerio a esperarlos porque venían con retraso. Y el motivo era que había dos marchas, cada una desde direcciones opuestas al cementerio pero totalmente opuestas en mentalidad y politiqueo, también.

Cuando llegamos al Cementerio de St. Finbarr's, donde los republicanos tienen su propia zona donde todos descansan juntitos, había ya un grupo dando una charlita. Son la rama violenta del IRA que no tienen nada que ver con los de la marcha que pasa por delante de mi casa. Incluso condenaron la marcha que venía de camino y que llegaba tarde -precisamente- porque estaban esperando a que estos mamelucos se marcharan.


Si se le pregunta a cualquier irlandés de a pie, encontraremos todo tipo de opiniones, los que apoyan a unos y los que apoyan a otros. Para mí, ni unos son buenos ni los otros el diablo: provienen del mismo lugar y lo único que los diferencia es que unos prefieren poner una bomba y acabar con lo que no les gusta... y los otros prefieren la via pacífica... mientras a la vez proveen los medios para la destrucción.
Y el caso de Bobby Sands ya me trae por la calle de la amargura. Defendido por uno y por otros, para mí no deja de ser un terrorista con las manos llenas de sangre, y de sangre de niños. Y no hablo con desconocimiento, después de leer un libro sobre su vida y las películas Hunger, Some Mother's son y H3.
Pero mejor dejarlo ahí.
La otra marcha llegó e hizo su pequeña ceremonia. Organizada por el Sinn Fein, que no son santos de mi devoción, dejaron flores en las tumbas conmemorativas de los que murieron en huelgas de hambre,  y cada uno de los héroes de la Independencia, incluido Tom Barry que está enterrado fuera de este "jardín conmemorativo", quizá porque no murió durante la guerra sino en 1980. 












De Terence McSwiney, Tom Barry y Thomas McCurtain ya hablaré otro día. Brevemente. Y de las mujeres que lucharon por la libertad, tan olvidadas por la historia.

sábado, 19 de abril de 2014

Exhibición de artefactos de la Guerra de Independencia Irlandesa

Mañana se conmemora el Levantamiento de 1916, cuando Irlanda consiguió al fin la soñada independencia de la isla vecina. El levantamiento tuvo lugar el 24 de Abril en realidad, pero como el día cayó en Semana Santa, lo suelen celebrar el Domingo de Semana Santa. Luego lo vuelven a celebrar en menor medida el día que toca en el calendario. En 2016 se conmemorarán los 100 años y ya se están preparando grandes eventos.
Hoy hemos ido a ver una exhibición de artefactos y uniformes organizada por la Organización Conmemorativa de Voluntarios Irlandeses en el Centro Comunitario de la Parroquia Sur, que este año cumplen 100 años de la fundación de Cummann na mBan, a la vez que celebrando el 98 aniversario del Levantamiento.

Había fotos, libros, medallas, armamento, uniforme y aguerridos (pero no apuestos :( ) señores uniformados.














sábado, 12 de abril de 2014

Y así transcurren mis días...





Llevaba tiempo sin escribir porque realmente no he tenido demasiado tiempo en las últimas semanas, lo cual no quiere decir que haya dejado de hacer cosas interesantes. Ayer, por ejemplo, asistí a la premier del primer corto de un amigo, donde estuve colaborando un rato también como voluntaria. 
Poder colaborar tan mínimamente como lo he hecho ha sido todo un placer, aunque yo lo único que he aportado ha sido repartir unos posters y leaflets por mi calle y las aledañas, grapar unas plumas a las entradas y ayer recibir a los más de 200 invitados que acudieron al estreno.

Sean Creagh es el director del corto y artífice de Ambition Productions y ya prepara su nuevo proyecto, que podrá verse también en España, el largometraje Kelly's Verdict. 

El estreno fue todo un éxito, y yo, que estuve hablando con algunos de los invitados antes y después de la proyección, recogí muy buenos comentarios. Incluso el guiri -que es el crítico más difícil de contentar como espectador-, no le puso pega alguna a los 15 minutos de metraje y quedó bastante -y gratamente- sorprendido.

Hoy la cultura sigue siendo mi compañera y por ello he acudido a la firma de una novelista americana que acaba de publicar su última novela, "The Pink Suit", basada en hechos reales y con conexión irlandesa, tomando como base el vestido que la primera dama estadounidense Jackie Kennedy llevó el día que asesinaron a su marido. Ese vestido de Chanel que quedó por siempre teñido de sangre.

Nicole nació en Florida hace tanto tiempo que su biografía no incluye la fecha de nacimiento aunque sí el lugar: Florida, donde ha trabajado como reportera, editora y educadora. Comenzó su carrera escribiendo teatro pero finalmente se decantó por novelas y cuentos cortos. Entre sus otras novelas (de las cuales no he leído ninguna) se encuentran Murder at the Bad Girl's Bar and Grill, Whale Season o Theater of the Stars.
También cabe destacar que ha ganado algunos premios literarios en su país y ha sido finalista en otros certámenes internacionales.
De hecho, una de sus novelas, Whale Season va a ser llevada al cine y ella misma está adaptando el guión.


Eso sí, sorda es un rato, porque después de deletrearle dos veces mi nombre (jodó, que mi nombre es internacional!), aún fue y lo escribió mal.
A partir de hoy, me llamo Iuth... whatever.

                          Photo: My name is Bernardez. Iuth Bernardez. Dios me libre de lis americanos por muy escritores que sean. Tontos hasta el final de lis días

Mañana, para completar el fin de semana, me voy a Dublín al primer Ireland Comic Con organizado por MCM. Ya os contaré.

domingo, 6 de abril de 2014

domingo, 16 de marzo de 2014

Becoming Irish


Por petición popular en privados en mi Facebook, paso a relatar el paso a paso de conseguir la nacionalidad Irlandesa para un miembro de un estado Europeo. Es fácil, mucho más que hace unos años cuando había que cumplimentar interminables formularios. Eso sí, esta vez hay que mandar por adelantado una orden postal con 175 euros que bajo no circunstancia se devuelve. Si se ponen en contacto contigo porque de todo el papeleo que has enviado algo no sirve y tienes x plazo de días para enviar otro documento y no lo haces, se paraliza el expediente y pierdes los 175 euros.

Pero vayamos por partes. Lo primero para convertirse en ciudadano irlandés es ir a la página del Ministerio de Justicia irlandés (inis.gov.ie) y una vez buscado el tema de la nacionalidad (naturalización), descargarse el documento correspondiente (hay varios: para nacionalizar a menores, para pedir la nacionalización por descendencia de irlandeses, por matrimonio...). En el caso de una persona soltera que no pida la naturalización por matrimonio o descendecia, el formulario es este: http://www.inis.gov.ie/en/INIS/Form%208%20(Ver%205.0%20Jan%2014).pdf/Files/Form%208%20(Ver%205.0%20Jan%2014).pdf

  

Hay que rellenarlo siguiendo las instrucciones con cuidado. En la sección 14 del formulario, necesitas a tres referencias que firmen diciendo que te conocen y desde cuando. Todo lo que tienen que poner es su nombre, firma, dirección, número de teléfono, de qué y desde cuando te conocen y punto. Y han de ser irlandeses o nacionalizados irlandeses. A continuación hay que rellenar una Declaración estatutoria que tienes que firmar en presencia de un notario o un Federatario Público o un comisionado jurado. Encontré uno a través de una amiga que me ha cobrado diez euros más que lo que le cobró a ella solo por hacer esto, sellar fotocopia de mi pasaporte y sellar mi certificado de nacimiento. (30 euros en total).

Documentación a enviar junto con el formulario rellenado y sellado por la autoridad competente:

  • Fotocopia a color de la página de la foto del pasaporte.
  • Copia del certificado de nacimiento original y traducción al español (el Registro en España solo la expide en castellano y en francés por lo que es necesario contratar a un traductor jurado). Esta copia del certificado más la traducción tienen que ser selladas y firmadas por el norario/Federatario/Comisionado.
  • 2 Fotografías tamaño pasaporte tomadas menos de 30 días antes de enviar la solicitud de ciudadanía. Nada de las fotos que te sobraron del carnet de conducir hace dos años.
  • Carta de tu actual empresa con la fecha en que comenzaste a trabajar para ellos y copias de tres nóminas recientes (tres de cualquiera de los últimos 6 meses, yo he enviado las tres últimas por continuidad y porque me resultó lo más fácil).
  • Copias de extracto bancario de tres de los últimos seis meses.
Todo esto es lo más sencillo de conseguir. Ahora empieza lo más difícil: para pedir la ciudadanía has de demostrar documentalmente que has sido residente en Irlanda al menos los últimos 5 años. Y para ello tienes que presentar 3 pruebas por año. Se aceptan recibos de luz, agua, internet, tele, certificados de impuestos, nóminas, etc. Para mí ha resultado un poco difícil pero no imposible. Pensar que tenía todos los recibos guardados desde 2007 y que me deshice de ellos justo para la mudanza a Cork hace un año... pero algunas cosas he ido encontrando aquí y allá... De modo que he entregado pruebas desde el año 2009 (tres documentos por año) hasta el 2013. Y como pruebas adicionales he incluido carta de mi último casero en Limerick certificando que viví en su propiedad desde 2005 hasta Febrero de 2013 y carta tambien de Reuters de que trabajé con ellos desde 2004 a 2013 con un receso de un año (2008-2009) que pruebo con carta de ESS donde trabajé ese año y cuatro meses.

                                                   

Costes:

  • El Certificado de Nacimiento se pide gratuitamente online a través de la web del Ministerio de Justicia Español: (http://www.mjusticia.gob.es). Tienes que saber el número de tomo y hoja (yo lo saqué de un viejo certificado del 2001 que guardaba pero os lo puede proporcionar la familia mirando en el Libro de Familia, creo).
  • Traducción del Certificado de Nacimiento............................................................36 euros 
  • Fotos................................................................................................................10 euros
  • Notario..............................................................................................................30 euros
  • Oficina de ayuda al Inmigrante............................................................................10 euros
  • Application Fee.................................................................................................175 euros
A todo esto hay que añadir que cuando te concedan la nacionalidad y te den el certificado, has de pagar un máximo de 950 euros (puede ser menos, pero no será más de esta cantidad), más hacer nuevas fotos para el pasaporte más lo que cuesta el pasaporte (Passport Express con validez de 10 años, 89 euros o si lo pido en persona en Correos, 95). 

Sumemos el transporte a Dublín para recoger el Certificado de Naturalización, estancia de hotel (una que como que ya no tiene ni edad, ni ganas ni paciencia para estar en hostels), más cenar y comer. La cosa se nos pone, tranquilamente en casi 1500 euros arriba o abajo.

Así que, si alquien tiene dudas al respecto, solo tiene que preguntar. La ceremonia de entrega creo que solo se realiza una vez al año y el trámite tarda eso: casi un año en procesarse desde el momento que reciben el papeleo y siempre y cuando todo esté en orden. La última ceremonia tuvo lugar en Enero por lo que creo que hasta el 2015 no seré... Irlandesa.

domingo, 9 de marzo de 2014

Esas cosas que me gustan

Ayer no me pude resistir a comprar una nueva caja para guardar postales y tarjetas navideñas, que ya no me quedaba espacio en las otras. Tengo una caja roja de la cesta de Vichy que me regaló mi suegra las pasadas Navidades que aún no tiene más uso que el de guardar sus cremas, pero esa pienso forrarla en decopatch y a ver qué tal resultado da, al ser en un tono tan... rojo brillante.

Pero estos días que aquí preparan el Día de la Madre (es a finales de Marzo), ya tienen bastante stock de "cositas bonitas y totalmente irrelevantes" y yo piqué como una novata -aunque ni soy madre, ni se lo voy a regalar a una madre de aquí o de allá. Pero necesitaba una caja para las postales, y hete aquí que encontré esta preciosidad:


Y junto a la preciosidad, junto a tazas, espejitos para el bolso y velas perfumadas, había una libreta. Y yo... tengo debilidad por las libretas...


ni siquiera sé qué uso darle. Tengo multitud de libretas así y otras más que ya os he enseñado en anteriores posts, como las de recetas de cocina o la libreta Vintige para mis apuntes de Apple.
He tiempo compré estas dos:


La primera la uso para apuntar cosas, como los libros que voy leyendo. La segunda, la uso para mis apuntes y notas en autores. cómics y revistas y cosas para la elaboración de mi segundo libro, sobre el cómic femenino.
También me encantan los artículos de papelería varios, como este:


Es un bloc de notas a la vez que tiene post-its de diversos tamaños, algo que me viene muy bien para poner me recordatorios diversos pegados alrededor del iMac o en la nevera...


Las pasadas Navidades vi este otro y tampoco me pude resistir:



Además de post-its también trae un planificador semanal que me viene de fábula para apuntarme mis horarios de breaks en el trabajo, que ya se sabe que cuando uno trabaja en una oficina, está más pendiente de cuándo tiene que ir a desayunar o a comer o desconectarse un rato para hacer trabajo de administración, pero cuando se trabaja desde casa... uno tiende a olvidarse...


Y esta libreta la tenía desde hace mucho tiempo. Pero mucho, porque la compré como cuaderno de viaje para relatar mi primer viaje a New York, seis meses después del atentado de las Torres Gemelas. Luego continué usándolo un tiempo como Diario (cosa que había oolvidado totalmente hasta ahora que lo cogí para la foto). Y también lo utilicé en nuestro viaje a Roma, Florencia y Pisa. Lo dejé de utilizar abruptamente en 2004.


Y este lo tengo desde hace muuuucho muuuucho tiempo y solo tiene algunas páginas arrancadas de su interior, de proyectos que comencé y nunca llegaron a buen puerto (tres o cuatro páginas, le faltan, no más. Las páginas de su interior son de colores: Rojo, negro y gris.


Y naturalmente... muchas otras libretas le han de seguir!


jueves, 20 de febrero de 2014

¡Soy un hombre!

Una se hallaba ajena a los efectos del pasado recopilando papelejos desde el año 2009 cuando encontró esta preciosa mañana de Febrero un sobre sobre el felpudo de la entrada que le daría un vuelco a su vida: mi partida de nacimiento.

¿Por qué recopilo papelotes desde 2009? no es por capricho ni por un nuevo hobbie ni una manía de coleccionista recién encontrada o un ataque de Síndrome de Diógenes. 

Es que a esta que aquí calza le ha llegado la hora, de una vez por todas de decir basta y sacarse la ciudadanía Irlandesa. Para ello tengo que demostrar que he vivido en el país al menos los últimos cinco años y remitir tres pruebas de cada año en forma de extracto bancario, facturas de la electircidad, luz, papeles de Hacienda, etc. Que una, para más inri, hizo acopio de papelitos y papelones hasta Enero del año pasado, guardando recibos y demás desde el 2007 por lo menos. Pruebas que acabaron en una bolsa de reciclables durante la mudanza, sin pensar yo que me pedirían tanta cosita.

Y ahora ha llegado el momento de demostrarlo todo y voy encontrando cosillas aquí y allá... ¿Y por qué ahora? ¿Por qué no antes? Bueno, comencé los procedimientos dos veces con anterioridad, en la primera ocasión no envié unos papeles a tiempo porque los perdí y se me pasó el plazo. La segunda vez comencé el papeleo poco antes de la mudanza y detuve todo el proceso hasta estar asentada y tener una dirección en Cork y un contrato vigente de piso para demostrar mi residencia. En enero de ese mismo año cambiaron todas las normativas y formularios y el año pasado, como bien sabéis, prácticamente dejé aparcada mi vida.
Ahora que recupero la normalidad, me dedico de nuevo a ello y para finales de Marzo espero enviar todo (tardan casi un año en procesarlo). Repito mi cuestión anterior... ¿Por qué ahora?

Porque visto que Suecia ha parado los pies a la libre circulación (en su derecho, si tenemos en cuenta que no es miembro de pleno de la UE), y que Bélgica expulsa a los extranjeros que no trabajen durante tres meses y UK tiene intenciones también de parar la inmigración, una prefiere cubrirse las espaldas. Que el día menos pensado nos cierran fronteras y los que estemos dentro nos quedamos en un limbo y temblando, sin importar que ya lleves aquí casi la mitad de tu vida. O peor aún, que a pesar de haber cotizado aquí 17 años, hagan recortes y digan que el paro es solo para los nacionales... y a mí estas cosas me dan la risita floja cuando una ya tiene el pasaporte irlandés en la mano para darle a alguien un zas en toda la boca.

Y hoy, casi me pienso que además de los chorropocientos mil papeles que tengo que presentar, tendré que pasar un exámen médico porque cuando me ha llegado el certificado de nacimiento en la casilla de sexo he visto un "hombre" como la copa de un pino. Y miren, yo aún hago pis sentada...

   

Luego me he dado cuenta, también, de que el Certificado me viene así en castellano. cuando yo lo había pedido plurilingüe. Algún funcionario que dijo "bah, si es ejjjpañola pa qué lo quiere en inglé, home ya, tanto trabajo, tanto trabajo..." 
Así que llamé a mamá. Que además de hacerme regalos cuasi-inútiles me va a tener que ir a pedir un certificado en condiciones porque si vuelvo a pedir otro hoy lo más seguro es que me lo vuelvan a enviar en español o, como le ha pasado a una compañera de "cambio de nacionalidad", en francés. Debe ser que no saben dónde está Irlanda o no se enteran de que el idioma oficial no es ni el castellano ni el francés.
También he aprovechado para preguntarle a mi madre si "su princesita" fue antes príncipe y la sometieron a una operación ultrasecreta poco antes de nacer, aunque yo juro por las fotos en pelotas de mi más tierna infancia que nací con rajita, esa que les muestro sin ningún pudor para que sirva de prueba (o me operaron recién nacida, vaya usted a saber).


Dice mi madre que pone Hembra, que era aquello que se estilaba en los registros en los albores de 1970, cuando esta asexada vino al mundo. Y que a los nenes los inscribían como "machos". Macho y hembra, hembra y macho. Miren que bonito. 
Yo no estoy muy convencida...

Tengo otro certificado de nacimiento expedido en 2001 para otra transacción rara que hice por aquel año y aseguro que ahí en sexo pone: Mujer. Vamos mejorando. No soy una planta. 

Espero poder tener el certificado (en inglés, con el sexo que sea) antes del 20 de Marzo, día que me he cogido libre para poder tramitar todo: llevar todas mis pruebas a una oficina de soporte del inmigrante para ver si me falta algo (porque para que te empiecen a mover todo, hay que enviar una orden postal de 175 euros que no te devuelven si te falta algo y no lo produces), y he de llevar certificado y pasaporte a sellar por un notario (20 euros, esto no es mucho). Y si el certificado no se lo dan a mi progenitora en perfecto inglés, tendré que pagar por una traducción jurada (entre 40-50 euros). Y, cuando tenga todo todo aprobado y haya de ir a jurar mi nueva nacionalidad para que me den un papelito que diga que soy Irish y tengo los mismos derechos que el guiri y pueda -por fin- votar al político que más rabia me dé para que me robe los dineros con mi consentimiento, entonces tendré que soltar otros 950 lereles más 75 cuando me saque el pasaporte irlandés (y dejo fuera el coste de las fotos y de la noche de hotel más comidas y transporte el día que tenga que ir a jurar a Dublín). ¡Ay, que voy a jurar bandera, como un soldadito! 

Soy el novio de la muerteeeeeeee

¿Será verdad que soy hombre y no hembra?

jueves, 13 de febrero de 2014

Las aventuras sin fin de un gato ciego y compañía

Creo que me estoy convirtiendo en la Señora de los Gatos. Yo antes vivía entretenida con lo que pasaba en mi calle de Limerick, como Vieja del Visillo, con los accidentes en la intersección y los bomberos cada dos por tres en la calle vecina. Pero claro, me he mudado a un barrio que en sí es como un pueblo, donde casi nunca pasa nada... Bueno sí, hace unas semanas, a eso de las 11 de la noche vinieron los bomberos porque les habían llamado que salía humo de dos casas más abajo pero parece ser que fue una llamada malintencionada porque ni humo ni fuego, ni nada (afortunadamente).

Igual acabo como Eleanor Abernathy, la señora loca que arroja gatos en Los Simpson. Porque ganas no me falta de arrojar lejos a más de uno... ¡esto es una invasión!

Empeamos siendo adoptados por una gata blanca a la que yo sigo llamando Pirracas y el guiri ha rebautizado como "Miau-Miau" porque ella pide por esa boquita. Conmigo se llevaba de fábula pero ahroa definitivamente se ha encoñado con el guiri y a mí solamente me deja acariciarla cuando quiere comida.

Miau-Miau se sabe mis horarios y me espera cuando bajo a desayunar, cuando bajo a comer y en mi segundo break, y luego cuando llega el guiri sobre las cuatro ya no se mueve de casa. Primero se encariñó con la silla de la cocina...


Ahí se echaba siestas napoleónicas, y a menudo teníamos que azuzarla para que cogiera las de villadiego y se fuera a dormir con la familia que la estaría echando de menos. Pero estos días, con la tormenta y el frío descomunal que ha hecho, nos ha dado pena y la hemos dejado dentro hasta que el guiri se ha ido a la cama, a eso de la 1.30-2 de la madrugada, pero tenemos miedo de que si la dejamos dentro toda la noche,  empiece a maullar a las cuatro de la mañana y se arme la de San Quintín. Eso sí, ella lo intenta, acoplándose en el sillón a sus anchas...


Y luego está el gato ciego, Blindy (antiguamente conocido como Pascualín). Llegó casi a la vez que Pirracas-Miaumiau, y le eché la bronca al guiri por darle de comer, porque era un gato feo y tuerto que me daba repelús y a quien le faltaba un diente y no paraba de llorar como un cretino. ¡Y qué es esto de que venga uno y se traiga al amigo a comer también! Pero al final comprendimos de que este pobre minino es el más castigado de la gatería, que está compuesta por 5 gatos en total. Creemos que Miau-Miau y Blindy son hermanos, y desde luego Miau-Miau le cuida y le da cariñitos.



Con Blindy nos empezamos a encariñar (sobre todo yo) cuando el guiri se atrevió a acariciarlo un día y no solo le dejó sino que pidió más, y a veces viene ya no buscando comida sino arrumacos. Mientras que Miau-Miau no nos dejó tocarla hasta pasadas unas buenas semanas de alimentarla a diario 3 veces, Blindy se deja tocar sin tapujos y te pide más. Incluso la semana pasada me dejó cogerlo y tenerlo todo a lo largo, con su cabecita en mi hombro. Es un amor de gato, y el pobrecito, tuerto de un ojo y ciego del otro, me da mucha penita. La idea es cogerlo un día y con la ayuda de una amiga voluntaria en una asociación de animales llevarlo a un veterinario a desparasitarlo y a ser posible acostumbrarlo poco a poco a la casa y adoptarlo a tiempo completo. Porque lo que tenemos claro es que si nosotros no lo hubiéramos alimentado, se habría muerto hace ya tiempo. 




Si Blindy y Miau-Miau son hermanos, la diferencia de tamaño es considerable y hasta hace poco ha estado muy desnutrido (ahora le doy ración doble de comida y treats). Y estamos convencidos de que son hermanos porque ambos comparten colores y porque los "padres" están también tomando el solete sobre el techo de mi cuarto de baño y utility room cuando pueden (o espiando en las sombras a ver si pueden robar comida). 


Del gato negro hablaremos luego. Ahroa me concentraré en el del medio, que es grisáceo y en el de color rojizo que creemos son los padres de Blindy y Miau-Miau porque esos son los colores que ambos tienen. El pelaje de Blindy es gris estriado con las patitas blancas y mechas rojizas en la cabeza y Miau-Miau es banca con gris sobre la cabeza, la cola y manchas aquí y allí y unas mechitas rojas mezcladas con el gris de la cabeza y un parche rojizo tras una pierna. Al gato gris se le ve poco, de hecho ya hace un par de semanas al menos que no le veo. La roja es preciosa y super tranquila. Ni se acerca demasiado, ni pide, ni maúlla, ni da por saco.


El gato negro es otro cantar. Es un completo psicópata, un gato-vampiro que tiene los colmillos demasiado alargados y finos y cuando cierra la boca le sobresalen sobre los labios. Y es feo de narices. Y malvado. Con esa maldad psicopática que no necesita un motivo. Suele colocarse en el tejado y mirarte desde arriba, maullando para pedirte comida. Y cuando lo ignoras, te bufa. Y no solo te bufa sino que ataca a los otros gatos, sin otra razón que los celos. 


La semana pasada durante mi media hora de comida, como me tocó el lunch temprano y no tenía mucha hambre, estuve jugueteando con Blindy. De hecho fue el día que lo cogí en mis brazos. Le dí más de media lata de comida y me quedé allí con él hasta que terminó porque el otro esperaba arriba de las escaleras del jardín contiguo, por donde tiene que regresar luego Blindy a donde sea que pase el resto del día. Así que cuando acabó mi media hora de almuerzo subí a mi estudio/odicina, cuya ventana da a mi patio y Blindy estuvo un buen rato llorándole al negro cabrón para que le dejara pasar. Este lo intimidaba acercándose cada vez más hasta que se enzarzó con él con garras y dientes rodando por la hierba. Ni mis gritos por la ventana (que pa qué le grito yo a un gato que no me entiende) ni loi primero que encontré a mano que le tiré y no hizo diana (estaban demasiado lejos, pero digo igual con el ruido lo deja en paz) lograron nada. Tiré mis auriculares sobre la mesa y a pesar de arriesgarme a que me entrara una llamada y no estuviera en mi puesto, bajé pero ya se habían ido.
Y todo, ¿por qué? porque el Gato Negro es el candidato ideal para un casting de película de terror y porque es el rey del mambo, el bully de la manada.




Es sucio y feo, feo de cojones. Y no me cabe la menor duda de que la ceguera de Blindy está causada por este... este... belcebú felino.

Y claro, como me paso ocho horas sentada frente al ordenador y una ventana de cara al patio/traseras de las casas, me observo su vida en la distancia, molestando al perro de los polacos, tomando el sol en el tejado de mi baño o en la ventana que da sobre mi escalera, peleándose por los matorrales o simplemente... gatuneando.

Y a mí no me gustaban los gatos...