lunes, 11 de febrero de 2013

¡Pues menos mal que me mudo!

Parece ser que cada cosa llega en su justo momento.

Muchos no sabréis que mi trabajo como traductora en T. Reuters es part-time, lo que bajo ley significa que aunque no tengo límite de días y horas de trabajo (dentro de la legalidad de mis 39 horas semanales y el resto a partir de ahí son horas extras y pagadas a su precio establecido), sí que hay un límite mínimo de horas que puedo trabajar y este está estipulado en 8 horas a la semana. Es decir, la empresa solo está obligada a darme 8 horas de trabajo semanales, divididas en uno o dos días o como se llegue a un acuerdo (tengo compañeras de trabajo que son madres y prefieren hacer dos días de 4h o tres si tienen médicos/compromisos ineludibles.

El estado, que aquí suele tomar buen cuidado de sus ciudadanos con un paro vitalicio y ayudas de todo tipo para quien lo necesite y reúna todos los requisitos, también tiene ayudas para aquellos que no hayan podido encontrar un trabajo full-time o a quienes sus empresas han reducido sus horas (como es el caso de muchos hoteles que han pasado de tener a limpiadoras en turnos de 5 días a disponer sus jornadas de 3 días). De esta manera, los días que no trabajes, recibes un subsidio de desempleo, sujeto a inspecciones y evaluaciones cada cierto periodo de tiempo. Esto es para ayudarte a llegar a fin de mes con un sueldo que te permita costearte una vida digna y no te falte comida, vestimenta para trabajar, dinero para facturas y/o alquiler. 

Esto no quiere decir que uno se busque un trabajo de un día, se rasque el ombligo los otros seis y encima cobre por ello a cuenta del bolsillo del contribuyente. Como digo, los controles son constantes, tu vida deja de pertenecerte y la hipotecas al Estado, puedes recibir lo mismo una inspección sin aviso en tu puerta para que comprueben que de verdad vives en la dirección que has dado, que no vives con tus padres o en un piso patera ni dices tener unos gastos que una casa/piso más pequeño no produdiría. Aquí tienes derecho a un porcentaje del alquiler, que en mi caso perdí hace ya más de un año porque el gobierno bajó los baremos y mi renta no entra en ellos. Y estas inspecciones incluyen, también, que te pidan en cualquier momento prueba de que has estado buscando trabajo full-time y que no has sido capaz de lograrlo (por lo que tienes que guardar todos los emails/cartas enviadas/recibidas, números de teléfonos y nombres de empresas y personas con los que has hablado. Son muy, muy estrictos.

Dicho esto, por cada día extra que trabajes sobre esas 8 horas, te descontaban hasta el 29 de enero un total de 22 euros por día, sobre el paro semanal que está en 188 euros. Es decir, que si trabajo un solo día de la semana, me pagan 166 euros, si trabajo dos, 144 y 122 euros si trabajo tres días. Si trabajo más de esto, no me corresponde nada.

Hasta aquí todo bien. Pero la semana pasada me llegó una carta que me informaba de que una nueva evaluación ha determinado que gano ciento veintipico euros por día trabajado (lo cual es erróneo) y que a partir de ahora me quitarán 60.04 euros por día trabajado. Una gran putada, pero aunque la chica me dijo que podía recurrirlo, no me merece la pena para los días que me quedan. Eso sí, de haberse dado el caso de trabajar 3 días a la semana bajo este nuevo "cambio", significaría que esa semana cobraría del Estado 8 euros. Que cuando una cobra de su empresa mensualmente y el paro semanalmente, es una putada al cuadrado, porque yo del dinero del paro pago el alquiler y como, y del sueldo (que si trabajo un solo dia a la semana es poco más de 500euros al mes) pago facturas e intento ahorrar un poquito.

Así que hasta aquí solo puedo decir... ¡menos mal que he conseguido un trabajo full-time!

La segunda razón por la que me alegro de marcharme (además de ir en busca de una mejor oferta cultural/de ocio/shopping, un mejor clima y una ciudad más grande, es porque hoy ha venido una pareja (un vecino me ha dicho que eran pakistaníes, yo los he visto al llegar a casa tras el trabajo y me han parecido Thailandeses o Filipinos), a ver el piso encima del mío. Y venían con un bebé de meses. Precioso. Super cute. Pero no me lo quiero imaginar llorando a las seis de la mañana... o a las 6, las 7, las 8, las 9 y cada vez que le venga en gana, que ya tengo experiencia viviendo con un Pavarotti enano como vecino.

Claro que si yo voy a ver un piso y al subir las escaleras y llegar al descansillo anterior a tu piso te encuentras esto...


... Pues puede que te plantees muy mucho alquilar un piso ahí por temor a que se te caiga el techo encima.

Y es que el sábado por la tarde/noche oimos un grupo como si se hubiera caído algo. Yo salí de mi estudio pensando que se me habría caido de nuevo alguna pila de cajas en el salón, y el guiri se había levantado también para comprobar la procedencia del sonido. "Creo que viene de las escaleras", me dijo. Pero abrimos la puerta y al ver todo oscuro, no pensamos que fuera ahí (porque pensamos que a alguien se le había caido algo). Como ya tenemos vecinos en el bajo, y tras comprobar que no había sido un choque de coches en la calle, pensamos que sería algo que se le había caido a la chica de abajo.

Y no ha sido hasta hoy cuando hemos escuchado pasos arriba (el agente del casero enseñando el piso de arriba), que he mirado escalera arriba desde mi puerta y he visto un trozo de techo colgando. Y entonces he subido, he visto el panorama y he sumado dos y dos...



Se ha derrumbado todo el techo del descansillo y suerte tendrá el inquilino del tercero si no pisa adecuadamente y se encuentra en la planta de abajo sin ascensor ni frenos. 
Y es que los días fuertes de lluvia, ahí caía una catarata de agua a causa de una filtración en el piso superior. El invierno pasado colocaron en el patio exterior unos andamios y el casero nos informó de que iban a arreglar una fuerte gotera. Allí no vimos a nadie más durante el resto de la semana y al comienzo de la siguiente, el andamio desapareció. Dudo si los polacos a los que encargaron el trabajo estafaron al casero asegurándole que habían reparado el problema o si por el contrario lo dejaron sin hacer porque necesitaba una obra mayor. Algo raro, porque la verdad, a la mínima de cambio el casero se ocupa del menor problema o envía a alguien.

Así que sí, tengo ganas de irme de esta casa con esta calle tan entretenida, no sea que el techo comience a actuar en plan dominó y acabemos con el tercero en el primero.

Actualización: A pesar del percal del techo, se ha mudado la pareja que vino a ver el piso esta tarde. Esto sí que es rapidez!! Y sí, el bebito ya está llorando!!

11 comentarios:

chema dijo...

madre mía, eso es peligroso. y vaya mala impresión para los futuros inquilinos de la casa...

coti dijo...

¡Qué buen momento has elegido para largarte de Limerick! Los techos se caen, tienes vecinos nuevos en el piso de arriba con un bebito berreante, han cambiado las condiciones de ayudas del Estado para los trabajos a part time,... en fin que Limerick a muerto (para ti) ¡Viva Cork! y su casita sin vecinos molestos.

marisa desaztre dijo...

Pues ya tienen que estar necesitados estos pobres para irse a vivir a un piso que se les puede venir encima con tal de que el niño de un berrido un poco más fuerte de lo normal. Menos mal que te vas. Bezozzzzzzz.

Darthpitufina dijo...

En efecto, menos mal que has encontrado un trabajo full time y que te marchas... porque si no, vaya faena!

Dina Oltra dijo...

Alucino bastante con todo eso delparo, en realidad es un buen trato, si te compensan de alguna manera y logran q la gente sobreviva.Flipo con lo del techo...q valor!

Merchi dijo...

¿Y no será que se ha caído el techo porque la casa no quiere que te vayas? jajaja, qué novelera soy. En serio, qué mal rollo. En cuanto a lo del paro, la verdad es que nada que ver con España. No me parece demasiado mal allí. Animo, guapa, que poco te queda para irte a tu Cork del alma.

Candela dijo...

pues bonita manera tiene de demostrarlo la casa entonces! Jajajjaa

Shirat dijo...

Pues menos mal que te vas, porque vaya panorama con los nuevos vecinos dando guerra y el techo cayéndose...

Bertha dijo...

Chica que estropicio, que se te cae la casa???

Pilar Carnero Fúnez dijo...

Joé, que fuerte!!!

Pilar Carnero Fúnez dijo...

Joé, que fuerte!!!