lunes, 8 de marzo de 2010

Asediando, que es gerundio!


Aprovechando mi estancia en Cádiz, Arturo Pérez Reverte decidió presentar su novela para que yo no me la perdiera, sabiendo, como sabe, que soy fan acérrima de su obra. De Reverte me leo hasta la lista de la compra, llegado el caso de que algún día cayera en mis manos... Y así, aprovechó Arturo que el viernes era mi cumpleaños para hablarnos un poco de los tejemanejes de asediadores y sitiados en los tiempos de mi Cádiz mucho antes de que yo tuviera pensado nacer, allá por el 1881 que me queda un poco lejos.
Coñas aparte, el Jueves pasado 4 de Marzo, Pérez Reverte presentaba su última novela en el Salón de Plenos del Ayuntamiento gaditano ante la prensa desplazada desde toda España, a la que a continuación se llevó a un paseíto húmedo y ventoso por los rincones y recovecos de la ciudad que me vio nacer. Y puede enseñar Cádiz porque es una ciudad que conoce muy bien, no es que se haya empapado la guía de Michelín en la última semana para impresionar a los medios y curiosos que le siguieron por medio casco antiguo. Arturo ya apuntaba maneras cuando le entrevisté en Agosto del 96 justo cuando presentaba La Piel Tambor, y ya entonces anunciaba su intención algún día de situar alguna de sus novelas en tan antigua ciudad. De hecho, muchas de sus obras las escribe encerrado en un hotelito gaditano, para el que no lo sepa.

Pero ocupándonos de la novela actual, que ya una semana antes de su salida era número uno en ventas en el Fnac (en dos días se han vendido más de 320,000 copias) gracias a las órdenes de pre-venta, Arturo, entrevistado por su amigo, autor y periodista Oscar Lobato, congregó a una enorme cantidad de público el viernes día 5 en el Palacio de Congresos de la capital gadinata, donde el escritor tenía claro que debía tener lugar la "premier" de su libro, para desgranar a fondo a todos y cada uno de sus personajes sin, a la vez, descifrar nada sobre la novela, un tablero de ajedrez que abarca toda la ciudad y su bahía, y donde tanto el silencio como las palabras pueden condenar a sus protagonistas.
Arturo asegura que eligió Cádiz como trasfondo porque tenía una historia que contar, y cada historia requiere unos personajes, un tiempo y un escenario y ya llevaba años con la idea de escribir algo sobre una ciudad que no es nada convencional y que tiene su lado bueno y su lado malo, donde el mapa no corresponde con la ciudad real y ese tipo de historia requería una ciudad con estos requisitos, y Cádiz tiene unas características especiales: un arrecife, un puente con América, es una ciudad comercial, y sufrió un asedio un tanto peculiar, con una situación topográfica intensa.

Documentarse para El Asedio tampoco ha sido cosa de un par de meses sino de algo más de dos años, "Soy un lector que accidentalmente escribe novelas, me encanta moverme por bibliotecas y esta novela me exigía un montón de documentación, porque es una novela de espionaje, de misterio, policíaca, científica..., y como decía, me exigía un trabajo de campo extenso, de taxidermia, balística, criminología... Me hice una estructura de trabajo y he comprado muchos libros. Ha sido una investigación importante teniendo en cuenta que soy de letras y no tengo idea de temas científicos y numéricos. Fue un desafío resolver algunos problemas científicos que hay en la novela, muy complejos y que yo mismo no sabría cómo resolver con la ciencia de 1812, tuve que ir a buscar, a construir y descifrar Euler, LaPlace, Newton... Pero aprendí mucho"

Asegura que su ventaja ha sido que el Cádiz antiguo superpuesto sobre el actual no ha cambiado demasiado, simplemente algunas calles han cambiado de nombre. De hecho, reconoce más las calles siguiendo el nomenclátor de hace 150 años y olvida con facilidad los nombres de ahora. Arturo no deja detalle a la imaginación: se ha informado, y bien, de cada detalle de la moda en el Cádiz pre-constitucional, entre otras cosas. Lolita Palma, uno de los personajes principales, se viste con lo mejorcito de la época: "Es un personaje casi real, como si la conociera, tras casi dos años de relación íntima con ella. He soñado con Lolita, he tenido relaciones con ella, hemos paseado juntos por Cádiz, por las murallas, por la Caleta. Hay seis personajes fundamentales en la novela y muchos secundarios. Lolita era muy importante por muchas razones, representa el Cádiz que yo quería que el lector viviera y que lamento haya desaparecido."

Mucha polémica suscitó el comentario del autor de que España perdió la oportunidad de ser otra y que el cambio podría haberse dado en Cádiz, y que la Puerta del Sol habría necesitado una guillotina para haber prosperado de otro modo. "Cádiz era la única ciudad comparable a Liverpool o Londres, donde los protagonistas de la sociedad eran los comerciantes y no los nobles ni los eclesiásticos, es falso decir que el gaditano fuese especialmente culto, lo que es cierto es que viajaban mucho y era una ciudad moderna. Siempre dije que España se equivocó de Dios en el Concilio de Trento. En el siglo XVI optó por un Dios grave, serio, duro, severo, y oscuro, que limitaba la vida al hombre, mientras los protestantes escogieron a un Dios abierto, que admiraba y protegía el comercio. Esa opción nos marcó durante toda la vida, aquí en Cádiz parecía que era diferente. Cuando me movía por los textos que he utilizado para la novela, me daba una sensación de tristeza, de que Cádiz no acabase contaminando de cultura y modernidad al resto del país. Yo no voy de historiador, pero en la Guerra de la Independencia nos equivocamos hasta de enemigo, y nos faltó una guillotina en el momento adecuado, España permaneció atrincherada con reyes bobalicones y un clero inútil. Las Guerras Carlistas aún las estamos pagando."

Pepe Lobo es otro de los personajes de la novela, y si Lolita Palma representa a la sociedad culta gaditana, Pepe es el mar que rodea a la ciudad y el hombre de a pie. Es el mar a través de un marino, con el objetivo de que el lector que no sea de Cádiz pueda apreciar la plenitud de una ciudad y un comercio corsario del siglo XIX. A Arturo le gusta la palabra corsario -no en vano tiene una patente de corso en blanco firmada por Fernando VII-. El corso en realidad no era un pirata, como en general se suele pensar, sino un comerciante que pagaba sus impuestos de manera legal. Un negociante arropado por toda una estructura jurídica a su alrededor. Y todo eso ampliaba la riqueza de una ciudad compleja y variopinta.

El Asedio tiene una historia de amor sutil, adecuada al momento y a los personajes de la época, condicionada por un entorno social como era la alta sociedad de entonces. Y "hay que imaginar a una Jane Austin enamorada de un Cayetano Rivera, machote, hermoso, una chica aristocrática y el guapete de turno. Por eso hice a Pepe Lobo aún más machote. Es un héroe muy Revertiano. Quería un amor de folletín, que fuera un amor casi imposible entre dos clases sociales, entre la millonaria y el pueblo popular."

Y en el bando enemigo nos encontramos con un personaje como Simón Desfosseux, asediando Cádiz desde el Trocadero, un hombre obsesionado con la ciencia que quiere conseguir llegar un poco más lejos cada vez, interesado en las mediciones, las distancias, la pólvora... interesado en llegar más lejos con sus bombas, esto es... de ganar más terreno con ellas, aquellas que tiraban los fanfarrones...

"Esta es una historia de un asedio donde se traficaba con la comida, los gaditanors llevaban comida a los franceses y el tópico era que el sitiador pasaba hambre, miseria, frío, sometido a los vientos de levante, es una visión de un sitiador acojonado en territorio enemigo y el asediado aprovechaba y hacía negocio. Cádiz fue una juerga que algunos gaditanos se corrieron vestidos de uniforme."

Otro personaje clave del Asedio es el policía, Rogelio Tizón. Es el encargado, además, de abrir la historia y no está exento de pecado. La partida de ajedrez empieza. Rogelio es el encargado de abrir jugada, y "es un personaje sucio, un hijo de puta absoluto, un violador, un conspirador, un vendido. Sabe que la Constitución que está a punto de llegar lo está limitando... pero sabe que pronto podrá volver a sus viejos tejemanejes."

No me extiendo más. A la presentación acudió un público que llenó el aforo, se concentró en las alas y en las escalinatas e incluso en el patio exterior y a su término Arturo se dedicó a firmar ejemplares para todos aquellos que llevaran libro -no firmaría autógrafo en hojas en blanco-, por obvios motivos de número.

En la foto superior, la cantaora gaditana Mariana Cornejo, madre de mi amiga Meli Agulló a quien he de agradecer las fotos que ilustran este artículo.

19 comentarios:

marian dijo...

Que guapa está siempre la madre de Meli.
¿Tú qué tal estas guapetona?

Candela dijo...

Yo estoy guapa, también.

pal dijo...

y yo.
(Me encantó el artículo)

cloti dijo...

No tenía que haberme leído esta entrada. Lo sabía desde el título. Y encima nombras a Cayetano, a mi Cayetano, ahora voy a tener que empezármelo esta noche en vez del que tengo que devolver en la biblio el jueves.
Ya te contaré qué tal, pero si sueño con Cayetano será por tu culpa,... o gracias a ti.
Bsssssss
Cloti

BLAS dijo...

Pues a mi no me gusta el Cayetano Rivera, pero nada, nada. Espero que cuando llegue a ese personaje del libro me lo pueda imaginar con otra cara, por Diós...
A mi la envidia me la das habiendo podido ir a la Fabrica de Tabaco a escuchar a Pérez Reverte en persona hablando de su libro y además teniendo su firma, aaayyyynnnssss... Realmente, en el momento en el que empiezas a leer, te sumerges directamente en el entorno, como pasa siempre con este autor, pero encima, conociendo el lugar y sus características, si me descuido, casi se me empieza a bajar la tensión por culpa del levante que soplaba ese día en el libro. De modo que no estoy leyendo el libro, más bien lo estoy paladeando... Un gustazo!

Candela dijo...

A ver si me la traen pronto a la biblio, que, la verdad, me ha gustado mucho lo que has contado.

Así que andas por estos lares? en primer lugar, feliz cumple, en segundo lugar, cuando a ti te apetezca, te pasas por sevilla y nos conocemos, alter ego.

Besitos.

Darthpitufina dijo...

¿Y tú, estás segura de que no te pagan por hacerle publicidad a Pérez-Reverte?
No en vano le harías una entrevista en su momento...

Me da mucha envidia! (sana, porque si yo me lo encuentro me habría quedado roja, muda...) ¡es uno de mis ídolos, me encanta como columnista y he devorado muchas de sus novelas.

Ya había ganas de leer el nuevo, pero ahora mismito salgo a comprarlo, después de lo que he visto por aquí.

Un besote enorme.
Great minds think alike! ;D

Candela dijo...

Ah! Volvi el Domingo, Candela!! Ya estoy en Limerick!! Pero la proxima vez si que te llamo!

Candela dijo...

Blas, Pepe Lobo aparece ya en el primer capitulo del libro...

anele dijo...

He intentado agrandar tu entrevista pero no se lee con claridad. Lástima. Supongo que fue una entrevista muy completa, a juzgar por su extensión. Qué afortunada.

Y me parece digno de admirar que haya escritores que se documenten con tanto empeño para escribir sus novelas. Lejos de tratar de sentar cátedra y ejercer de maestrillos (como él dice, ni es historiador, ni científico, ...) sino para ser lo más fieles posibles y no cometer fallos garrafales como otros autores.
En cualquier caso se agradece tana deicación.Es evidente que se notará en el resultado final.

Me lo apunto para cuando mi lista de libros pendientes empiece a bajar un poco.

Candela dijo...

Anele, creo que lo que voy a hacer esta tarde o mañana es escanearla en dos partes y agrandarla. De todos modos, esta en Catalan (aviso)

Luis Antonio dijo...

Pérez Reverte es un especialista en "best sellers" y ahí está el éxito que obtiene con sus novelas, pero el rigor histórico que pretende dar a las mismas deja bastante que desear...En su novela tituala "Trafalgar" cometió muchos errores documentales sobre aquel episodio naval.

Esta idea no es de mi cosecha. Lo dicen historiadores reconocidos.


Un abrazo, Candela

Candela dijo...

Esta novela no tiene rigor historico tampoco, eso ya lo ha dicho el en numerosas entrevistas. Es ficticio todo, una historia mas.

BLAS dijo...

¿Y quien te ha dicho a tí que voy tan adelantada? Si todavía no he salido de ver la bahía desde la fortificación francesa a través de las troneras... ¿No te he dicho que la estoy paladeando? Y encima, entre paladeo y paladeo me ha caído una tormenta de nieve que me ha dejado to tirá con el niño en casa. De modo que a la mierda el levante y a tirar del trineo!!

Candela dijo...

jajajjaa, pues ea, a oger el libro mientras te tomas un colacao calentito mirando nevar en el jardin... ¿se te ha congelao la piscina??

BLAS dijo...

Si hija, tengo placas de hielo flotando, y a los perros con los pelos escarchados. Mi marido se me ha llevado el todoterreno y me ha dejado su deportivo. Amos, ¡¿qué coño quiere que haga yo en la nieve con un deportivo?!!!! Así no llego ni al súper. Me está entrando una claustrofobia!!

chema dijo...

es muy interesante la reflexión que hace arturo pérez reverte. cádiz podía haber sido una ciudad aún más importante de lo que es si la historia hubiera seguido otro rumbo...

Rosana dijo...

Candelita, o sea que ya esta´s en Limerick, eres como el viento!
A ver:
Me acordé de ti el día que oí la entrevista de Juan Rámón Lucas a Pérez Reverte en Radio Nacional, porque dijo que las gaditanas ya eran muy modernas en 1800, sabían idiomas porque eran hijas de comerciantes que ayudaban a sus padres, no sólo se quedaban en casa, sino que ayudaban en las tiendas, y al ser Ca´diz un puerto, había muchas nacionalidades y las mujeres gaditanas aprendían idiomas y otras cosas más modernas que las mujeres del resto de España. Y pensé en ti.
Que tengo 16 barris, que se me había pasado decírtelo. Gran parte de ellas gracias a un regalazo de Itzi. Pero que no me importaría nada aumentar la familia!!!
Que si ya te has abastecido de telas y retales...?
Que feliz cumpleaños atrasado, yo tambien soy piscis, del 23-F.
Y que me voy a tu siguiente post.
Besos

anele dijo...

ok, gracias.
Y "no problem", creo que seré capaz de medio entender el catalán.