viernes, 9 de julio de 2010

Un Pingüino en la Capital


Esta es Kelli. Su lugar habitual de residencia es el Zoo de Dublin, pero ayer, gracias a tres graciosillos que pusieron en peligro su vida, se dio un paseíto por la capital, tan cerca, tan lejos. El Zoo de Dublin se halla en Phoenix Park, a las afueras de Dublin, que cualquiera que conozca la ciudad sabe que es una buena caminata.

Las primeras noticias que llegaban a la prensa ayer eran confusas a la vez que te hacían sonreir por lo ridículo de la situación: tres chicos habían robado el pingüino del zoo, transportándolo en una saca en un taxi hasta el centro y abandonándolo allí cerca de O'Connell Street, donde un paseante lo vio y lo llevó a la comisaría de policía más cercana (En mi cabeza me imaginaba al anónimo transeúnte acercándose a Kelli, tomándola de la aletita y llevándola -como a un niño perdido en la playa- hasta la Gardai). Rocambolesco.

La situación hoy aparece más clara en la prensa, aunque igual de rocambolesca: Kelli, una pingüino de diez añitos de edad fue robada del zoo sobre las ocho de la mañana. Cuatro horas más tarde la policía recibía una llamada anunciándole que un pingüino se paseaba confuso por las calles del centro y poco después era devuelta a su zoo. En algunos reportajes se dice que Kelli lleva un chip incorporado con el que fue posible precisar su localización y que la policía fue directa a su paradero -en medio de la calle, criaturita.
Un taxista denunció poco después que tres hombres habían cogido su taxi con una bolsa que contenía un animal vivo y que al cuestionarles qué llevaban con desconfianza, le dijeron que era un conejo que habían encontrado en el parque. Se cree que el "secuestro" ha sido parte de una broma o de una apuesta entre estudiantes, aunque a los responsables del Dublin Zoo no les ha hecho ni puñetera gracia, sobre todo después de que el año pasado recibieran multitud de llamadas preguntando por la Sra. Gi Rafa, la Srta. Ana Conda y otros juegos de palabras similares.
Kelli regresó a su hogar visiblemente agitada, donde fue de inmediato examinada por el veterinario, y se calmó bastante cuando se reunió de nuevo con su pareja, Mick.

Yo estoy acostumbrada a ver macacos en la calle a diario, perros callejeros, gatos perdidos... ¿Qué hace uno cuando se encuentra a un pingüino de frente...?

7 comentarios:

Geno dijo...

¡Pobre bichín! Aunque la verdad, la historia suena como película de risa (sí, yo también imaginaba al señor llevándolo de la aletilla, jajajjaja)

cloti dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDD
Bssssss
Cloti

COILET dijo...

Qué essstresss, pobre pingüino, valientes capu....s

chema dijo...

lo peor es lo que tú dices, que a un pingüino le puede sentar muy mal que le saquen de su hábitat, no natural en este caso, pero sí reproducido para que sea lo más parecido posible al natural. qué graciosos los nenes.

Rosana dijo...

Pobre Pingüina. Seguro que Mick cuando la vio le dijo: te quiero como a ningüina %P!!!

Ya he ojeado un pco tus últimos posts y me ha gustado mucho el del periódico protagonista absoluto. No tenía ni idea, ja, ja, qué bueno!!

Y el de tus exvecinos macarras, vaya rollo de vecindario!! En mi vecindario lo más peligroso son las cacas de los perros frente al portal!!! (que tienen su puntillo de peligrosidad, no creas!)

Besos!

anele dijo...

Pobrina!!

KIRA dijo...

Pobrecito, menudo susto se llevaria cuando la dejaran en medio de la calle, vamos pa'darle un "telele"... no me estraña que llegara de vuelta estresada!
Menuda gracia los que se la llevaron, tan facil es sacar un animal del zoo?
Bsts