martes, 13 de noviembre de 2012

Destruido por el fuego

Desde que supe de la existencia de los Asilos de las Magdalenas en Irlanda, el conocimiento sobre sus historias, los edificios y todo lo que rodea estos trágicos acontecimientos me han fascinado. Poseo varios libros sobre el tema, y hablar con antiguas "inquilinas" te sitúa en unos tiempos que no pueden llegar a imaginarse hasta que no se tiene delante a una de estas personas.
El año pasado tuve la oportunidad de visitar uno de estos edificios en Limerick, hoy transformado en la Escuela de Arte.
En Cork hay un edificio de idénticas características, el Good Shepherd Convent, que abrió sus puertas en Julio de 1872 y permaneció operativo hasta finales de los años setenta.

Se calcula que por sus estancias desfilaron unas 30,000 mujeres en esos 150 años de vida, encarceladas contra su voluntad por tales "delitos" como prostitución, ser madres solteras o simplemente porque tenían alguna tara física o psíquica y eran una carga para sus familias; algunas, incluso, eran internadas aquí tras haber sido abusadas por familiares.

El complejo se compone de tres edificios principales: el hogar, el convento y el orfanato, que desde 2003 yacen sobre la colina desde la que miran la vida apacible de Cork, totalmente abandonado y en semiruinas tras un primer incendio aquel año que destruyó por completo la parte de la lavandería.

Deseaba ir a visitarlo para hacer mis propias fotografías, pero hasta el momento no me ha sido posible, queda algo alejado del centro y pensaba hacerlo una vez instalada en la ciudad. Sin embargo, ahora no sé si me será posible hacerlo, todo depende de lo que las autoridades hagan con los restos, ya que esta noche ha sido fatalmente herido por otro fuego devorador. He aquí las fotos del antes (pero posterior a 2003) y de una foto de esta mañana de la prensa local:

(c)AbandonedIreland.com


(c)Breakingnews.ie

La fotografía de arriba parece estar tomada desde la parte posterior del edificio, pero el daño parece masivo. Ignoro si a partir de aquí vallarán todo el perímetro o si lo demolerán o asegurarán. La propiedad en principio iba a ser restaurada y reconvertida sobre el 2005 pero la caída de la burbuja inmobiliaria precipitó su abandono total.

(c) Breakingnews.ie

A pesar de todo, intentaré visitar el lugar. Hay un cementerio al lado, propiedad del convento, con tumbas arcaicas y algunas de interés, como la de la Pequeña Nelly, una niña que vivió en el convento y a la que se considera una pequeña santita, por su devoción y porque en un principio fue enterrada en el Cementerio de St. Joseph y cuando tras 18 meses fueron a trasladarla al del Convento, hallaron su cuerpo incorrupto, sus ropas impolutas y la carne sin rigor mortis. Algún día le dedicaré un post porque la suya es una historia triste, misteriosa y a la vez bonita.

4 comentarios:

DACHA ARTESANA dijo...

Será interesante leer esa historia.

Lucía dijo...

!qué pena que un edificio tan antiguo y con tanta historia se destruya de esa manera!
En fin, ....

Merchi dijo...

Sí, por favor, cuéntanos la historia de la pequeña Nelly, me encantan esos relatos veridicos que se han transformado en mitos. Una pena lo del incendio, Ruth, a ver qué hacen ahora con el edificio.

chema dijo...

es una lástima lo del incendio, porque ese edificio era una obra de arte. quizá lo puedan restaurar, cosas más difíciles se han hecho, pero será un gran trabajo porque habrá que reconstruir toda la estructura.
yo también tengo ganas de leer la historia de esa niña, ya nos la contarás.