sábado, 23 de abril de 2011

LEYENDO

Recién salidos prácticamente al mercado, se hallan mis dos lecturas comiqueras de hoy: Miguel, 15 Años en la Calle: Llorarás donde nadie te vea, es la segunda obra de Miguel Fuster en la que relata sus
experiencia como indigente en las calles de Barcelona. Si en la primera nos ofrecía un relato intimista de su vida entre parques y bosques y algunos sucesos que marcarían su vida, en esta segunda parte parece profundizar algo más en los motivos que le llevaron a la calle y lo que es más importante, nos ofrece historias de otros vagabundos, sus vidas pasadas, las razones por las que acabaron en la calle.
De nuevo te hace sentir un tanto culpable (al menos a mí me produce ese sentimiento) cuando se intenta ignorar la mano tendida o nuestras conciencias se escudan en el pensamiento de que cualquier limosna que demos acabará siendo gastada en alcohol, ese alcohol que a veces es tan necesario para tratar de ahogar los pesares internos. Ojo, no que defienda el alcoholismo, ni yo con mis comentarios ni el autor con su relato. Pero sí hace entender los motivos por los que muchos indigentes acaban refugiándose en la botella: tratar de olvidar, hasta que un día comprenden que lo que deberían olvidar es el líquido que les calienta el cuerpo y les borra la memoria.
Miguel pertenece al grupo de los afortunados, tuvo la suerte de que le ofrecieran ayuda y la cordura necesaria para aceptarla y dar un giro de 180 grados a su vida. Él todavía se considera indigente aun teniendo un techo bajo el que cobijarse, y siempre será un alcohólico que como bien dice, podría mañana enfrentarse a un problema enorme y acabar de nuevo con la botella. Su lucha, auqnue no haya bebido en años, es constante y se supera día a día, paso a paso.
En este libro, además de ahondar en algunso episodios personales, nos regala con las historias de otros indigentes a los que conoció: una exprostituta envejecida y un exbanquero al que su ludópata mujer condenó a la ruina. Y nos enseña que en la calle no todo es blanco y negro, hay amistad, hay compañerismo, hay solidaridad. Es un libro muy humano, con textos de una profundidad que solo pueden salir del alma que ha padecido tan traumática experiencia.

Mi segunda lectura es bastante menos profunda y totalmente lúdica y nostálgica: la reedición por parte de Ediciones B de Cristina y sus Amigas, la obra más conocida de Manel Cuyàs, que trabajó muchísimo para el mercado británico, pero que dedicó lo mejor de su obra exclusivamente al mercado patrio: Cristina y sus Amigas se publicó por primera vez en 1963 en la Revista Mundo Femenino, y pasaría posteriormente a Sissi y continuaría en 1970 en la Revista Femenina Lily. Al contrario que otros cómics de la época, éste no juega con sentimentalismos ni historias románticas. Son un grupo de niñas internas en un colegio privado en Suiza cuya curiosidad juvenil las lleva a meterse en algunos misterios de diferente índole. El guión corre de la mano de  antonio Turnes, también conocido como T. Ardanuy y posteriormente le relevaría Irene.
La novedad de esta reedición es que nos encontramos en este primer tomo con unas primeras aventuras que no se sabe por qué motivo, en su día Bruguera no recopiló en sus Joyas Femeninas de la Serie Azul. Lo sé porque creía que las tenía todas. Conocía las aventuras por Lilys (se reeditaron tantas veces!) y antiguos Sissis de los que no tengo mucho, por lo tanto muchos de sus capítulos me eran desconocidos. Además los dibujos han sido cuidadosamente restaurados, dándoles un color mucho menos oscuro y chillón (cosa habitual en Bruguera), y se hace mucho más fácil apreciar el trazo mágico del autor y los pequeños detalles. Como novedad, se nos presenta a Cristina con el cabello moreno en lugar del habitual rubio, algo que etá dividiendo la opinión de los fans, pero un detalle sin importancia, a mi modo de ver. El número uno acaba de salir ahora en Abril y el número dos llegará a las mejores librerías en Junio.

11 comentarios:

Geno dijo...

Pues sí que vas a pasar un día del libro entretenida, XDD

Geno dijo...

Pues sí que vas a pasar un día del libro entretenida, XDD

Candela. dijo...

No, Geno, estos ya los he leido esta semana. Debería haber puesto otro titulo, XDDDD. Hoyu me dedicare a leer Lilys y estheres y ordenar tebeos.

en las nubes dijo...

Feliz San Jorge... y a leer se ha dicho!!!

chema dijo...

el de miguel fuster, me haré con él en cuanto lo vea. lo que cuentas hace que tenga aún más ganas de leerlo.
y el de cristina, también me apetece tenerlo. con tantas novedades, es casi de agradecer que se retrase un poco el tomo 16 de esther.
ahora estoy leyendo '100 años de bruguera'. por cierto, en el post anterior comentabas que te compraste el de vázquez, ese es genial!!

anele dijo...

Precisamente ayer celebré el día del libro comprándome el de Miguel, que le tenía unas ganas tremendas. Me encantó el primero; se me puso un nudo en la garganta leyendo algunas páginas.
Estoy deseando empezarlo mañana, que será mi lectura en el trayecto del metro en los próximos días.

Candela dijo...

¿en los porximos dias? Anele, te lo leeras en un uspiro, este lo encuentro mas corto que el otro. Pero muy intenso tambien.

martmas dijo...

El de Miguel no sé que haré... aún no leí el primero, pero es que ultimamente sólo busco lecturas alegres o simples, y sis on las dos cosas mejor, jeje.
Voy a mirar el de Cristina, que me suena pero no recuerdo

dina dijo...

Disfruta mucho, que si hay algo q mola es leer algo apetecible

Lucía dijo...

Eso a leer. !qué no falten los libros!
XDDDD
Lucía

anele dijo...

Hombre, ya digo que es para el metro y no son trayectos demasidado largos, por eso calculo que me durará 2 o 3 días. Aparte de que me gusta recrearme en los dibujos y lo leo con mucha calma, admirando los trazos. Aún no lo he empezado porque me quedaba por terminar el último libro que estoy leyendo, pero esta noche remato las pocas páginas que me quedan y mañana empiezo con el de Miguel.
Me gusta es la fuerza que tienen sus dibujos.