jueves, 12 de noviembre de 2009

Un cuento por encargo: LA TUMBA OLVIDADA

Hace unos dias recibí un email un tanto extraño de mi amiga Susana Ce. Extraño en cuanto a su petición. Me enviaba un par de fotos de una lápida antigua, desgastada, solitaria sobre el césped increíblemente verde. Me contaba una historia también: unos datos de una tragedia que sucedió antes, pero mucho antes, de que ninguna de nosotras viniera al mundo. Y me pedía, así sin anestesia, que le escribiera una historia. Y ésto es lo que salió:

Nadie se acuerda ya de Pedro García Salceda. Sus restos, o lo que queden de él, yacen olvidados en una tumba en el corazón de un cementerio de Santander, a la vista de todos. Y, sin embargo, nadie la ve. Nadie lleva flores a la enorme losa de mármol oscurecida por el tiempo.
Una misteriosa inscripción cubre la lápida: Vuestra misericordia le una en el Cielo con los que amó sobre la tierra. La inscripción está dedicada por una familia que no es la de Pedro, el joven de 24 años que reposa allí desde 1933.
Han pasado muchos años desde aquel trágico 11 de Enero de 1933. El día en que acaba una historia que comenzó cuando Pedro, con sus pocas posesiones, llegó buscando sustento al pueblo montañés que le acogería como el suyo propio, deseoso de abrirse camino en la vida y hallar un trabajo que bien podría ser el primero, dada su juventud.
Tuvo la buena fortuna de dar con una familia de bien: honrados trabajadores descendientes de ilustres apellidos que le adoptaron como uno más de la familia y le dieron un empleo en la pequeña botica de la Plaza Mayor. Un trabajo digno y bien considerado en la época, algo de lo que sin duda sus padres, de tenerlos, se sentirían orgullosos.
Pero a Pedro poco le importaba ya el bienestar, el status o el dinero. Pedro había posado sus oscuros ojos castaños sobre la joven hija de su patrón, Daniela, una muchacha de arrebatadora piel blanquecina y mirada de miel. Y desde aquel momento, su destino quedaría sellado.
Su vida era Daniela. A ella dedicaba su primer pensamiento de la mañana, el último del día y todos los que iban entre aquel periodo de tiempo. El pecho le latía desbocado cuando estaba junto a ella. Cuando le hablaba. Cuando sus manos se tocaban por casualidad sobre el mostrador de madera de caoba de la apoteca mientras despachaban a algún cliente. Y pronto sus sentimientos estarían en boca de todos los mayores del pueblo, que no podían negar que Daniela jamás encontraría más apuesto galán, educado y trabajador.
Daniela no correspondía sus sentimientos. Al principio no supo comprender sus avances, sus miradas soñadoras, el languidecer de su sonrisa o la cadencia del dulce tono de su voz. Nunca había sido una muchacha vanidosa o consciente de la belleza sutil de la que era dueña. Para ella Pedro era como un hermano y no podía verlo de otra manera. Y cuando tuvo que enfrentarse a sus pupilas trémulas y pedirle que no perdiera el tiempo en ella, que no le amaba, que nunca lo haría, el corazón de Pedro se rompió tan desesperadamente que su vida dejó de tener sentido alguno allí mismo, bajo las sombras de las farolas en medio de la calle adoquinada.
Le encontraron colgando de una viga al día siguiente, en la trastienda de la farmacia, una nota de amor eterno malescrita sobre un trozo de papel que yacía a sus pies...
Han pasado 76 años, el nombre de la familia es conocido en toda Cantabria. Dicen que Daniela se casó, que probablemente fue felíz. Y Pedro García Salceda descansa en silencio en el verde prado de la ciudad que lo acogió como suyo... Tal vez esperando que Daniela se le una en la Gloria como no pudo hacerlo en la tierra...
Al hilo de escribir esta historia para Susana, se me ha ocurrido que sería interesante ver cuántas versiones se pueden hacer de una historia. Por eso os propongo un reto. A quien desee recoger el guante, por supuesto. No es un concurso. No habrá vencedor ni se escogerá la mejor historia. Simplemente os daré unos datos y quien así quiera hacerlo, ha de escribir un relato respecto a ellos. La primera persona que suba su relato, tendrá el derecho a escoger la siguiente historia a escribir por los voluntarios del reto. Eso sí, dejadme aquí notificación, para que todos podamos comprobar quién lo escribió primero, cuántas versiones de lo mismo pueden nacer de unos pocos datos y cuál será el próximo desafío. Tengo curiosidad por saber si este experimento puede tener éxito.
Los datos que os doy a continuación son verídicos y por lo tanto podéis cumplimentar información adicional para vuestras historias en Internet:
1909: Silverio Sepúlveda es condenado a muerte y espera su ejecución a garrote vil si antes no llega un indulto desde Madrid. Su verdugo, anónimo, hace horas que ha llegado en tren desde la capital. No desea revelar su identidad, nadie conoce su oficio. Él sólo sabe que ha de acabar con la vida de un criminal...
Ahí queda el problema de esta semana. ¿Alguien se atreve a recoger el guante? Hay suficiente info en la red sobre este personaje.
Ya hay dos versiones de la historia:
Coilet:
Susana Ce:
Damian:
¿Alguien más se anima?

26 comentarios:

Susana Ce. dijo...

Ves? yo no lo habría hecho mejor.

Me apunto a lo del relato, a ver que me sale. Cuanto tiempo hay para subir los relatos?

Candela dijo...

No hay tiempo limite. La primera lanza el nuevo desafio, eso es todo.

Málaga dijo...

Una historia digna de ser contada y qué bien contada, yo a lo de escribir el relato no me atrevo, la verdad es que soy malísima escribiendo, pero me parece una idea genial ver las interpretaciones diferentes de varias personas, no me lo pierdo!! Feliz fin de semana.

Anabel Botella dijo...

Te ha quedado un relato estupendo, Candela.
Para la otra propuesta me la he apuntado, pero voy un poco líada. A ver qué se me ocurre.

BLAS dijo...

Está muy bien tu relato. Cuando voy a cementerios y veo lápidas antiguas, con los datos y fechas, les calculo la edad y viendo la época siempre imagino una historia para quien reposa debajo. Pero tu la ha exprimido bien el jugo.

Desde luego, yo no voy a coger el relevo en el desafío, porque conociéndome, como mucho acabo planteando un recurso al Supremo para el indulto de Silverio... Y eso de literario tiene lo que yo de monja, nada!

Candela dijo...

Bueno, Blas, pues es un giro interesante a la historia!!! Atrevete, anda!

Candela dijo...

Malaga, si tu escribes fenomenal! Seguro que si lo intentas sale algo!

Candela dijo...

anabel, me encantara ver que es lo que sale de ahi.

BLAS dijo...

Jod... Candela, no es un giro, es una pirueta de tres vueltas. Pues menudo coñazo de historia: Fulanito de tal, procurador de los tribunales, en representación de Silverio, según la acreditación aportada a los autos debidamente bastanteados y bajo la representación legal del letrado D. X, como mejor en derecho proceda Digo...
Jo! El romanticismo se sale por los poros de mi historia... XDDDDDDDDDDDDDDD

Candela dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Shirat dijo...

Me parece una idea genial y un reto muy interesante.

Pensaré en ello pero no prometo nada.

marian dijo...

mmmmmmmm yo leo pero lo de escribir nosenosenose

COILET dijo...

Cande, te mando mi relato, lo he escrito deprisa y corriendo en un ratito esta tarde, lo echas un vistazo y lo corrijes si eso...

Yo no vuelvo hasta el Lunes....

bs

Candela dijo...

Coilet, cada uno cuelga su relato en su blog!! Pero gracias!!

Susana Ce. dijo...

Yo ya lo colgué, pero tendrás que poner enlaces para que leamos los unos los de los otros? o como vas a hacer?

marisa desaztre dijo...

A mí es que eso del garrote vil no me inspira mucho. No sé. Si me viene la musa, te lo hago saber.

Candela dijo...

Si, claro que pondre los links en cuanto alguien mas suba los suyos, y el primero en hacerlo... ya sabe... y me parece que te ha tocao, Susi...

Susana Ce. dijo...

Y no le puedo ceder el puesto al segund@?

chema dijo...

muy buen relato, sobre la idea de susana. me recuerda a las historias que cuenta mi abuela de la gente de su pueblo.
en cuanto al reto, no sé si me voy a atrever... pero alguien lo hará, seguro.

Damian3883 dijo...

Cande, yo me animo a hacer la historia, pero, eso si, preferiría que antes de ponerme a escribir, me digas si no tenes alguna ya, a fin de no repetirme con alguien mas y, si esta persona elige otro tema, ser yo quien escriba sobre lo que elija. Cuando me confirmes, empieza, y ese mismo día te lo envío

anele dijo...

Estupendo relato. Es que consigues "enganchar" y se lee con un gusto...
En cuanto al desafío, sencillamente, no me atrevo. Creo que es demasiado para mí.
Pero lo cierto es que es una propuesta muy original.

Damian3883 dijo...

Ya la publique, aunque creo que llegue tarde

Candela dijo...

No es tarde Damian. Lo importante es participar y ver cuanto juego le sacamos a una historia. Gracias!! Te aviso del siguiente reto!

Geno dijo...

Genial tu historia y también el reto que planteas. A ver si me sale algo curioso, jejejeje

COILET dijo...

Bueno, yo ya he propuesto nuevo reto en mi blog, a ver quién se anima...........
Yo no relato pq soy la que propongo... puedo descansar la neurona no???

Ahora a trabajar otr@s!!

cloti dijo...

He seguido el reto de Coilet, pasao a ver qué os parece.
Bssss
Cloti