martes, 16 de noviembre de 2010

IRLANDA CONMOCIONADA

Y no por la crisis económica, ni por tener un gobierno inútil o por los rumores que cosas peores están por venir...
Irlanda llora y está en shock porque hoy, cuatro niños menores de diez años han sido cruelmente asesinados en dos incidentes separados y no relacionados entre sí.

La primera noticia llegaba casi a mediodía a las redacciones de la prensa nacional: a eso de las diez menos cuarto de la mañana, un hombre había muerto en un accidente de tráfico en una carretera entre dos poblaciones en la costa de Cork. No había habido más victimas en la colisión, el hombre se había salido de la carretera, se había estampado contra un árbol y muerto al instante. El vehículo había estallado en llamas.
Así las cosas, la policía se dispuso a acudir a su domicilio para informar a la familia cuando fueron alertados de que una de las hijas del fallecido no había acudido a la escuela. Y lo que encontraron en el domicilio fueron a sus dos hijas, de cinco y dos años, muertas. La madre se había marchado a Cork capital, donde trabajaba, a las 7.30 de la mañana y las autoridades se trasladaron hasta allí para comunicarle, ya no solo la muerte de su pareja, sino la de sus dos niñitas, Zoe y Ella.
El equipo forense aún se encuentra en la casa, que ha sido precintada y aún no se sabe lo ocurrido aunque en la mente de todos está que esto no es ninguna coincidencia y que John Butler podría haber asesinado cruelmente a las dos niñas para luego suicidarse en la carretera. La escena del accidente también ha sido precintada y está siendo examinada técnica y forénsicamente.

El segundo asesinato se hacía público sobre las dos de la tarde: dos adultos y dos niños habían sido encontrados muertos en su vivienda en Newcastle West, un pequeño pueblo del Oeste de Limerick. Las noticias llegaban con cuenta gotas: los adultos eran dos mujeres; los niños, un bebé de menos de un año y un niño de cinco. La policía estaba persiguiendo al sospechoso, que había escapado en un coche tras disparar a sus cuatro víctimas. Más tarde se sabría que no habían muerto por disparos, sino mucho peor: apuñalados. El coche había aparecido en el Condado de Clare. El hombre, que resultó ser el padre de las criaturas, ha sido detenido en Kilrush.
Dicen que la escena del crimen se parece más al set de una película gore...

En la oficina escuchábamos estas noticias en la radio y no podíamos creerlo. ¿Qué posee a un hombre, a dos en este caso, a asesinar de esa manera cruel a niños indefensos? ¿Cómo puede blandir un cuchillo y clavarlo así sin más en la delicada piel de un bebé...?

No, no puedo entenderlo. Y no lo quiero entender. Las noticias siguen llegando con cuentagotas, os pondré al día cuando se sepa algo más...

17 comentarios:

chema dijo...

no entiendo cómo se puede tener la crueldad y la sangre fría para hacer eso con unos niños. a nadie le entra en la cabeza. si hay algo que nos hace *personas* en el verdadero sentido de la palabra, esos individuos lo han perdido.

Fawn dijo...

Qué horror... ojalá nunca tuvieramos que oir cosas como estas... cómo el hombre puede hacer cosas tan horribles... No puedo comprenderlo...

BLAS dijo...

Pufffff... Jamás podré entenderlo. Jamás. No solo es su piel, sino sus ojos, su mirada inocente, el no entender lo que pasa, sus gestos de ingenuidad, esa forma de andar y moverse como una persona sin completar.
No me cabe en la cabeza. Esa clase de "cosas" no son personas, ni individuos, gente, ni siquiera animales, porque sería desmerecer a los animales que nunca se portan así con las crias, al contrario, las protegen instintivamente, sean o no las propias.
Ante cosas así, no debiera existir ninguna clase de eximente.

Candela dijo...

En el telediario de las 6 dijeron que el bebe tenia 5 meses...

martmas dijo...

Nunca podré entender como un padre (o madre) puede ser capás de semejante barbaridad...., no se entiende en nadie.... pero por Díos, sus hijos y tan indefensos..., de verdad que me supera

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

¡Qué crueldad! Y qué miedo.
Esas cosas no deberían suceder nunca, ese horror no se puede soportar...

Luis Antonio dijo...

He quedado profundamente conmocionado por estas tragedias que nos cuentas.

Saludos, Candela

Deje o no comentarios, te sigo

Luis Antonio dijo...

He quedado profundamente conmocionado por estas tragedias que nos cuentas.

Saludos, Candela

Deje o no comentarios, te sigo

anele dijo...

Yo tampoco lo entiendo.
¡¡Un bebé!!
Por Dios, qué tendrá esa región que pulula por ahí algo raro en el ambiente, no es normal el nivel de delincuencia que teneís por allí.

Lucía dijo...

!qué fuerte!
Por muy mal que te vayan las cosas ¿cómo se puede hacer una cosa tan cruel con un niño?
Si los niños son todo inocencia con esas edad, !sólo esperan que les des cariño!
Las personas que hacen esto son enfermas mentales. No hay otra explicación.
!!!Pobrecitos!!!
Lucía

Spanish Chick Abroad dijo...

Qué espanto!! madre mía!! cómo se le va la olla a la gente!

COILET dijo...

Es espeluznante, a mí no me entra en la cabeza, aquí hubo un caso tanto o más tremebundo, imaginate, un padre amenazó a la mujer con vengarse matando al hijo, un bebé de un año y algo, lo metió en la furgoneta y la prendió fuego, se me revuelve todo sólo de pensar en el sufrimiento que padeció esa criatura para morir...

No sé si hay más allá pero estos individuos tenían que ser castigados hasta lo indecible...

Rousi dijo...

Es tremendo que sucedan cosas así. Lamentable.

Geno dijo...

Ya es bastante cruel cualquier tipo de asesinato pero matar a un niño... y encima si es el padre/madre el que comete tal atrocidad ¡hay que tener poca sangre en las venas, poco corazón y poco cerebro! Vamos, ná de ná.

Inma dijo...

Estas cosas no puedo ni leerlas. Me dejan al alma fria por días.
¡Qué horror!

Ella dijo...

Joder, se me ha puesto la piel de gallina. ¿Cómo es posible? ¿Cómo se puede hacer algo tan cruel?

Candela. dijo...

En el caso de Cork, parece ser que el padre sofocó a una de las criaturas y estranguló a la otra. Luego se fue a una gasolinera, compró 20 euros de gasolina, se paró en medio de un campo y se la vertió encima. Se estrelló contra el árbol y el coche estalló inmediatamente en llamas, calcinándolo. Le han tenido que identificar a través de récords dentales.
En cuanto al otro desgraciado, parece ser que su intencion despues de apuñalar a su exnovia (o novia, no se aclaran los medios), de 25 años, la amiga de esta, de 20, el bebé del parricida de 5 meses (una niña preciosa, Amy), el otro hijo de su expareja, Reece, de 3, era la de suicidarse, pero en vez de ello se fue a Kilkee donde fue arrestado esa misma tarde en un pub emborrachándose.
En el primer caso, dicen que Butler padecía de depresión desde que perdiera su trabajo en la construcción un año antes. El segundo también había trabajado en la construccion, no me queda calro si tambien estaba en el paro...