lunes, 29 de octubre de 2012

Con la comida, sí se juega

Mientras los zombies se adueñaban de las calles de Limerick, en mi Cádiz natal se celebra una costumbre que echo muchísimo de menos y que siempre me ha gustado: la de los Tosantos. Que básicamente consiste en engalanar los mercados, especialmente el que se conoce como "La Plaza", en el casco antiguo, y no precisamente con globos y guirnaldas: se decora con escenas realizadas con todo tipo de comida: productos cárnicos, frutos secos, fruta seca, patatas, pesca... todo vale. La única norma es representar, con mucha sorna, un suceso o acontecimiento de nivel local o nacional, que sea facilmente reconocible por el público de a pie, y así este año la temática general se ha colmado en la celebración del Bicentenario de la Constitución y algunos de los eventos para conmemorarla, como el concierto de Carlinhos Brown o la Gran Regata.

De las fotografías es responsable mi amiga Regina Molanes, corresponsal extraordinaria para este post.





















5 comentarios:

chema dijo...

qué bueno!! me molan los peces vestidos de personas, con sus gafas, sus sombreros y todo, jeje.

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Realmente es una costumbre muy peculiar. por aquí por la sierra no se hace nada de eso, pero desde chicos nos han llevado a Cádiz para los Tosantos a ver el mercado.

Lucía dijo...

!Jesús! alucinada estoy, hay de todo, no falta de na...

Geno dijo...

Jajajaj, que chulo, original y menudo trabajazo que tiene que llevar eso

Bertha dijo...

Jolines que chulas, no lo habia visto nunca, me encanta, a cual mas original, jejeje.