miércoles, 9 de febrero de 2011

LAS TORRES DE SEVILLANA

Preguntaba Coilet en este post si las torres no desentonaban con el entorno paisajístico. Naturalmente para mí, criada prácticamente bajo su sombra, no me lo parece.
Las Torres de Sevillana o también conocidas como Torres de Cádiz son dos: la de Puntales, situada en la ciudad en el barrio del mismo nombre, y la de Matagorda situada en Puerto Real. El cableado que las une cruza la bahía por medio de dos líneas trifásicas de 132 kV.
La de Puntales mide 156 metros de altura y la de Matagorda, que podría parecer mas pequeña, se eleva a 160 metros del suelo.
Tiene forma troncocónica con un mástil hueco con perfil curvo construido con piezas metálicas galvanizadas. La cúspide mide seis metros de diámetro y la base es de 20.70m., descansando sobre un basamento de hormigón armado y precomprimido. Las coronan un travesaño romboidal que son los que sostienen los cables de alta tensión.

El colegio donde realicé la EGB se encuentra en el barrio de Puntales, auspiciado por esa torre que de pequeñas casi todas asegurábamos haber subido (¡todas teníamos un tío que trabajaba allí!), aunque dudo que ninguna de mis compañeras lo hubiera hecho (ni yo misma, naturalmente). A día de hoy, tampoco me quedarían ganas después de haberme dejado los pulmones en la Catedral de San Pedro en Roma, en la de San Paul en Londres, en el Monumento a Stirling o en el Monumento Scott en Escocia. Porque que yo sepa, al menos en mis tiempos de colegio, estas torres no estaban equipadas con ascensor, sino que tenían y siguen teniendo una escalera helicoidal que recorre todo el mastil y que permite acceder al travesaño superior.


Diseñado por el ingeniero italiano Alberto Toscano y fabricado en su país de origen en 1955, tras ser compradas por el Instituto Nacional de Industria se comenzaron a montar en su actual enclave entre 1957 y 1960. A pesar de lo que pueda parecer, son uno de los mejores ejemplos de aRquitectura Moderna Industrial en toda Andalucía y ya forman parte indisoluble del paisaje de Cádiz. De hecho, es de lo primero que se ve al entrar en la ciudad.

Imagino que las vistas desde su cúspide han de ser fantásticas, todo el entorno de la Bahía de Cádiz y parte de los pueblos de la provincia, pero ninguna de las dos Torres está abierta al público ni son una atracción turística, aunque ello no impidió que en 1972 Marisol, dirigida por Valerio Lazarov, y un grupo de bailarines, se atrevieran a bailotear al ritmo del porompompero más internacional en su travesaño superior. ¡No quisiera yo estar ahí en un día de Levante!


11 comentarios:

dina dijo...

Mira que post más currado!, me han encantado todas las imágenes y que decir del video, jeje

Darthpitufina dijo...

Toma ya, qué sobredosis kistch de Marisol cantando en English!

María José dijo...

¡¡Leche!! el video lo conocía pero ni idea que fuera en una de estas torres!!!! eres el libro gordo de Petete!!!

en las nubes dijo...

MUY INTERESANTE!

en las nubes dijo...

POR CIERTO... EL VIDEO ES TOTAL :D

chema dijo...

muy interesante entrada. esas torres son toda una obra de ingeniería. su estructura requiere muchos cálculos. y lo de la corriente trifásica, qué recuerdos me trae de cuando lo estudié...

COILET dijo...

No tenía ni idea de que eran tan altas ni que poseían esa estructura... muy interesante

Geno dijo...

El video ya lo había visto pero no sabía que estaba hecho ahí. La verdad es que cuando llevas toda la vida viendo algo en un sitio te parece lo mas´natural que esté alli.

anele dijo...

Aymimadre!! lo único que estoy segura de haber entendido es el estribillo, ja, ja.
Sí que debe de haber unas vistas increíbles desde allí.

Charo Barrios dijo...

Es cierto. Hace poco pusieron el programa con Marisol en las torres. ¡qué vértigo más grande...!

BLAS dijo...

Por Dios, cómo me he quedado con el video de Marisol, y el porrompompero de Escobar en mega friki... Todavía estoy bajo los efectos del flipe.