lunes, 20 de abril de 2009

LA GALERIA NACIONAL DE DUBLIN


La primera vez que visité la National Gallery era una pobre Au Pair con calderilla en el bolsillo. La mayoría de museos y galerías en la capital son de entrada gratuita, pero la tienda y sus maravillas quedaban fuera de mi alcance. Y yo siempre me quito las espinitas que me quedaron clavadas en el pasado. Así que esta vez me he resarcido y esto es lo que compré:
La Guía Concisa de la Galería y un libro de la obra de Vermeer

Una lámina de Vermeer (¿se nota que me gusta?)lista para enmarcar

Unas cuantas postales de las obras de la Galeria

El guiri, que también es amigo de museos y monumentos, me miraba con desdén cuando le dije que iba hacia la Galeria Nacional mientras él se acomodaba en uno de esos bares de roqueros peludos donde se reunirían todos antes del concierto de AC/DC en el O2 Arena. Decía que vaya pérdida de tiempo ir a visitar una pinacoteca en un país tan pequeño, que poco tendría para mostrar, después de habernos paseado por el Louvre y otros países con museos más ricos en colecciones. Al día siguiente, después de mi minuciosa descripción de lo que había visto, tuve que volver con él: su cuadro favorito de Caravaggio (El Prendimiento de Cristo) se encuentra allí y no lo sabía, el muy ignorante.

Y es que la Galería Nacional, bajo mi punto de vista, no tiene nada que envidiar a ningún otro país. No tendrá rimbombantes y famosísimos cuadros, pero tiene una selección muy escogida de algunos de los más prestigiosos pintores de todos los tiempos. La Galería abrió sus puertas en 1864 y tiene piezas muy valiosas procedentes en su mayoría de donaciones. El mismo Bernard Shaw fue uno de sus benefactores. Hay obras de Rubens, Hobbema y Rembrandt, el mencionado Caravaggio, obras de Fra Angelico, toda un ala dedicada a J.B. Yeats, Paolo Uccello, the Younger, van Dyck, Pieter de Hooch, Metsu, un Vermeer, y tiene unas cinco o seis obras de Zurbarán, dos Goyas, un Picasso y un Velázquez, además de otras pinturas de la escuela madrileña y de Juan Fernández de Navarretre "El Mudo", Murillos, Ribera y "El Divino". Hay un Monet, un Pissarro, un Signac, un Breton, un Chardin, y una buena selección de la Escuela de Constantinopla.

Pero en principio lo que me había llevado a revisitar la National Gallery era una exhibición bajo el nombre "Tres Obras Maestras de Delft", donde mostrarían no sólo la obra de Vermeer que el museo posee (Mujer Escribiendo una Carta, con su Criada), sino un DeHooch cedido temporalmente por la National Gallery de Londres ( The Courtyard of a House in Delft) y un Fabritius (The Goldfinch). Era una muestra pequeña pero excepcional, tres renombrados pintores de la misma ciudad, todos los trabajos pertenecientes a la mitad del siglo XVII, cuando la República Holandesa disfrutaba de una gran prosperidad y la escena artística de Delft florecía. Y aunque la ciudad y su círculo artístico era relativamente pequeño, los nombres de estos tres autores son bien conocidos en el mundo entero, principalmente por sus escenas de la vida cotidiana y su uso de la luz, la perspectiva y el espacio.

En fin, no deseo enrollarme más al respecto. Vermeer siempre ha sido uno de mis pintores favoritos y tengo algunas láminas enmarcadas que decoran mi apartamento (y una más que se sumará a mis nuevas paredes).

De la National Gallery me fui al National Museo o museo arqueológico, pero eso... ya os lo cuento mañana.

11 comentarios:

BLAS dijo...

Hala rica, que me has dejado con la baba caída. Me has dado en el clavo con Vermeer, porque me encanta. Su tratamiento de la luz es inconfundible e irrepetible, pero qué te voy a contar, cuando parece que estás empolladísima en su obra. Yo estoy contigo, creo que cualquier buén museo y Galeria merece la pena, aunque se hayan visitado los grandes internacionales (Louvre, N.G. Londres, Tate Gallery, MEtropolitan N.Y., Academia Veneciana, museos Capitolinos, Vaticano, y un largo etc... Donde menos te puedes esperar, encuentras una joya, y por los pintores que has nombrado, podría quedarme horas en la G.N. de Dublín, vamos, que me la apunto para cuando visite algún día la ciudad (que tengo clarísimo que visitaré). Por cierto, menudos libros te has pillado, eres de las mías, en cuanto me meto en un museo, no salgo de la tienda sin un libro bajo el brazo. Los de arte en general son los que más abundan en mi casa, y los que tengo más ajados de tanto ojearlos y consultarlos. No me enrrollo más, pero es que me has tocado la fibra sensible, jejeje... Saludos!!

Candela dijo...

Efectivamente, me he visitado esos que nombras y alguno mas y no tienen nada que envidiarle a este, es pequeñito y recogido, pero te digo una cosa: el cuadro de Vermeer que tienen en el Louvre (creo que es la Hilandera), me decepciono muchisimo, era pequeñito pequeñitoooo). Y este que tinen aqui es grande. Vamos, tamaño de un cuadro que te compras pa tu salon, asi tipo postercillo.

chema dijo...

tienes razón, lo importante no es que haya muchos cuadros super famosos, sino que sea una selección hecha con buen gusto y criterio, y que a la gente le lleguen...
esos libros, para quien le guste el arte, son un tesoro. vendrán fotografías muy bien tomadas, y mucha información sobre las obras... has hecho una buena inversión.

Candela dijo...

Ya te digo! Cuarenta leuritos que me he deao en la tienda!! Porque postales compre mas que las que salen en la foto, que alguna es para regalar...

Charo Barrios dijo...

Por cierto: supongo que de Delft son los azulejos existentes en el convento de Santa María, de Cádiz....

cloti dijo...

Fíjate, a pesar de lo que me gusta el arte figurativo en general, no soporto los museos, y eso que no dejo de visitarlos, pero mis rodillas no los quieren, no.
Por alusiones, La joven de la Perla de Tracy Chevalier no me gustó nada, un tostonazo.

Bssssssssssssss
Cloti

Candela dijo...

Vaya, Cloti, pues yo la joven de la Perla me lo lei en dos dias, es cortito tambien, claro que yo me lo lei en ingles y eso tambien ayuda...
La pelicula me gusto un pelin menos, pero solo con veer al colin firth me conformo (o Colin FILTH como le llamo yo) filth=sucio, pero en ese sentido biblico, amossss

Marcelo dijo...

Excelente paseo! Y me causó mucha gracia lo del muy ignorante que tuviste que llevar al otro día. De todos modos no sé de que me río, si yo hace apenas un par de años que le tomé el gusto a visitar museos de pintura...
Un saludo!

Inma dijo...

Cloti, tú y yo somos el ying y el yang. Cuando recomiende un libro, tú corre en dirección opuesta y al revés también debe funcionar. Me encantó La joven de la perla. La peli, la novela y el cuadro. También me compré láminas y libros de Vermeer en la exposición que hubo en el Prado hace unos años...Es un pintor apasionante. Me dió una especie de fiebre que me vuelve cuando releo o reviso lo que tengo en casa.
Hoy me acordaba cuando él (¡¡¡Colin!!!) le pregunta de que color son las nubes a ella. ¡Me encaaaaaaaaaaaaanta!!!

anele dijo...

Estoy de acuerdo, hay museos pequeños que quizás no tengan cuadros famosísimos pero a quien le guste el arte eso le importa poco; hay obras que te "tocan" aunque nunca hayas oido hablar de ellas antes.
Me encanta Vermeer y cómo utiliza la luz. A mí la película sí me gustó mucho, no por la trama, que no tiene nada de interesante, sino por la "fotografía" (¿aquí se puede usar al término, Elphaba?).
Me pareció como estar en una galería viendo un cuadro detrás de otro. No entiendo mucho de cine pero creo que recrearon bastante bien la atmósfera de sus cuadros.

Pues qué dinero más bien aprovechado.

COILET dijo...

A mí tb me encantan las pinacotecas, pero al costillo no le arrastro ni borracho, y todavía si no son obras abstractas las tolera... pero como vea cuadros religiosos ya la hemos liado, como para meterle en la sección de Murillo del Prado...

A mí simplemente me fascinó ya el Prado pero no he visto más (ya me gustaría salir fuera) y estoy de acuerdo con vosotras, Vermeer me encanta, su juego con la luz y esa mirada de la chica de la perla tan cautivadora...

En parte echo de menos no vivir en una capital importante como Madrid por su oferta cultural porque aquí al Gugenheim sólo me traen "raros"(el arte abstracto no lo digiero). Y tampoco puedo ver exposiciones como la Word Press Foto que me encanta!!!