miércoles, 29 de abril de 2009

KASPAR HAUSER

Kaspar Hauser sigue siendo un misterio sin resolver. Uno fascinante que transcurrió en la Alemania de principios del siglo XIX, y que ha perdurado hasta el día de hoy.
Se cree que Kaspar llegó a este mundo un 30 de Abril de 1812. Sólo se sabe de cierto que su corta vida acabó un 17 deDiciembre de 1833.
Apareció abandonado en las calles de Alemania y se hizo famoso porque se decía que se había criado en total reclusión en una oscura celda.
Sin embargo, existe otra teoría que refuta totalmente tales afirmaciones, relacionando a Hauser con la principesca Casa de Baden. En cualquier caso, el adolescente hace su aparición por primera vez en las calles de Nuremberg un 26 de Mayo de 1828. Apenas podía hablar pero llevaba una carta en la mano dirigida al capitán del Cuarto Escuadrón del Sexto Regimiento de Caballería, von Wessenig.
Su remite emplazaba al anónimo autor de la misiva en algún lugar de la frontera Bávara y en ella decía que el chico había sido dejado en su custodia cuando era apenas un bebé, el 7 de Octubre de 1812, y que le había enseñado a leer y escribir, pero jamás le dejó salir de la casa. Aseguraba que el muchacho quería alistarse en la Caballería, y que de este modo el capitán debería recogerlo o colgarlo.
En el interior del sobre había también otra nota más corta, supuestamente escrita por su madre a su cuidador, que luego se comprobó había sido escrita por la misma mano que la principal carta, citando la fecha de su nacimiento y que su padre había sido un miembro de la Sexta Caballería, ya fallecido.
Llevado ante von Wessenig, sólo podía repetir: "Quiero entrar en la Caballería, como mi padre" y "¡Caballo!¡Caballo!". Bajo presión, no conseguian más que hacerle estallar en llanto y decir "No sé". Se le llevó a una comisaría de policía, donde escribiría su nombre como Kaspar Hauser. Tenía familiaridad con el dinero, sabía algunas oraciones y podía leer un poco, pero respondía a pocas preguntas y su vocabulario era bastante limitado. Tendría unos 16 años y estaba en excelente condición física. Su único problema parecía ser algún tipo de impedimento intelectual, aunque tenía una memoria excelente. Se le trasladó durante los siguientes dos meses a Vestner Gate Tower, al cuidado de un carcelero. Rehusaba cualquier comida, salvo pan y agua. Algunos curiosos asistieron a visitarlo y esto parecía delitarlo.
Al principio se pensó que se había criado solo en medio de los bosques y que era medio salvaje, pero durante las muchas conversaciones que mantuvo con el Alcalde Binder, cambió numerosas veces la historia de su pasado, que también escribió con gran detalle. Según esta última historia, siempre, desde que tenía conocimiento, había vivido en una pequeña y oscura celda completamente aislado. Las dimensiones de su cárcel eran de dos metros de largo por uno de ancho, y uno y medio de alto. Para dormir tenía un triste colchón de paja, y como juguete un caballo tallado en madera. Decía despertarse cada mañana con pan y agua junto a la cama y que periódicamente el agua tenía un sabor amargo y pensaba que había sido drogado, porque tras beberla, dormía más de lo habitual y cuando despertaba la cama de paja había sido cambiada y sus uñas y pelo cortados. Nunca había visto a nadie hasta el día que llegó un misterioso hombre a visitarle, poco antes de que fuese liberado, y a quien no había podido ver el rostro. Este hombre, según Hauser, era el que le había enseñado a escribir su nombre. Cuando aprendió a mantenerse de pie y a caminar, se le dejó en las afueras de Nuremberg. Este hombre, también, habría sido el que le había enseñado a decir la frase de "Quiero entrar en la Caballería..." aunque no había comprendido su significado.
Todo esto atrajo gran curiosidad a su alrededor, haciéndole objeto de atención internacional. Se extendieron los rumores de que tenía linaje real, probablemente de Baden, pero también se rumoreaba que era un impostor. Hoy en día se cree que la historia de Hauser no puede ser verdad. Los expertos aseguran que de haber pasado toda su infancia en las condiciones que describía, no se habría desarollado más allá de convertirse en un idiota, y tampoco habría vivido lo suficiente. Su relato está tan lleno de contradicciones y parece increíble que incluso hoy en día haya quien crea en su veracidad.
El presidente del Tribunal de Apelación comenzó una investigación, y Hauser fue dejado al cuidado de un maestro que le enseñó varios temas y descubrió su talento en el dibujo. Le sometió a tratamientos homeopáticos y experimentos magnéticos.
El 17 de Octubre de 1829, Hauser no apareció a almorzar y fue hallado en la bodega del profesor con un corte en la frente. Dijo haber sido atacado por un enmascarado mientras estaba sentado en el "privado" y amenazado de muerte si no dejaba la ciudad. Y dijo reconocer la voz como la del hombre que le había llevado a Nuremberg. Tras este incidente se le trasladó a casa de una de las autoridades muncipales, John Biberbach. De nuevo los rumores de su pertenencia a la Casa Baden se extendieron por el país. Algunos piensan que se hirió a sí mismo con una cuchilla para provocar pena y escapar del profesor, con el que había discutido cuando éste le acusó de tener tendencia a mentir.
El 3 de Abril de 1830 se oyó un disparo en la habitación de Hauser. Se le encontró sangrando del lado derecho de la cabeza. Cuando se recuperó, contó que se había subido a una silla para coger algunos libros y que ésta había volcado, y que al querer aferrarse a algo para no caer, había roto accidentalmente el cuelgue de la pistola en la pared, haciendo que se disparase. Existen, sin embargo, dudas de que su herida fuese causada por arma de fuego y algunos asocian este incidente con la disputa mencionada antes. Las autoridades decidieron tomar cartas en el asunto, y habiéndose estropeado la relación de cordialidad con los Biberbach, se le transfirió a la casa del Baron von Tucher que más tarde se quejaría de la exorbitante vanidad y las mentiras de Kaspar.
Un noble británico, Lord Stanhope, se interesó en el chico y consiguió su custodia en 1831, tomándose grandes molestias para descubrir sus orígenes. Como Hauser parecía recordar algunas palabras húngaras, pagó dos visitas al país, pero luego declararia que habian sido un completo fracaso que le había llevado a dudar de la credibilidad del muchacho. En diciembre de ese año le dejó en Ansbach al cuidado de un maestro y en Enero de 1832 Stanhope se desentendió de Kaspar para siempre, aunque continuó pagándole los gastos. Tras la muerte de Hauser, Stanhope publicó un libro en el que presentaba toda la evidencia conocida contra tan misterioso personaje, sintiéndose en el deber de "confesar en público que había sido engañado.
El nuevo "encargado" de cuidar a Hauser era estricto y pedante y no le gustaban las múltiples excusas y mentiras, y la relación era tensa. A final de año se le dio trabajo como copista en una oficina, y con la esperanza aún de que Stanhope le llevara a Inglaterra, se sentía insatisfecho con las circunstancias, que se agravaron aún más cuando el presidente del Tribunal de Apelación falleció en 1833, aunque muchos autores piensan que a aquellas alturas ya había dejado de creer en Hauser. Sin embargo, dejó una nota en su testamento que decía: "Kaspar Hauser es un listillo, un pícaro intrigante, un inútil que debería morir".
El 9 de Diciembre de 1833 Kaspar tuvo una seria discusión con su maestro. Se esperaba a Lord Stanhope de visita. El 14, Hauser llegó a casa con una herida profunda en el pecho. Dijo que se le había engatusado para acudir a los Jardines del Tribunal de Ansbach y que un desconocido le había apuñalado mientras le daba una bolsa. La policía buscó en los jardines y halló un pequeño monedero con una nota escrita del revés a lápiz que decía: "Hauser podrá decirles con precisión cómo soy y de dónde vengo. Para ahorrarle el esfuerzo, yo mismo diré de dónde vengo_ _. Vengo de _ _ la frontera Bavara _ _ en el río _ _ _ _ _ e incluso quero decirles mi nombre: M. L. O"
La herida de Hauser fue fatídica y murió el 17 de Dicembre de 1833. Las inconsistencias del caso hicieron a la justicia pensar que se había apuñalado a sí mismo e inventado la historia del ataque. La nota tenía una falta ortográfica y un error gramatical típicos de Hauser, quien, en su lecho de muerte, no dejaba de murmurar algo de "escribir con lápiz". Aunque había insistido mucho en que se buscara el bolsito, no preguntó por su contenido, y la nota estaba doblada de forma triangular, justo del mismo modo en el que solía doblar sus cartas, de acuerdo con la esposa del profesor. Doctores forenses coincidieron en señalar que la herida podía haber sido perfectamente autoinfligida. Muchos expertos creen que se hirió en un intento de revivir el interés público en su historia y así convencer a Stanhope de que le llevara a Inglaterra, pero que se apuñaló más profundamentede de lo que había planeado. En su tumba puede leerse: "Aquí yace Kaspar Hauser, enigma de su tiempo. Su nacimiento es desconocido, su muerte, misteriosa". Más tarde se le erigiría un monumento en el Jardín en que dijo ser acuchillado, con la leyenda Hic occultus occulo occisus est (Aquí uno misterioso fue asesinado de una manera misteriosa".
En cuanto a los rumores de su presunta pertenencia a la Casa de Baden, se creía que podría ser el príncipe heredero, nacido el 29 de Septiembre de 1812 y que, de acuerdo a la historia conocida, había muerto unos días después, y se había "cambiado" al bebé sano por uno muerto y así, subsecuentemente, había reaparecido 16 años más tarde como Kaspar Hauser. De ser cierto, sus padres habrían sido Karl, Gran Duke de Baden y Stephanie de Beauharnais, prima por casamiento de Napoleon I. Al no dejar descendencia masculina, su sucesor fue su tío Ludwig que luego sería sucedido por su hermanastro Leopold, cuya madre, la Condesa von Hochberg, era la presunta culpable de la cautividad del chico. La condesa, al parecer, habría secuestrado al bebé para asegurarse la sucesión de sus hijos. Tras la muerte de Hauser volvió a avivarse el rumor, esta vez de que había sido asesinado por ser quien era.
En 1876 Otto Mittelsatad presentó evidencia irrefutable contra esta teoría, basada en documentos del bautismo de emergencia del príncipe, su autopsia y enterramiento. Y cartas de la madre de la Gran Duquesa, publicadas en 1951 dan detalles pormenorizados del nacimiento, la enfermedad y la muerte del príncipe heredero.
En Noviembre de 1996 la revista Alemana Des Spiegel informaba de un intento de vincular geneticamente una muestra de sangre de unos pantalones que habrían pertenecido a Kasper. Comparaciones con el DNA de los descendientes de la familia principesca probaron que la muestra no podía provenir del príncipe heredero de Baden. En el 2002 el Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Münster analizó células capilares y corporales de mechones de cabello y piezas de ropa que pertenecieron a Hauser. Sacaron 6 muestras diferentes de DNA que demostraron ser idénticas. Sin embargo, diferían sustancialmente con la muestra sanguínea de 1996, cuya autenticidad, por lo tanto, es cuestionable. El nuevo DNA se comparó con el de Astrid von Medinger, una descendente de la línea femenina de la madre del príncipe. Las secuencias no eran idénticas pero la desviación no es tan enorme como para excluir una relación, y podría ser causada por mutación, ya que el DNA mitocondrial se pasa sólo en la línea femenina y únicamente puede cambiar por mutación. Aún así la relación no puede ser probada dado que las muestras contienen un diseño que es común entre la población alemana.
La Casa de Baden no permite ningún exámen médico a los restos de Stephanie de Beauharnais o el bebé enterrado como su hijo en el panteón familiar en Pforzheim, y hoy por hoy, el asunto continúa siendo un misterio en toda regla...
fuente y fotos: Wikipedia

9 comentarios:

chema dijo...

sólo vivió 21 años, pero como bien dices, dadas las condiciones infrahumanas en las que supuestamente creció (en un zulo de tres metros cúbicos, alimentándose sólo de pan y agua), demasiado bien parado salió en cuanto a su salud y su desarrollo intelectual.
es un misterio, quién nos dice que ese chaval no habría sido rey si los acontecimientos se hubieran desarrollado de otra manera?

Valentín VN dijo...

Vaya historia, Candela.
Me recuerda a los misterios de la Cripta de King.
Por cierto, te sales con la redacción. Te ha quedado inquietante y soberbio. Felicidades.

Candela dijo...

Nada Valentin, no tiene merito alguno, taduccion, es que la entrada española del Wiki deja mucho que desear...

CGR dijo...

Misterio misterioso... Interesante historia

"KING" dijo...

Una noche de estas te contratamos :D interesante artículo misterioso.

Candela dijo...

Jajajaj, King, habla con mi manager... estoy abierta a ofertas, jajjaja

BLAS dijo...

Nunca había escuchado este caso. Me ha parecido súper-interesante. Encima es de los que dejan el caso abierto. Más misterio todavía y sin resolver...

anele dijo...

Madre mía!! qué historia tan extraña.

Oishi dijo...

Hola Cande!!!
Me encanta cuando escribes historias de éste tipo...
Será que la verdad supera siempre la ficción pero son los ojs que miran, los miopes al asombro?
Bien, bien...me inspiras.
Bye bye