lunes, 5 de octubre de 2009

NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE



Siobhan Kerney y su marido Brian habían logrado el sueño de muchos matrimonios: Ella era guapa, llamativa, con una buena educación, de excelentes maneras e inteligente. El era un hombre de negocios, de posición acomodada, atractivo, amable. Juntos tuvieron una ricura de niño al que adoraban y un buen día, dado que todo les iba tan bien, decidieron adquirir un hotelito en Mallorca y hacer realidad su sueño. En verdad habían ido a Mallorca de vacaciones, como otros muchos irlandeses, atraidos por el sol y el ambiente "no tan tipical-spanish". Pensaban comprarse un yatecito, nada ostentoso, pero se enamoraron perdidamente de un hotelito en Soller.
El Hotel Salvia fue una inversión tanto de cariño como de tiempo y dinero. Poco a poco lo convirtieron en un santuario de seis habitaciones completo con una piscina exterior aclimatada. Brian era electricista, por lo tanto él mismo hizo todo el trabajo eléctrico, y en Enero del 2003 abrieron las puertas a su no-tan-modesto y bien presentado negocio. Cada habitación estaba decorada con gusto y lujo. Y pronto la pareja sería conocida en la zona por comerciantes y locales.
Siobhan había sido chef en el Shelbourne Hotel de Dublin y sus barbacoas en el hotel eran populares. Ella misma se encargaba de las comidas de los invitados, de llevar el desayuno a la terraza y preparar acogedoras cenas, cocinando su propio pan y utilizando productos locales y naturales, y al final de la noche, Brian abriría unas botellas de Brandy y compartirían con sus huéspedes algunas veladas bajo las estrellas y el cálido aire nocturno de la isla. Por quince mil euros a la semana se podía alquilar todo el hotel y así celebrar allí bodas y otros eventos, con Siobhan encargándose del catering al completo.

Mientras, en Dublín, tenían una casa grande, espaciosa. La vida les había sonreido. En un terreno anexo construyeron una casita de dos plantas y la pusieron a la venta, aunque un poco más tarde la retiraron del mercado. En principio planearon utilizarla como su segunda casa y vender la otra más grande, porque su idea era quedarse a vivir la mayor parte del tiempo en España, cuya calidad de vida les parecía mucho mejor, para ellos y para su hijo, de tres años.

Pero el 28 de Febrero del 2006 todos estos sueños, toda esta vida perfecta, se derrumbó como un castillo de naipes. Siobhan, de 38 años, sería encontrada muerta en el suelo de su dormitorio en la casa de Dublín, estrangulada con el tubo de la aspiradora. Su hijo estaba allí cuando el asesinato tuvo lugar.
El 30 de Mayo del 2007 su marido, de 50 años, sería arrestado y acusado del asesinato. Durante la investigación y registro de la casa, encontraron un diario de Siobhan oculto tras la caldera, un sobre al fondo de un cajón con un billete de 500 euros y su pasaporte escondido entre las sábanas en un estante.
Kearney tenía motivos más que suficientes para matarla, a pesar de que no se pudo hallar ningún resto de DNA en la aspiradora y en un principio hasta se barajó la posibilidad de un suicidio. Expertos forenses probaron que no fue así. Siobhan había sido asesinada. Delante de su hijo.
Siobhan quería el divorcio. Y Brian no estaba de acuerdo. Y además, a pesar de toda su fachada acomodada y perfecta... Brian experimentaba problemas financieros, y un divorcio significaba perder su casa, tal vez el hotel y pagar manutención.
La situación financiera de Brian sonaba muy bien en papel: tenía gran cantidad de dinero y propiedades, pero había pedido demasiado prestado para las obras en el hotel y en la nueva casita y ahora se enfrentaba a su pago. De hecho, habían puesto el hotel a la venta el año antes pero sin éxito y habían decidido mudarse a la casita de dos plantas para abaratar costes y vender la grande.
Sin embargo, cartas del abogado de Siobhan parecen sugerir que ella planeaba mudarse a la casita, lo cual no ayudaría nada a la presión financiera de Kearney porque no le sería posible vender la casa. Tampoco quería hacerlo. Mientras tanto, su esposa estaba haciendo planes a corto y largo plazo: planeando la separación, traspasar la dirección del hotel en España, organizar la matriculación del pequeño en el colegio, invitando amigos a ver partidos de rugby o preparando cenas con amigas, como la noche anterior a su muerte. También había enviado un mail casual a su cuñada esa misma noche, no algo que haría alguien que planea acabar con su vida, obviamente. Además, la alarma estaba puesta la mañana que se descubrió su cuerpo, y tuvo que ser desactivada para poder acceder a la casa, lo cual indica que nadie forzó su entrada. La puerta de su dormitorio estaba cerrada con llave cuando su hermana Niamh llegó esa mañana y cuando forzaron la puerta, la llave se encontró en el suelo. La investigación mostró que había suficiente espacio bajo la puerta para que alguien hubiera podido cerrar desde fuera y luego deslizar la llave por debajo.

Otro punto que demostró que no se trataba de un suicidio es el hecho de que si hubiera intentado colgarse con el tubo de la aspiradora suspendiendo su cuerpo sobre la puerta, como se quiso hacer creer, el tubo se habría roto limpiamente en cinco o siete segundos, estirándose bajo el peso, sin matarla. Pero si se la había estrangulado con él, la fuerza y la suspensión parcial del peso de su cuerpo habría roto el tubo sin estirarlo -como sucedió- y habría acabado con su vida. Las tres roturas en el cuello de Siobhan también ayudaron al veredicto de estrangulación.
Los motivos, como ya he dicho, eran puramente monetarios: Toni Massey, que trabaja para el Bureau de Invistigación de Fraudes de la Policía dijo que los activos de Brian Kearney tenían un valor de 4.6 millones de euros en Febrero del 2006, contando todos sus préstamos y el capital de tasas. Sus ingresos netos habrían sido de unos €120,000, o casi €10,000 al mes en 2004. Sin embargo, los préstamos para el hotel en España y la casita que habían construido ascendían a más de €15,000 al mes. La casa estaba hipotecada en 850,000 y si la pareja se hubiera separado, Kearney habría tenido que vender la casa familiar o la más pequeña para aliviar un poco la presión del préstamo.
Tras casi cinco horas y media de deliberación y un jurado de 11 a uno, Brian Kearney fue sentenciado a cadena perpetua en Marzo del 2008.

15 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Que tragedia más grande

BLAS dijo...

¡¡Qué horror!! Y encima delante de su hijo, que con tres años ya se enteran de todo. Esa imagen se le quedará grabada de por vida. Todo por dinero...
(Por cierto, vaya tela el bañador con las dos estrellas de mar en las tetas... Es horrible, pero tampoco para que te maten).
Verdaderamente, la realidad supera siempre la ficción con creces. Un asco.

Riesgho dijo...

El mejor de todos estos asesinos deberia de estar colgao.

marian dijo...

joer candela vaya semanita c.s.i que llevas ¿estas bien guapa????

anele dijo...

Increible las cosas que se pueden llegar a hacer por dinero.

Bulma Salgueiro dijo...

Pues nada, majo, ahí te pudras. Y ojalá que tu hijo no tenga recuerdos tuyos, porque menuda joya de la corona. Otro para la colección.

Pero como reza el título del artículo, no es oro todo lo que reluce. Y muchas veces tenemos envidia de ese resplandor, porque nos gustaría tener una vida más acomodada o sin (creemos) preocupaciones. Y cuando salen estas cosas, te das cuenta de que, la verdad, no vivimos tan mal.

Darthpitufina dijo...

Uf, últimamente tus posts parecen sacados de un reality tipo "Asesinatos casi perfectos", madre mía lo que hay por ahí suelto, como para plantearse un divorcio...

Espero que tú no estés en trámites ;)
Un besote, linda!

Candela dijo...

Jajaja, no no estoy en traites, yo me divorcie en el 95!!! jajajaj, ahora estoy felizmente no-casada con el guiri, jajajaja

chema dijo...

hay personas que están tan trastornadas que deberían encerrarlas para el resto de sus días y que les echaran la comida por debajo de la puerta. y lo preocupante es que personas de esas hay ya demasiadas...

Caracoles Juan dijo...

CANDELA, no conocia este caso pero parce propio de una novela, ya no por el hecho en si, si no por lo bien que lo relatas
Un saludo
JUAN

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Da mucha pena pensar que todo puede terminar así, de pronto, cuando estás haciendo tantos planes, cuando tienes un hijo pequeño, cuando preparas tu casa...
Si la vida en pareja va mal, hay que dejarla correr y "A otra cosa, mariposa". Todo será mejor que morir o matar.
Besos. Esperanza

cloti dijo...

¡Cómo está el patio!
Aunque lo cierto es que si yo me quisiera divorciar, mi costillo tendría que hacer más o menos lo mismo porque lo dejaría hecho una kk, jajajaja
Bssssss
Cloti

marisa desaztre dijo...

¡Vaya tela! ¡Otro más para la colección de monstruos!
Si es que cuando le da la luz, lo mismo brilla el oro que la lata y como solo nos fijamos en el brillo, pues no vemos lo que hay detrás. Bezozzzz.

Inma dijo...

Niña, que tu blog parece El caso y tú Margarita Landi (¿Se llamaba así?)
¿Qué pasó con ese niño tan precioso?

Candela dijo...

Pues debe tener unos cinco años ahora y supongo que esta con los abuelos maternos...