viernes, 25 de noviembre de 2011

Denuncia. Grita. Pide ayuda. No te escondas.

No podía comprender a esas mujeres llorosas y apaleadas que aparecían en televisión en la prensa. ¿Por qué no se marchaban? ¿Eran tan estúpidas que no veían, no sentían que lo que les sucedía no era lo normal? ¿De qué servía llorar y quejarse si al día siguiente les iban a dar la del pulpo de nuevo...? Eso, jamás, JAMAS de los jamases me sucedería a mí, por que si me pasaba, cogía la maleta y...

Y entonces te pasa.

Y quieres que no vielva a suceder. Y quieres que él cambie. Quieres ser tú quien lo cambies.

Pero cuando te has dado cuenta, él te ha cambiado a tí, porque te ha anulado por completo. Y a veces, te das cuenta de que no todos los cardenales están por fuera...

Y huyes. Y no deberías hacerlo, porque no lo mereces.



Hay cosas que no se firman en ningún contrato.

6 comentarios:

dina dijo...

Soy de la opinión de q a mi jamás...pero en realidad eso no se puede decir...

chema dijo...

en la novela 'la importancia de las cosas' de marta rivera de la cruz, uno de los personajes es una mujer, profesora universitaria de profesión, que se separa de manera radical y definitiva de su marido porque éste le dio una bofetada en medio del acaloramiento de una discusión. lo que hace esa mujer es exactamente lo que hay que hacer. al primer acto de maltrato, coger las maletas y marchar, sin escuchar ninguna explicación. quien golpea una vez puede hacerlo más veces, y será inútil tratar de hacerle cambiar.

Darthpitufina dijo...

No es simple, cuando no tienes donde ir, o no sabes en quién confiar, cuando dependes de una relación, cuando estás anulada... yo entiendo que salir de una situación de maltrato es muy complicado, por eso estas mujeres necesitan primero saber qué hacer, y segundo tener un lugar seguro donde alojarse. Pero no es nada fácil.

Besos, cariño!

martmas dijo...

No creo que sea fácil, pero por lo menos ahora la sociedad no lo disculpa con "son cosas de pareja", "a saber que pasaba", etc...etc... el maltrato es maltrato

BLAS dijo...

No es fácil porque no se sabe exactamente dónde comienza el maltrato cuando se está dentro de él. Se buscan excusas falsas para convencerse a una misma de que no es el "maltrato" del que hablan... Luego están los perdones y me ha dicho que no lo volverá a hacer...
No se sabe a quien acudir porque llega un punto en el que te han anulado la personalidad y vives con miedo, eres dependiente, estás sola o te sientes sola... Si hay niños de por medio, peor aun.
No es tan sencillo, no.

Julieta dijo...

Hola!
Sé que no es sencillo, las víctimas de abusos siempre han sufrido lesiones en su autoestima y por eso les cuesta mucho esfuerzo y tiempo poder romper la cadena de subygación, aunque no por eso debe uno dejar de hacer camapaña permanente para que la violencia doméstico-familiar cese en todo el mundo, que no hay absolutamente nadie que esté fuera de verse en una situación así. Excelente entrada, valiente y verdadera.
Un montón de besos desde Holanda.