martes, 4 de noviembre de 2008

Tal como éramos o Candela a los 17 (pseudo rincón de Lar)


Me dijo que no llorara, que las lágrimas me impedirían ver las estrellas, remedando imprecisamente al poeta y filósofo Rabindranath Tagore. Incluso me regaló una postal con la célebre frasecita escrita sobre los hombros de una vomitivamente empalagosa pareja.
-No estoy llorando -le dije-. Me molestan las putas lentillas.
La postal aún anda entre las otras, en mi caja azul de ColaCao. De él apenas recuerdo el nombre.

7 comentarios:

Lar dijo...

Candelucha.... quiero másm ,más, más....plis

R.M dijo...

yo tambien tengo una caja azul de los recuerdos. La mia no huele a colacao, jeje. BEsos

chema dijo...

jajaja, pues sí, la frasecita es un poco cursi, y el lagrimeo de tus ojos tenía una explicación más prosaica. ;) me he reído un montón con este mini-relato. :D

Inma dijo...

¿Qué pasó con las postales y los libros de Tagore? ¿han caido en el olvido? ¿hemos crecido?

Candela dijo...

Tagore era un petardo insoportable, nunca tendria un libro suyo. ¿Se puede ser mas cursi y que no le duela?

Urko dijo...

Estoy seguro de que Tagore, si levantara la cabeza, adoptaría ahora la frase que dijiste, a la del final me refiero ;)

charo dijo...

Tagore me acompañó desde los 15 a los 25 años. Hace poco tenía despistado el libro, por cierto.
Yo también tengo algún recuerdo similar a esa postal de la que hablas, y la verdad es que no sé por qué conservo estas cosas....