lunes, 12 de enero de 2009

LA SAGA DELL... Había una vez una fábrica...


Muchos decían que se podría haber evitado. La marcha del gigante Dell dejará a Limerick devastada, con la pérdida de más de 10000 puestos, se estima, en la región. Muchos auguran una recesión tan profunda en la región que se volverán a ver imágenes ya olvidadas por el tiempo. Lo que muchos no sabían es que la mudanza de Limerick a la desolada población de Lodz estaba en las cartas desde hace dos años, siendo uno de los peores secretos guardados. Pero algunos prefirieron ignorar las señales.
En Agosto del 2007 llegan a la fábrica de la zona franca de Raheen, en Limerick, 460 polacos procedentes de Lodz para realizar "prácticas". Estos aprendices, a los que se alojó en casas alquiladas por la compañía en diferentes poblaciones periféricas (Killaloe, Ballykisteen, Bunratty y Nenagh) eran cada mañana y tarde recogidos en autobús (de Dell también) y llevados a EMF3 (European Manufacturing Plant) donde los trabajadores irlandeses les enseñaban las habilidades propias para hacer portátiles, ordenadores de mesa y notebooks. Incluso ya por entonces los trabajadores irlandeses sabían que pasando estos conocimientos era firmar su propia sentencia.
Los trabajadores polacos, contratados en lo que Dell denominó "un proceso de reclutamiento altamente competitivo", eran pagados unos 3 euros la hora, el mismo sueldo que cobrarían en Dell Poland, donde es un poco más de lo normal para un sueldo industrial. Pero los polacos con contrato de prácticas de tres meses llegaron a la planta de Dell en Limerick aferrados a sus vales gratuitos para la cantina para todas sus comidas, y recibían una pequeña dieta diaria adicional. Tenían transporte gratis, casa gratis y se les pagaba también los recibos de luz/gas, etc. derivados de las mismas. Más tarde se les proporcionó tarjetas de teléfono para que pudieran mantenerse en contacto con sus familiares. La compañía arregló, además, visitas turísticas en los fines de semana a los Cliffs of Moher, las cuevas de Ailwee, el Burren y Dublin, Cork y Galway.
Pero incluso con estos extras, aún resultaban mucho más baratos que los trabajadores irlandeses a los que se les pagaba poco más de 11 euros la hora más horas extras. La nueva planta de Dell en Lodz ha costado $200 millones, y recibirán del gobierno polaco como "gratificación" por la mudanza $50 millones, objeto que está en este momento siendo investigado potr la Comisión Europea, pero aún así, la reducción en gastos para Dell al cerrar la planta de Limerick es considerable. Mientras construían la moderna fábrica en Polonia, Dell insistía que que sería "complementaria a la de Raheen" y que muchas de las funciones de soporte de Lodz se harían desde Limerick. Nadie les creyó, incluso los 200 trabajadores polacos residiendo en la ciudad que trabajaban bajo las mismas condiciones que sus compañeros irlandeses y que se sintieron considerados "menos" que sus compatriotas en prácticas (ellos no tenían tarjetas de teléfono, casa, transporte, vales de comida o visitas turísticas a costa de Dell).
Los 460 recién llegados aprendieron bien y se les promovió de posicionos asociadas a seniors, saltándose el proceso usual de promoción de la compañía, que los invitó a solicitar 75 promociones internas en Lodz desde revisores de calidad a supervisores.
Cada día en Limerick, después de completar sus jornadas de 8 horas de prácticas, se quedaban un par de horas más haciendo extras antes de que les llevaran de vuelta a sus casas alquiladas. Regresaron a Polonia a mediados de Noviembre del 2007, justo a tiempo de ser los empleados de vanguardia en la recién abierta planta. El primer portátil completado en Lodz salió entonces por la banda transportadora.
Era el toque de difuntos para los trabajadores de Dell en Irlanda. Al menos, de aquellos trabajando en las líneas de fabricación, y lo sabían. También lo sabía la IDA (International Development Association) y el gobierno irlandés. Pero ninguno quiso admitir que se habían rendido a la posibilidad de salvar trabajos industriales a pesar de los 75 millones de euros en subsidios recibidos por Dell del Tesoro Público, la mayor parte de los cuales no podrá ser recuperado.
Para el siguiente Septiembre, un reportaje del Wall Street Journal aseguraba que Dell estaba pensando reducir los costes de su infraestructura mundial mudando la mayor parte de su producción a Lodz, aunque aún no se sabía la fecha para tal decisión. De modo que en estos términos, Lodz dejaba de ser "complementaria" para Limerick, convirtiéndose en "el sustituto" de Limerick.
La IDA había contactado con la Oficina Central de Dell semanalmente y en Octubre del pasado año la Tanaiste (segundo de a bordo del gobierno) Mary Coughlan viajó a Texas para encontrarse con la dirección ejecutiva. En Noviembre Dell terminó contrato a 400 trabajadores temporales, haciendo sonar la alarma de que la fabricación en Raheen se iba a acabar antes y no después.
En Diciembre Mary Coughan y el Ministro de Defensa Willie O'Dea junto con el jefe ejecutivo de la IDA Barry O'Leary viajan a Austin, en Texas, para un encuentro crítico con Dell. el Lunes 15 a las 7.30 de la mañana tiene lugar la reunión en la espartana sala de reuniones de la Oficina Central, una sala sin ventanas. La somera y escueta reunión de negocios, acompañada de café negro y galletas, tiene al otro lado de la mesa al propio Michael Dell (fundador), al vice presidente senior de las instalaciones globales, Kip Thompson, al presidente de la operaciones globales, Mike Cannon, y a Sean Corkery, que lidera la planta de Limerick. Todos los incentivos y ayudas posibles han sido ya ofrecidas por la IDA en los previos meses. Pronto se llega a la conclusión de que las esperanzas de salvar los trabajos son nulas. Michael Dell les dice que este es un mundo basado en la competitividad y que Dell tiene que seguir las pautas de la industria.
El plan alternativo de la posición irlandesa es sencillo: salvar los trabajos mejor cualificados en el país, incluyendo los 1100 trabajadores en Limerick de las áreas de logística y desarollo del producto, y 1300 en la operación de soporte y ventas en Cherrywood, en Dublín.
Al mismo tiempo hay negociaciones para la posibilidad de conseguir más trabajos cualificados para Limerick, incluso si los trabajos en producción se perdían. La reunión duró 90 minutos. Dell no confirmó ni denegó su decisión, pero reiteraron que necesitaban ahorrar 3 billones de euros en costes. No había optimismo de que los trabajos en fabricación se salvaran. La noticia definitiva al final alcanzó a los trabajadores el pasado Jueves, justo tras las Navidades, con el anuncio de 1900 despidos.
En el verano del 2007 algunos trabajadores de Dell, sabiendo que sus trabajos estaban en peligro, decidieron aferrarse al mismo y esperar el paquete de compensación. No ha sido tan generoso como se esperaba (seis semanas por año de servicio, basado en salario básico, sin incluir media de horas extras ni gratificación de turnos). Tras el impacto inicial, poco más tarde parecía que habría alguna esperanza de negociación para los finiquitos finales, cuando Sean Corkery indicó que podrían mejorar y negociarse de aquí a Abril, fecha para la cual se espera liquidar al menos a más de 500 trabajadores. Todos los empleos cesarán en el periodo de un año.
Y mientras los empleados se quedan con un paquete mínimo de compensación, el presidente de operaciones globales Mike Cannon, que atendió el encuentro con Mary Coughlan y Willie O'Dea en Austin, también se encuentra en la calle, junto con el oficial de marketing Mark Javis, eso sí, con una indemnización de $10 millones. Sean Corkery ha recibido un pago libre de impuestos de 700,000 euros, dividendos procedentes de una compañía de royanties llamada Dell Research Ltd., que bajo la legislación irlandesa de impuestos, no está sujeta a tasa alguna.
Otras 10,000 personas que trabajan para compañías que son clave, o incluso abastecedores únicos de Dell también han de considerar su futuro. En Leixlip, Lucan y Maynooth, los trabajadores analizan las noticias con recelo. Si Dell puede "emigrar" sus trabajos a Europa del Este, entonces ¿cuáles son los prospectos para Intel, el mayor patrón del país con más de 5000 trabajadores? 4800 tienen empleo en el campus de Leixlip, en el condado de Kildare. Otros 200 en Shannon.
En estos tres últimos meses el número de personas en la cola del paro es de 500 diarias, el equivalente a un cierre de Dell cada cuatro días. Se dice que por cada despido en Dell, hay que sumarle 4 personas que dependen de ese trabajo.
Y en Lodz, los polacos se frotan las manos. Periódicos nacionales se regodean de su suerte, citando listas de todas las empresas en liquidación, cierre o migración en la isla. "Lo que es malo para los irlandeses, es bueno para los polacos", dicen los titulares. Hasta el año pasado, pasear por Cracovia o Warsaw era ver carteles anunciando trabajos "casi inmediatos" en Irlanda, donde las calles "estaban cubiertas de oro". Más de 52,000 polacos llegaron procedentes de diferentes puntos para trabajar "en lo que sea", tomando casi como invasores ciudades enteras, abriendo sus propias tiendas de comestibles, acaparando los puestos de trabajo en la construcción (esos mismos en cuyas obras en Polonia ahora se ven carteles de "No Irish needs to apply".
Un claro caso de "muerde la mano que te alimenta".



El último en salir, por favor que apague las luces.

Fuentes: Jerome Reilly, Irish Independent, Limerick Blogger

12 comentarios:

Karmeta dijo...

Muchas felicidades por este artículo, describes perfectamente la grave crisis que nos machaca día a día , hora tras hora... familia tras familia.. dónde quedó aquéllo de "soy inmune.. eso no puede pasarme a mí.." maldito todo.

Gracias por publicarlo, es impresionante.. te hace despertar un poco más y darte cuenta de que la "nuestra" está ahí, a la vuelta de la esquina.

KIRA dijo...

Impresionante este articulo... tienes un don para escribir, esta crisis nos afecta a todos, no nos vamos a librar de ella, pero mira quizas salga algo positivo del cierre de Dell, quizas todos los polacos/as que viven en irlanda vuelvan a su pais y asi te libres tu de la "polaca", siempre hay que tener esperanza y ver algo positivo en lo malo...
Enhorabuena de nuevo por el articulo, hasta mi marido (que es informatico) se ha quedado sin habla cuando se lo he enseñado...
Un besote grande!!!

Elphaba dijo...

Estas "cabronadas" desgraciadamente son cíclicas. El cierre de Delphy aquí también estaba escrito desde hace años, pero aquellos que lo sabían se pusieron la medallita saliendo en las manifestaciones y dándose golpes de pecho, mientras firmaban los acuerdos por debajo de la mesa. Ayer lo llevaron a Limerick, hoy a Polonia, mañana a otro sitio más, y pasado a otro. Los irlandeses odiando a los polacos y los polacos al de turno que toque mañana y así hasta el fin del mundo, pero ya sabemos que los culpables son los que no están luchando por su supervivencia, y los únicos que están tranquilos en sus casitas jugando a las damas con familias enteras en lugar de fichas.
Seguro que se podían evitar muchas cosas, pero no interesa... cabrones...

Candela dijo...

Kira, el articulo no es merito mio, puesto que he tomado informacion en ingles de distintos medios de comunicacion donde lo explicaban muy bien todo.

chema dijo...

ruth, el artículo está genial, en un periódico de economía no lo explicarían mejor. aunque hayas tomado la información de diversas fuentes, no deja de tener mérito.
amartya sen decía que las hambrunas mataban a los habitantes de un país, pero nunca a sus gobernantes. con esto ocurre algo análogo: las crisis económicas y la pérdida de puestos de trabajo que se derivan de ellas nunca afectan a los dueños de las grandes empresas. afectan a los pobres trabajadores y a sus familias, como bien dice elphaba. que una planta o una línea de negocio no es competitiva? pues se cierra y todos a la calle. sin temblarles el pulso.

CGR dijo...

Una pena que tanta gente se quede en la calle para que cuatro, que ya tienen bastante, tengan aún más...

Luz de Gas dijo...

Estupendo trabajo Candela, lástima que lo hayas tenido que hacer, entiendo perfectamente la preocupaciñon que habrá entre la población por el tema.

Ánimo para todos.

anele dijo...

El mérito está entonces en hilvanar la información, Ruth. Muy buen artículo.

Por lo que cuentas, para los polacos ha sido un verdadero chollo (emigrar unos meses a gastos y ocio pagados) y ahora además verán impulsada la economía de su región.

Vale que Dell quiera reducir costes e incrementar beneficios (¿y quién no?), pero ¿dónde queda entonces la deontología? Mucho me temo que sólo tiene cabida en la teoría, pero no en la práctica.
Es la cruda realidad.

Los que sí dormirán bien por las noches son los directivos de la planta en Limerick, me da la impresión de que no han derramado muchas lágrimas por la pérdida de su puesto de trabajo.

Aunque lo peor es el efecto dominó que tiene ya sobre las empresas satélite, que no hace sino incrementar la dureza del golpe.

Aun a riesgo de sonar tremendamente demagógica, leyendo cosas como ésta doy gracias cada día por lo que me toca vivir y por mi mediocre puesto de trabajo.

BLAS dijo...

Cada día se escuchan más y más casos como éste que describes ya sea allí en Irlanda o aquí en España y cada vez es más larga la cola del paro y los problemas que derivan de todo ésto, tales como la delincuencia y el odio interracial. Lo curioso del caso es que la mayoría de estos casos ya se sabían y nadie quería creérselo, con lo que la tragedia les ha sobrevenido a la mayoría sin tiempo ni para pensarlo, quedándose sin tener qué llevarse a la boca de un día para otro. Además lo que no se suele pensar es que un puesto de trabajo no solo es una persona, sino ella y todos los que dependen de la misma, con lo cual el drama es un suma y sigue por la supervivencia.

Shirat dijo...

No se puede explicar con mayor claridad, Candela.

La verdad es que todo esto es una m..... y al final siempre acaban perdiendo los mismos. Los de arriba no pierden nunca, y si los despiden les llenan los bolsillos a base de bien.

Espero que esto os afecte lo menos posible. Piensa que si se van todos los polacos que fueron a Irlanda, quizá haya más puestos de trabajo para los irlandeses, aunque no sea en empresas de informática, quizá en empresas de otro tipo de servicios. En fin, no sé.

Muy buen artículo. Aunque la información la hayas recopilado de otros, tú le has dado cohesión (¿se dice así?) y sobre todo, has añadido tu particular punto de vista sin caer en lo sentimental ni en la demagogia.

Un beso.

pepe guzman dijo...

Me ha sobrecogido este artículo por lo bien "cosido" que está y con el desparpajo que usas para su confección. Todos sabian que estaba enfermo pero nadie puso remedio al mal. El rollo macabeo de siempre. Aquí, tu lo sabes bien, cuando se monta un pollo de esta categoría salen los blindados dando voces y queriendo comerse el mundo, pero no piensan en sus compañeros, nó, piensan en ellos mismos, pues saben que cuanto mas jaleo formen mayores serán sus indemnizaciones cuando llegue la hora del cierre. Todo el que come del sindicato es un "pagao" por la patronal, por el estado y lo peor del caso por los trabajadores y están a verlas venir y sentarse en el mejor lugar a fin de ver la película sin que le cueste un duro.

Al mismo tiempo que te felicito a ti,tambien lo hago a los concurrentes de tu blog, pues están todas las contestaciones escritas con mucho sentido común y magnífica redacción y objetividad.

Animo, Irlanda habrá perdido esta batalla pero seguro, seguro, seguro que no va a perder la guerra.

Un fuerte abrazo.

Charo Barrios dijo...

Me ha recordado mucho al tema de Delphi. Empresas extranjeras que han sido tratadas de lujo por los gobiernos nacionales, y al final se marchan y se llevan las subvenciones con total descaro.
Tu artículo parece sacado de una película, pero por desgracia es real.