jueves, 10 de diciembre de 2009

Rudolph, el Reno de la Nariz Colorada

De todos los renos que tiran del trineo de Santa Claus (Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Donner, Blitzen y Rudolph), es este último el que parece destacar más. Es protagonista de Villancicos, películas y cuentos. Es el nombre que todos los niños recuerdan sin dificultad (y los mayores, a veces, también).
Los nombres de los otros renos fueron tomados de la historia de Clement C. Moore, "Una visita de St. Nicholas". Donner (o Donder) y Blitzen, son frecuentemente confundidos o escritos incorrectamente, porque en la primera versión del libro de Clement se les llamó con sus nombres originales holandeses (Dunder y Blixem, que se traduce como Trueno y Relámpago). En las subsecuentes ediciones, fueron cambiando a Donner y Blitzen (Blitzen en alemán significa relámpago también).
Para cuando Johnny Marks escribió "Rudolph" ya tenían los nombres por los que son conocidos hoy en día. Pero el personajillo del reno "Rudolph de la Nariz Colorada" fue creado por la cadena comercial Montgomery Ward, a pesar de que parezca que ha estado ahí siempre, en la cultura americana colorida y popular, lo cierto es que sólo es una invención del siglo XX que puede ser adjudicada a una persona en particular.
"Rudolph" nació en 1939 cuando la compañía Montgomery Ward, afincada en Chicago, pidieron a uno de sus creadores comerciales (Robert L. May) que creara una historia de navidad que pudieran ofrecer como regalo a sus clientes a modo de reclamo promocional. Esta cadena comercial se caracterizaba por comprar y regalar cada año sin falta libros para colorear infantiles, y con esta idea de tener su propio librito, se ahorrarían muchísimo dinero.


May, que tenía facilidad para escribir, se puso manos a la obra inmediatamente, y creó una historia parcialmente basada en El Patito Feo y en su propia vida. Robert había tenido una infancia triste en su escuela, donde los otros niños se burlaban de él por su naturaleza tímida, su poca altura y su apariencia débil. Así nace la historia de un pequeño reno condenado al ostracismo por su gran nariz roja y luminosa. Como nombre para su personaje, May consideró en primer lugar Rollo y Reginald, pero finalmente se decidió por Rudolph. La historia original era en versos pareados, y se la leyó a su hija de cuatro años Bárbara, a quien encantó el cuento. Sin embargo, el jefe de Robert May no estaba tan convencido. Las narices rojas se asociaban con facilidad a los borrachines y no estaba seguro de que fuese muy conveniente para un cuento de navidad... Y Robert decidió entonces llamar a Denver Gillen, del departamento artístico de Montgomery Ward para que fuera al Lincoln Park Zoo a hacer algunos sketches de renos. Sus ilustraciones acabaron con cualquier reticencia de los encargados de dar el visto bueno y en 1939 se distribuyen 2.4 millones de copias del cuento. Con la llegada de la Guerra, sin embargo, la escasez de papel redujo su impresión durante algunos años, pero a finales de 1946 se habían distribuído 6 millones de copias en total.

La demanda del cuento tras la guerra fue tremenda, pero como May lo había escrito para la compañía, no tenía el copyright y nunca cobró royalties por su obra. Robert estaba bastante adeudado por entonces, debido a la enfermedad terminal de su esposa, que moriría poco después de que terminase de crear el personaje, y en 1947 pudo convencer al presidente de la corporacion Ward, Sewell Avery, de cederle el copyright. De este modo, consiguió estabilidad financiera, cuanto menos. Ese mismo año "Rudolph, the Red-Nosed Reindeer" se imprimió comercialmente y al próximo año se hizo un dibujo animado de 9 minutos que se mostró en cines. El "Fenómeno" Rudolph se haría increíblemente popular cuando el hermano de May, Johnny Marks, escribió el villancico del mismo nombre, y grabado por Gene Autry en 1949, vendería dos millones de copias ese mismo año.

May abandonó su puesto en Montgomery Ward en 1951 y pasó los siguientes siete años dirigiendo su creación, regresando de nuevo a su trabajo en Ward en 1958, donde permaneció hasta su jubilación en 1971. May murió en 1976, tras haber vivido en confort gracias a su obra.


6 comentarios:

Valentín VN dijo...

Una de mis animaciones favoritas. Es tremendo lo que consiguieron Ransky y Bass. Es una película que habría que poner todos los años en la tele.

Rosana dijo...

"Tras haber vivido en confort"???? Qué "inglesizado" te ha quedado!! Esa frase no es muy castellana, no?? Se te nota la falta que te hacía volver a casa!!!
ja, ja, ja, perdón por la corrección, eh??? "Sin acritud", ja, ja,ja.....
Besos!!

Inma dijo...

Es un Reno muy tierno, y realmente el único del que conozco el nombre. Me encantaba oir a mis hijos cantar el villancico en inglés.

KIRA dijo...

Que bonita historia... no la conocia, acabas de darme una buena idea, buscare los dos libros que has mencionado y el tió se los cagara a mis hijas... asi los podre leer yo tambien, jejeje
BSTS

marian dijo...

Nunca te acostarás sin saber una cosa más.
Me ha gustado la historia Candela.
¿Que tal la quedada-estheriana???????'

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Cuando leí el post, se me ocurrió una actividad para estos días con mis niños. Y hoy hemos cantado en la clase de tercero "Nez rouge", el villancico en francés de pobre reno de la nariz roja. Gracias por darme la idea.
Besos. Esperanza