domingo, 12 de abril de 2009

MARCELO Y CALAMITY ROAD

Cuando escribí el post anterior sobre el asesinato de Roy Collins, mencioné el hecho de que Mulgrave Street sea conocida como Calamity Road. Lo había mencionado con anterioridad en otro post sobre curiosidades de Limerick hace ya unos meses, que podéis encontrar aquí.
Lo que nunca imaginé es que dos palabras al azar pudieran inspirar a alguien a crear un poema que me ha encantado (y yo no soy mucho de poesía). El hecho es que tengo un nuevo lector, Marcelo, que ha plasmado en unas líneas la esencia de esta calle:
¡Cuidado forastero!
No detengas tu marcha
en esta carretera
No busques donde pasar la noche.
Resiste
y acelera a fondo sin mirar atrás
Fija la vista en tu norte
O Calamity Road te atrapará
Y terminarás encerrado,
bajo tierra,
agonizante;
entre rejas o
paredes acolchadas
¡forastero!
El castillo del Rey Juan es amigable
Pero su ruta, no.
¡Genial! ¿verdad? Pues tenéis más en su blog La Menor Idea, que es toda una maravilla. Besos desde aquí, Marcelo. Y gracias por ese maravilloso poema.

5 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Genial, es para un tema rockero, muy bueno

SUSANA dijo...

Suele suceder Candela. Las letras, que conspiran contra el olvido, se unen en formas insospechadas.

El colega blogger es un talentoso escritor. Enhorabuena por el encuentro.

Besitos!

Marcelo dijo...

Gracias a vos Candela! De verdad es un placer haber pasado por tu blog, y encima me encuentro aquí junto a Calamity Road, que será una avenida muy calamitosa pero que ya aprendí a querer, como también a Limerick, ciudad que descubrí en estas Pascuas gracias a vos. Agadezco también los comentarios de Luz de Gas (creo que desde su blog llegué al tuyo) y de Susana (una querida amiga que a la vez me descubrió a Luz de Gas)
Como te darás cuenta, se dio en forma circular todo esto, respondiendo vaya uno a saber a qué lógica.
Gracias por poner la poesía (no te creas que yo sea un gran lector de ellas!) y estaré atento a más historias que nos cuentes de tu ciudad, y en especial de esa avenida tan particular.
Un beso!

CGR dijo...

Bonito poema!

Luis Antonio dijo...

A veces lo prohibido resulta muy sugestivo. Es lo que siento ahora, tras la lectura del poema, por Calamity Road.