miércoles, 22 de julio de 2009

ESO NO SE DICE, ESO NO SE HACE


Cuando Irlanda estaba bajo poder Inglés, en los remotos tiempos del siglo XIV, había algo que a los ingleses asustaba más que los desastres naturales o la peste: el poder de las mujeres irlandesas.
Los irlandeses llevaban tiempo casando a sus hijas con los invasores y los Normandos se mezclaban alegremente y sin problema con los locales. Como resultado, los hijos de los invasores aprendían costumbres irlandesas de sus madres: hablaban irlandés, se vestían como los Gaélicos y jugaban a juegos nativos.
En 1366, el Rey de Inglaterra, Eduardo II estaba tan preocupado por sus nobles "integrándose con los nativos" que envió a su hijo, el Duque de Clarence a ponerlos en vereda. Clarence promulgó los Estatutos de Kilkenny en ese mismo año, una serie de leyes que prohibían a los Normandos mezclarse con los irlandeses. Así, no es sorprendente que los Estatutos fueran un completo fracaso -los nobles aún se casaban con las mujeres irlandesas y tomaban la cultura Gaélica. La mayoría de nobles hicieron su propia vida tranquilamente y a finales del siglo XV el poder del rey inglés estaba restringido a sólo una pequeña área cercana a Dublin conocida como "The Pale" (La Empalizada). En 1495, sólo 330 tropas inglesas permanecían en la isla.
Los Estatutos de Kilkenny prohibían:
  • Hablar Irlandés
  • Vestirse o peinarse al estilo irlandés (incluyendo barbas y bigotes)
  • Cabalgar como los irlandeses (sin sillas)
  • Los nombres gaélicos
  • Casarse con hombres o mujeres irlandeses
  • Los cuentos o música irlandesa
  • La práctica del deporte autóctono del Hurling, ya que los Ingleses creían que los irlandeses debían practicar arco (para hacerse buenos soldados), en lugar de perder el tiempo en juegos de pelota.
La Empalizada fue la última zona de tierra aún leal al rey inglés. Fuera de este área, el rey contaba con las poderosas familias Normandas para mantener el orden, como los Butlers de Ormond y los Fitzgerald de Desmond y Kildare. Ahora cosiderados más irlandeses que ingleses, estas familias odiaban a cualquiera de Inglatrerra que les dijera qué debían hacer -incluyendo al rey. Los Butlers y los Fitzgeralds también eran jurados enemigos el uno del otro.
Garrett More Fitzgerald, el Conde de Kildare, gobernó Irlanda durante los reinados de cinco diferentes reyes ingleses. Pero en 1487, poco después de que el nuevo rey Henry VII llegara al trono, Fitzgerald decidió intentar convertir en rey a Lambert Simnel, un niño de 10 años -y un completo impostor.
Simnel era probablemente el hijo de un panadero, pero fue educado por los enemigos de Henry VII para actuar como un miembro de la casa real y que pudieran hacerle pasar como rey. El plan funcionó; Simnel fue llevado a la catedral de Christ Church en Dublin y coronado como el Rey Edward VI. Fitzgerald también apoyó a Simnel con un ejército que invadió Inglaterra, pero fue vencido por las fuerzas del Rey Henry. Sorprendentemente. Fitrzgerald fue dejado libre con poco más que unos azotes en las manos.
Un par de años después, el Conde de Kildare fue despedido de su trabajo. Se produjo el caos. La familia Butler atacó a los Fitzgeralds y las bandas lucharon en las calles de Dublin. Cuando los jefes gaélicos se les unieron, Henry VII decidió que ya había tenido bastante. Envió a su segundo, Sir Edward Poynings, a arreglar el desaguisado, junto a un largo equipo de sirvientes civiles. Ademas de solucionarlo todo, se aseguraron de que las familias irlandesas crearan sus propias leyes. A partir de entonces, el gobierno de Irlanda sería controlado desde Inglaterra.

Y esto es lo que nos lleva a esta otra historia que conté aquí

6 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Vaya qué curioso esto de los reyes, pero de poco les sirvió porque se sigue haciendo música irlandesa, y utilizando nombres gaélicos, de hacho, mi hijo tiene un nombre gaélico: Ian.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Perín Meison dijo...

Opino como Anabel.A los ingleses les salió muy pez todes les aventures de/en Irlanda,la verdad.Sea por la tozudez de éstos(los airish) o porque,realmente,no servía de nada tanta prohibición.

TEngo una peaso crítica for you (y me sorprende)jaja,pero te la paso porque me molan tus historias: "Fuera de esta área,..".Tu leche,"ÁREA" ye masculiiinoo.Aim chorrin,que ya sabes qeu soy una tocanarices con estes coses ;)).

chema dijo...

la costumbre de invadir los pueblos vecinos e imponerles la cultura y las leyes del país invasor es algo que ocurre desde la época de las primeras civilizaciones. parece que es algo que va en la naturaleza humana, por desgracia.
pero está claro que la cultura irlandesa no lograron erradicarla...

Bulma dijo...

Lo de prohibir algo es la manera más rápida y sencilla para que lo que prohibes prolifere con más fuerza aún que antes.

Y para muestra, un botón XDDDDDDD

Candela dijo...

jajaj, Perin, ties razon, es que habia pueto zona y luego lo cambie, por eso el femenino/masculino. Asiassss

Shirat dijo...

Qué historia tan rocambolesca. Personalmente no me atrae demasiado la cultura celta, pero reconozco que tienen una historia muy interesante.