lunes, 1 de septiembre de 2008

ESA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO...

Por supuesto, uno de los lugares más emblemáticos de Nueva York es el Empire State Building, y otro día dedicaré un post a enseñaros esas magníficas vistas que pueden contemplarse desde su cima. Pero hoy, hoy os enseño su interior, que a parte de paredes de hermoso mármol, cuadros con vistas y antiguas fotos del edificio, tiene también unas vitrinas iluminadas que exponen las
Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Cuando era pequeña, soñaba con subir como King Kong hasta arriba del todo, y otear el horizonte desde el que, tras las desaparecidas Torres Gemelas, quedó relegado a un segundo puesto en cuanto a altura (ahora parece enano en comparación con lo que son las Torres Gemelas de Malaysia). Y cuando al fin cumplí mi sueño, me pareció entrar en una especie de Twilight Zone. No voy a aburriros con tecnicismos, estadísticas y datos de alturas, pero sí voy a contaros que el ascensor sube a una velocidad de 366 metros por minuto (casi ná), aunque a decir verdad, no lo notas.

Y nada más entrar en el lobby, desde la Quinta Avenida, te encuentras la imagen en relieve del edificio superimpuesta sobre un mapa del Estado de Nueva York (y naturalmente, banderitas americanas en todos los rincones disponibles).


De camino al hall desde el que se adquieren las entradas para el observatorio superior o la proyección del documental virtual que te lleva de paseo por la ciudad, se encuentra esta magnífica exposición de las Siete Maravillas del Mundo Clásico.


Los Jardines Colgantes de Babilonia- se dice que se hallaban en la ribera este del Eufrates, al sur de Bagdad en Irak. El Rey Hammurabi fue el rey más popular del reino babilonio, que floreció bajo su mandato. Su hijo, Nebuchadnezzar, es quien ordenó construir los jardines colgantes.

Nebuchadnezzar gobernó el país durante 43 años, desde el 605 a.c. Construyó una serie impresionante de templos, palacios y calles, y se dice que erigió estos jardines para hacer feliz a su esposa, Amytis, la hija del rey Medes que parece ser que sentía pasion por los espacios montañosos. Otras historias dicen que esta maravilla del mundo fue construida en realidad por la reina Siria Semiramis. Los antiguos relatos de estos jardines colgantes describe la estructura de modo escalonado. El geógrafo griego Strabo lo describe como una serie de terrazas que cuelgan unas encima de otras, descansando sobre pilares en forma de cubo que están huecos y rellenados de tierra para permitir que crezcan árboles de gran tamaño. Hata tenía un complejo sistema de irrigación, ya que esta región apenas tiene lluvias.

Las Piramides de Giza- Situadas a unas diez millas a las afueras del Cairo y las únicas supervivientes hoy en día de todas las Maravillas del Mundo Clsico, compuesta por la Pirámide de Khufu, la de Khafre y la de Menkaure, además de la Gran Esfinge, guardiana de la necrópolis.

La estatua de Zeus- en la mítica ciudad de Olimpo, se iniciaron las Olimpiadas en honor del dios de los dioses, Zeus. Se dice que la escultura de Zeus, para contentar y honorar al dios, estaba hecha de una estructura de madera recubierta de oro. La estatua de Zeus medía unos 40 pies de altura, en el templo edificado para adorarle, y su cabeza casi tocaba el techo. El mismísimo Calígula intentó llevarse la estatura a Roma pero fracasó, y en el siglo V d.c. unos griegos ricos se la llevaron a Constantinopla, donde por desgracia fue destruida por el fuego años después.



El Coloso de Rhodes-, si aún existiese hoy en día, sería uno de los artefactos más altos del mundo. El Coloso se construyó para celebrar la victoria de los Rhodianos sobre los Antagonids, y estaba situada en el puerto de la mediterránea Isla de Rhodes en Grecia, justo donde el Mediterráneo y el Mar Egeo se encuentran, y representa al dios Helios.



El Templo de Artemisa- supuestamente una de las estructuras más hermosas sobre la tierra, estaba situado en lo que hoy es la costa oeste de Turquía, a unos 50 kms al sur de Smirna.
El templo fue destruído y reconstruído varias veces, y el de Artemisa que pasó a ser una de las Siete Maravillas fue finalmente construído en el 800 a.c. cerca del río Efesos, donde Artemisa era la diosa de la fertilidad. Este templo supuestamente contenía una piedra sagrada. Fue el último de los templos dedicados a las grandes diosas que permaneció abierto en el mismo sitio bien entrada ya la era cristiana. En el 401 d.c., St. John Crisostomo lo derribó. sus restos se hallaron en una excavacion en el s. XIX.



El Mausoleo de Halicarnassus-, estaba en la ciudad de Bodrun, en el mar Egeo, al suroeste de Turquía, muy cercano al templo de Artemisa. Se construyó en memoria del rey Mausolus, casado con su propia hermana Artemisia, como era costumbre entre la realeza de Caria. Cuando el rey murió, su esposa y hermana decidió construir este monumento en su honor, en el 353 a.c.,
y permaneció allí durante dieciséis siglos, hasta que un terremoto dañó su techo y las columnas. En el S. XV los Caballeros de John de Malta utilizaron los bloques de piedra de su estructura para construir un castillo y ese fue el fin del mausoleo.

El Faro de Alejandría-, el espejo que coronaba el faro podía reflejar la luz a una distancia de más de 35 millas, y se alzaba en la antigua Isla de Pharos, ahora un promontorio del puerto de Alejandría en Egipto. Fue construido en el 280 a.c. y tenía 134 m de altura, y la mitología dice que su luz era utilizada para quemar los barcos enemigos.


Y por supuesto, la octava maravilla: El propio Empire State Building, con sus 102 pisos, completado en 1931, la estructura más alta del mundo hasta 1954. En 1950 se añade la icónica Antena de Televisión, que incrementó la altura del edificio.

6 comentarios:

Inma dijo...

Se te ha olvidado decir que la terraza del Empire es el sitio mas romántico del mundo para quedar con tu chico.
Y hay que cruzar con cuidado!!!!

Candela dijo...

Inm, ayo fui sola a Nueva York y con el ventarron que hacia ese dia ahi arriba, creeme que no era muy romantico...

Ana dijo...

Cuando yo estuve había un montón de parejas acarameladíiiiiisimas. Subimos de noche y me arrepiento porque creo que la vista es mejor de día.Es interesante bajar un poco por las escaleras, que no es que tenga nada epecial pero para mi tuvo encanto. El ascensor una caña, yo lo noté en los oídos. Lo mejor, la vuelta al hotel paseando por la 5ª avenida en una noche calurosa de Junio. AAAAyyyyy, las lunas de miel...

Salegna dijo...

Y yo erre que erre con lo mismo, jajaja, en el Empire State Building se grabo parte de la pelicula, 'Tu y yo',(an affair to remember) de Cary Grant y Deborah Kerr, una de mis favoritas, la música de la película es preciosa.
Tu siempre cerca de él, jajaja
Besitos

Susana dijo...

Que bien Candela, otro post de Nueva York, me voy ambientando. Gracias por tu ofrecimiento de ayuda. Cuando se vaya acercando la fecha ya te pediré...

angelnet dijo...

Que recuerdos me trae, nosotros cuando viajamos a Nueva York, fuimos a verlo al atardecer, a ver la puesta de sol, fue precioso y también me pareció muy romántico, también habíamos visto la peli que dice Selegna de Cary Grant antes de ir allí, y eso crea ambiente romantiquillo...