sábado, 17 de enero de 2009

LA PANDILLA (OUR GANG)


De aquellos sábados por la mañana en que me levantaba poco antes de las nueve para ver La Bola de Cristal (el único programa que me ha hecho "madrugar" un sábado, recuerdo con cariño una serie corta, en blanco y negro, bastante antigua, aunque los capítulos que emitieron eran ya de la última etapa de la misma. En España se llamaría "La Pandilla".
Era una serie de corta duración ambientada en un grupo de niños y niñas, vecinos y amigos todos, creada en 1922 por el productor Hal Roach, y en principio era una serie muda. En 1927 Roch cambia de Pathé a MGM y en 1929 se incorpora a la "nueva" tecnología del sonido, produciendo La Pandilla hasta 1938, cuando la vende a la Metro, que a su vez continúa produciéndola hasta 1944. En total se hicieron 220 cortos y una película (General Spanky).
En su reparto participaron un total de 41 niños actores, que al crecer, abandonaban la serie y eran reemplazados por niños más jovenes. La serie se caracteriza por mostrar a niños actuando de un modo natural, sencillo, cuando por lo general a los niños actores se les educaba para imitar el estilo de los adultos, para robar la escena o simplemente parecer "adorables". Pero Hal Roach y el director original Robert F. McGowan deseaban mostrar a niños que actuaran como auténticos niños. Presentaba en papeles estelares a niños, niñas, blancos y negros juntos como un igual, una experiencia pionera que jamás había sido llevada a la práctica antes en la industria cinematográfica y que en la América discriminatoria de principios del siglo XX no sentó muy bien, incluso entre grupos de raza negra. Las aventuras de estos niños, todos pobres, transcurrían por lo general con encuentros y desencuentros con otros críos bastante snobs, con adultos y con sus padres.
Los niños, algunos demasiado pequeños para saber leer, apenas veían los guiones, quedando en manos del director explicarles las escenas a filmar justo antes de hacerlo, dirigiendo a los niños utilizando un megáfono y animándoles a improvisar. Por supuesto, cuando el sonido llegó al séptimo arte, se vieron obligados a cambiar este método ligeramente, pero aún así, no se utilizaron guiones casi hasta el final de las series.
Y según éstos se hacían mayores, se les reemplazaba con otros generalmente de la zona de Los Angeles. Al principio utilizaron a hijos de los propios empleados de la industria, pero luego hicieron castings nacionales donde miles de niños (muchos llevados a rastras casi por sus padres), se presentaron a las audiciones para los papeles disponibles. Mickey Rooney, Judy Garland y Shirlie Temple nunca pasaron la primera parte de su audición.
Ernie Morrison, uno de los 4 chicos negros con los que contó La Pandilla, fue el primer actor negro que tuvo un contrato de larga duración en la historia de Hollywood, y llegó a convertirse en la mayor estrella de color de su tiempo.
Aunque la serie ahora peca de ser políticamente incorrecta y ha sido duramente criticada por sus estereotipos, ya en sus años adultos, esos mismos chicos negros se convirtieron en sus mayores defensores, manteniendo que las inocentes historias y sus protagonistas estaban lejos de ser racistas, explicando que los personajes de los niños blancos también estaban estereotipados. Así, mientras los personajes negros tenían un acento muy peculiar y sus padres solían estar dentro y fuera de la trena, entre los blancos nos encontramos al "niño pecoso", "el gordo", la "niña bonita y rubia" y "el travieso". Además, otros grupos étnicos como los asiáticos y los italianos también estaban presentes en la serie con diferentes clases de tipismos.
Pero el personaje que más permanece en mi mente es el de Alfalfa, protagonizado por Carl Switzer con su característico mechón de pelo tieso y su mala voz para el cantar, a pesar de que en la realidad era un niño cantante y con una maravillosa voz.



La mayoría de niños actores que intervinieron en esta serie han muerto ya, de edad avanzada. Otros tuvieron un trágico y prematuro final, como es el caso de Alfalfa, que a la edad de 31 años fue asesinado de un disparo en una disputa por un perro cazador.
El gordito Chaney regresó a Maryland tras la serie e ingresó en la escuela pública, siendo un buen estudiante. Sin embargo siguió aumentando de peso y no de altura y se le diagnosticó una enfermedad glandular y fue sometido a una operación en 1935. Su peso se redujo de 136 kgs a menos de 64, pero enfermó gravemente y murió al año siguiente, a los 21, de miocarditis.
John Callum moriría de un fatal ataque al corazón a la edad de 36 años.
Matthew Beard, tras caer en la mendicidad y las drogas, se ingresa en la clínica de rehabilitación Synanon y las deja con éxito. Vuelve a trabajar en pequeños papeles en el cine y la televisión, pero desafortunadamente moriría dos días después de su 56 cumpleaños de neumonía.
Billy Thomas también fallece de un paro cardíaco a los 49 años, como su compañero de aventuras George "Spanky" McFarland, que fallece a los 64.
Otros fallecieron víctimas del cáncer en la cincuentena e incluso pasada la barrera de los sesenta y setenta. De los más jóvenes en morir se encuentra Billy Laughlin, que a los 16 años fue atropellado por un camión por detrás mientras conducía su scooter.
Darla Hood, 47, moriría en 1980 tras una operación de importancia menor, tras la cual contrajo hepatitis, falleciendo repentinamente en 1979.
Allen "Farina" Hoskins, tras atender la II Guerra Mundial, se dedicó a ayudar a jóvenes con problemas de drogas y mentales. Murió de cancer a los 59 años.
Mickey Daniels murió de cirrosis a los 55, en completa oscuridad. De hecho los récords de su defunción no saldrían a la luz hasta 21 años después, cuando se investigaba su paradero para un programa-reunión televisivo.
La Segunda Guerra Mundial se llevaría por delante a dos jóvenes talentos: Bobby "Wheezer" Hutchins, de 20 años, que recién graduado, ingresó en filas como cadete de aire y se estrelló en el B-26 Marauder que pilotaba mientras trataba de aterrizar en Merced (California) durante un ejercicio de entrenamiento. Donald Haines, moriría en el frente en fecha desconocida a los pocos días de ingresar en al US Army Air Corps.
Trágica fue la defunción de Bobby Young, que a los 33 perecería en el incendio de un hotel que comenzó al quedarse dormido mientras fumaba.
Kendall Brisbane decidió acabar con su vida a los 64, dos semanas antes de retirarse como ingeniero electricista en el Centro de Armas Navales de US en California.
Scotty Becker, tras vivir una corta vida de 38 años con problemas y actitudes autodestructivas, matrimonios rotos, cheques sin fondo, violencia e intentos de suicidios, acabó tomando una sobredosis de pastillas para dormir en la triste habitación de un hospital de Hollywood.
Entre los que aún viven, ya octogenarios o septuagenarios, se encuentran Jean Darling, Dorothy DeBarba, Jacky Cooper, Shirley Jean Rickert, Jerry Tucker, Dickie Moore, y Jacqueline Taylor.


18 comentarios:

Valentín VN dijo...

¡Magnífica entrada sobre la pandilla! ¡Eran absolutamente geniales!
Y cómo molaba verlo en la Bola de Cristal.

Valentín VN dijo...

¡Magnífica entrada sobre la pandilla! ¡Eran absolutamente geniales!
Y cómo molaba verlo en la Bola de Cristal.

Inma dijo...

Este verano me organicé un dvd con 13 capítulos. genial uno de una mula que no quiere andar y la llevan en ek coche.
Te ries un montón.
Tenía la vaga idea de que eran varios los actores que habían muerto tragicamente y en circunstancias oscuras como alfalfa.
Mi favorito Spanky, con su carilla redonda.

Hope dijo...

Me suena muy muy levemente pero no sé porque la asocio con una canción que decía algo así como:
"Mis zapatillas colaradas... mi bicicleta.... carmelos sin chupar." No sé si tendra algo que ver.
Saludos.

Luz de Gas dijo...

Muy buen trabajo Candela, me ha encantado recordar la serie y esa Bola de Cristal, después además ponían un programa musical de Carlos Tena que era tremendo, donde pusieron el polémico vídeo de Las Vulpes.

Esa era una programación.

Joaquín dijo...

Madre mia que labor de investigación más ardua.
¡¡Felicidades por ello!!
Recuerdo mucho capítulos de la serie. Yo tambien me levantaba a ver "La bola de Cristal".
Siempre quise tener un carrito de esos con ruedas y un palo-asa para tirar. No sabría que hacer con el ni donde meterlo, pero debia de molar. Ja ja ja.
Un saludo.

Ana dijo...

cuando leí el título del post, pensé que hablarías del grupo musical, pero me he llevadi¡o una gratísima sorpresa. Me encantaba la pandilla. Creo que todavía hoy en día cuando a alguien se le dispara un pelo le dices que parece Alfalfa. Era mi favorito, pero Spanky tamnbien me encantaba. Ahora volviendolos a ver, pienso en lo chiquitines que eran. En aquel entonces los veía más grandes, pero no levantan un palmo del suelo!!!!. Voy a ir a la mula, a ver si encuentro algo de ellos. Bicos!

Anónimo dijo...

Candelita me ha encantado lo de la pandilla, es la primera vez que te escribo soy Rubén, era de mis series favoritas, que graciosos eran los crios! yo tengo recopilados los de los packs de la bola de cristal, ojala editaran aqui la serie entera como ya hace años esta en estados unidos, besos!! :)

Anónimo dijo...

hola hope, esa cancion pertenece a la pandilla el grupo infantil de los años 70-80 no tiene nada que ver con la serie jejeejje, La pandilla fue un grupo integrado por 2 hermanos Nieves y Santi y unos amigos de ambos, la prima...su mayor exito fue el que dices "Capitan de madera" espero haberte aclarado las dudas, la pandilla empezo en 1971 y la serie "our gang" (aqui llamada la pandilla) en 1925 :p

Hope dijo...

Gracias anónimo, por aclararmelo y al leerte me he acordado más de la canción; "capitán, capitán, capitán de madera... capitán de madera..." jeje.
Saludos.

Elphaba dijo...

Me ha encantado este post. La pandilla era una serie buenísima, y el levantarme a ver La bola de Cristal los sábados (con visita posterior a la biblioteca a coger cuentos) también pertenece a mi selección de recuerdos felices de la infancia.
Mi favorito era Spanky, que es que me dan ganas de pellizcarle la cara, y Farina. La verdad es que me hacían gracia especialmente los niños negros que eran unos magníficos cómicos. En realidad todos lo eran. La naturalidad de sus intervenciones era pasmosa.
Hoy todo se quiere ver a través de un prisma muy malintencionado. Qué más da si son estereotipos, si precisamente de eso se trata, de hacer un poco de sátira con los estereotipos de la época. Esa era la visión de aquella sociedad, y no podemos borrarla porque se piense que es incorrecto.

anele dijo...

Qué bueno!! Te lo has currado, como siempre. Yo los recuerdo vagamente, pero sí que no me los perdía ni un sólo sábado.

CGR dijo...

En el mejor programa de televisión que era la Bola de Cirstal ¡que se podían poner? Las mejores series también ¡Me encanta la pandilla! Sí, Ana, todavía se usa la frase de "pareces ALfalfa" jajajajjaja

Bertha dijo...

Que recuerdos, La bola de cristal y La pandilla, me gustaban mucho.

Anónimo dijo...

Que lindos esos tiempos, mil felicidades por hacernos recordar estos bellos momentos. Ojala que nuestros niños pudieren ver este tipo de películas tan simples pero tan grandes en pureza e ingenuidad infantil.

Beth T. dijo...

donde puedo encontrar info de la banda sonora o canciones?

Beth T. dijo...

Donde puedo encontrar info del sountrack o canciones??

Candela dijo...

No tengo ni idea, la verdad. Lo siento. Has probado el Wikipedia?