lunes, 20 de diciembre de 2010

ORIGEN DE LAS CARTAS A SANTA CLAUS



Un par de días más para que llegue ese señor gordito amigo del rojo y domador de renos y niños asilvestrados... (y a ver qué me trae).


Después de sobrevivir un año más a un año horribilis (para algunos, para mí ha sido de los mejores de mi vida), llegó esa época del año donde uno se olvida de todo, hasta de los agujeros en la cuenta bancaria y se saca de donde no se tiene para llenar la saca, la mesa y las ilusiones de que el año próximo será indudablemente mejor... rodeado de luces esplendorosas, de villancicos, de verdes, rojos, dorados y plateados...
Tiempo ya de ultimar los últimos planes de la cena/comida de navidad, de preparar puddines y cookies y gingermen bread en esta parte del planeta, y los niños, ah... los niños! Tiempo para ellos para asegurarse de que ya echaron la carta a Santa Claus, que si han de confiar en Correos, se pueden quedar sin regalos.
Pero, ¿de dónde viene la tradición de escribir cartas a Santa por Navidad para pedirle regalos? ¿A quién hay que agradecer la idea de que a final de año cada niño/a ha de hacer recuento de su comportamiento durante los pasados doce meses y asegurarse de  que ha sido un buen chico o chica y que de verdad merece un regalo (o cien)?
Pues fueron los mismos padres los que crearon semejante idea, simplemente para dejar de preocuparse o dejarse los nervios pensando en qué regalar a sus churumbeles. Así, con una cartita de puño y letra de los interesados, no tendrían problema alguno en hacerles felices en día de Navidad.

Sin embargo, los detalles respecto a esta costumbre son diferentes en las diferentes partes del mundo. Los británicos, por ejemplo, tienen la interesante tradición de quemar estas cartas en la chimenea, bajo la creencia  de que será enviada al Polo Norte de manera mágica. El concepto general es igual en todo el mundo. Por ejemplo, en Mexico y la mayoría de países centroamericanos y en algunos de Sudamérica, los niños atan las cartas a balones de helio y los sueltan al aire, convirtiendo el evento en una vista espectacular.

En Canadá hay un servicio postal que permite que los niños envíen cartas a Santa Claus, y algunas son incluso contestadas por voluntarios o empleados postales. Existe un codico postal especial para las letras a Santa. Desde 1982, más de 13000 carteros canadienses se han presentado voluntarios para responder a los niños, y la direcció de su casa-factoría en el Polo es:  Santa Claus, North Pole, Canada - H0 H0 H0

En Finlandia, donde se cree que está en realidad la casa de Papá Noel, se han recibido más de ocho millones de cartas y unas 6000 llegan cada año desde 10 países. El mayor número de niños que escribe a Santa se concentran en Gran Bretaña, Polonia y Japón. En Finlandia, se cree que vive en Korvatunturi pero su dirección oficial está en Rovaniemi en el Círculo Ártico, que es: Santa Claus, Santa Claus Village, FIN-96930 Arctic Circle, Finland.

¡No olvidéis certificar las vuestras si aún no las habéis echado!

 

15 comentarios:

María José dijo...

Aquí en casa hacemos como cuando éramos niños, escribimos a los reyes , que son tres y pueden cargar con más cosas.
Gracias por la información detallada

besos

Fawn dijo...

Qué bonito post!!! no tenía ni idea de esas costumbres pero tomo buena nota de ellas y alguna a lo mejor la ponemos en practica ;)

Candela. dijo...

María José, tenéis que hacer como yo: a Santa y a los Reyes, así en vez de tres, son 4, con elfos, renos y de todo!! ¡Muchas más cosas!

martmas dijo...

Pues yo no sabía que a Santa se le escribían cartas. Pensé que Santa era más de adivinar.
En mi casa somos más de Reyes Magos. Hace una semana fui con mi hija a la oficina de correos a llevar la carta para sus Majestades de Oriente, el empleado de correos sin sorprenderse nos la recogió sin problemas. El año pasado ya hicimos lo mismo y la semana la niña recibió una carta explicandole que habían recibido su carta y le mandaron un pequeño album para que coleccionase sellos.
La niña alucinaba.... y yo también

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

En catalunya la tradición antigua era pegarle a un tronco que se le llama Tió y te cagaba dulces etc.Ahora son regalos.

Por cierto...¿Sabías que santa originariamente no iba vestido de rojo? EL ROJO SE LO AÑADIÓ UNA CAMPAÑA PUBLICITARIA DE UNA CONOCIDA MARCA DE COLA. Lo que son las cosas...
Saludos y Bon Nadal!!!

Candela. dijo...

Si, Zarapico, ya lo sabia... y el Cagatió... tengo uno por aqui que me rtegaló una amiga el año pasado, XDDDD!!!!

dina dijo...

Nosotros aun la enviamos el domingo, se la dimos a un "cartero oficial" y a la enana casi le da un infarto de la alegría.
Un saludo!

chema dijo...

es muy interesante conocer el origen de las tradiciones. me ha parecido curioso que papa noel tenga su dirección postal y todo, una diferente según cada país. y es que como es un personaje mágico, bien puede estar en varios sitios a la vez. ;) aunque yo me quedo con que es canadiense, que es el país cuya superficie terrestre llega más al norte.

Darthpitufina dijo...

Yo escribía a los reyes "majos", y les ponía pan para los camellos, y unos vasitos de vino para ellos. No se me ocurrió pensar en cómo cabían los camellos, los tres reyes y los regalos en mi minúsculo salón pero me lo creía a pies juntillas, ains...

En año nuevo, mi madre solía inflar globos con predicciones dentro, luego cada uno elegía un globo, lo pinchaba y descubría su profecía... Era gracioso que a mi abuelo le vaticinaran una preciosa melena larga, o que a mi abuela le prometieran una paga semanal.

En fin... felices fiestas a todos!

ochentera dijo...

Me parece algo muy curioso conocer las costumbres y tradiciones de otros países, sobretodo las de estas fechas.

Me ha parecido un bonito post!

Un saludiño!! ( ya puedes visitar mi blog, no hay mas sorpresas por el momento, tranqui XD )

en las nubes dijo...

jo, pero cual es la direcc verdadera!!!

FELIZ NAVIDAD, MUAKAS!

anele dijo...

Con qué ilusión se vive todo esto de niño... es algo fantástico.

Geno dijo...

Aquí siempre hemos sido más de los Reyes Magos

Inma dijo...

Se te olvidan las webs donde puedes enviar las cartas y recibir un saludo de Santa en persona.
Yo todavía hago escribir a mis hijos la cartita. Los nombres de videojuegos y libros son tan complejos que agradezco esa ayuda extra

mansi nishi dijo...

solo con ver la cara de ilusión que tienen los niños cuando escribimos la carta merece la pena todo! mi hija está alucinando, y es que con 4 añitos está en la mejor edad para disfrutar de todas estas cosas!

felices fiestas y muchos besos!!!