sábado, 13 de octubre de 2012

Cornmarket



Ha psado más de una década entre ambas fotos. La primera vez que fui a Cork debió ser en el 2001 o 2002. Quizás antes porque no tengo marcada las fotos de aquella mi primera visita con una fecha. Sí la tenía en el álbum, pero hace un par de añitos decidí que ocupaban mucho y saqué todas las fotos para meterlas en una preciosa cajita. Pero a lo que vamos...

La primera vez que visité Cork, el Cornmarket estaba en ruinas, abandonado. Ahora es un lugar vivo que vibra con los latidos de los restaurantes, bares y tiendas que cobijan tras los muros de piedra y los arcos acristalados. La acera ha ganado en ancho, engalanada ahora con macetones de "verde" y al fondo, haciendo curva frente al río, se erige cada sábado (desconozco si a diario porque las veces que he ido siempre han coincidido en sábado), un mercado gastronómico y algunos stands de "cachivaches" variados. Es un mercado pequeño pero coqueto, altamente risueño donde puedes encontrar desde chorizo español y quesos franceses a salamis alemanes y frutas y verduras de la huerta local.

Cornmarket Street
(Fotografía propiedad de Corkpastandpresent.ie)

Cornmarket Street es conocida por los Corkonians como "el Muelle de Carbón", ya que al igual que muchas de las calles del centro, está construida sobre un canal del río Lee y había sido un muelle antes, que había tenido también avariso nombres a lo largo de los años, como el Muelle de la Madera o el Muelle de la Patata.
El caso es que su actal denominación, Cornmarket Stret viene del antiguo mercado que había en esta calle, famosa por sus feriantes y marchantes vendiendo su mercancía como puede apreciarse en la foto en blanco y negro.

Casi siempre que visito sitios con un intervalo de tiempo grande entre visitas, me gusta fotografiar los mismos lugares. A veces, aunque no se perciban a simple vista, los más mínimos detalles cambian... una mano de pintura con un color ligeramente más claro u oscuro... un cambio en el acerado... o una total rehabilitación como en este caso.

3 comentarios:

chema dijo...

me gustan los mercados clásicos. está bien que todavía queden algunos, aunque por dentro estén muy modernizados.
ese mercado de cork lo han dejado que parece otro. la fachada ahora está como nueva. y han hecho bien en rehabilitarlo por dentro, era una pena tener un edificio como ese abandonado.

Ángeles dijo...

Me alegro de que el cambio haya sido a mejor, un mercado es vida e intercambio , además de ingresos.
Esta bien lo de ir viendo en fotos como cambia un lugar.

Merchi dijo...

A mí también me gustan mucho los mercados antiguos. Lo que daría yo por ver el de Cork..., en fin, todo se andará...