lunes, 20 de mayo de 2013

La Lavandería de las Magdalenas en Cork y la pequeña Nellie

El edificio fue construido en 1870-71, tan arquitecturalmente hermoso como temido. El Convento de las hermanas del Buen Pastos fue un orfanato y una horrible lavandería de las Magdalenas hasta finales de los 70.

El edificio está en ruinas hoy en día, especialmente tras el fuego que lo azotó fatalmente el pasado mes de noviembre, y ho ytenía pensado acercarme a hacer unas fotos. No está muy lejos del centro, situado "convenientemente" junto a la antigua cárcel -hoy museo- municipal de Cork, pero tras llegar allí, nos encontramos con una cancela que impide el acceso al camino que lleva a los edificios principales del antiguo asilo, posiblemente por las condiciones poco propicias del inmueble, que abandonado y requemado, puede acabar cayéndose de un momento a otro. Así que lo único que pude ver del edificio fue:



El asilo estaba compuesto de tres edificios: un hogar, un convento, y el orfanato y ya abandonado, fue pasto del fuego en 2003 antes de este último incendio en noviembre del 2012. El edificio que contenía la lavandería fuen uno de los destruidos por el primer fuego... y por el segundo también, ¿justicia divina...?

Como creo todos sabéis, los Asilos de las Magdalenas "crecieron" como setas en Gran Bretaña e Irlanda durante finales del siglo XIX y hasta casi finales del XX con el propósito de rehabilitar a mujeres de moral distraída. Lo que sucedió fue que la cosa se salió un poco de madre y en lugar de dedicarse a educar a antiguas prostitutas, se convirtió en lugar de castigo para mujeres consideradas "una vergüenza para la familia", desde jovencitas embarazas hasta víctimas de violación o chicas con problemas mentales. Incluso chicas consideradas promiscuas o "pilladas" en pleno flirteo con alguien podía acabar con sus huesos en uno de estos sitios. Se estima que unas 30,000 mujeres fueron admitidas en este tipo de lugares durante sus 150 años de historia, la mayoría contra su voluntad. 


Para mantener el orden, se requería a sus moradoras observar estricto silencio durante la mayor parte del tiempo, y el uso de castigos corporales estaba más que a la orden del día para quien se saltara cualquiera de las estrictas normas del asilo.

No pude pasar, pero sí observé que desde el parque al otro lado del río me había sido posible atisbar parte de la fachada roja de uno de los edificios del complejo, por lo que horas más tarde me acerqué a una avenida cercana a mi casa que disfruta de una terraza sobre el Lee con una vista magnífica de Sunday's Well. Mirando unas fotos que había hecho desde el mismo lugar semanas antes, y donde había capturado parte del edificio sin saberlo, volví al lugar y pude disfrutar de una magnífica panorámica, gracias a mi zoom:


No me rindo. Tengo en mente escribir a las autoridades pertinentes para solicitar permiso para poder visitar el terreno y acceder al cementerio, donde se encuentra la tumba de una niña que pocos conocen, una niña que hizo historia sin saberlo: Nellie, más conocida como Little Nellie.



Su nombre era Ellie Organ y originalmente nació en Waterford en 1903. Su madre murió de tuberculosis, dejando a su padre, que ganaba muy poco, con cuatro hijos menores de nueve años a los que malalimentar. Ellie (a la que cariñosamente se conocía como Nellie) era la menor y mostraba signos de discapacidad: una seria caída cuando era un bebé la había dejado con la cervical encorvada, afectando a su espalda y las caderas, lo que le proprcionaba fuertes dolores y le impedía, según iba creciendo, el poder sentarse derecha. 
Su padre, asumiendo al fin que no podía cuidar de sus hijos como era debido, decidió dejarlso al cuidado del estado. Nellie fue enviada a las Hermanas de la Misericordia junto a su hermana Mary, y allí descubrieron que ambas padecían de tos ferina por lo que fueron trasladadas al orfanato de las Hermanas del Buen Pastor.
Allí fue feliz durante su corta vida, donde cuidaron de ella con prontitud dada su discapacidad y enseguida se encariñaron con la niña, que era extremadamente inteligente para su edad. Pronto las hermanas se dieron cuenta tambien de que poseía una fe increible para sus pocos años. Nellie adoraba visitar la capilla y estaba fascinada por las esculturas e imágenes y cuando le contaron el calvario de Jesús, rompió a llorar.
Se dice que empezó a tener visiones y experiencias místicas y decía ver a un niño Jesús de su edad y a la Virgen, y al niño de Praga bailando para ella (er... ¿se pasaban con la medicación??)

El caso es que las hermanas estaban tan impresionadas por el conocimiento de lo religioso por la pequeña que comenzaron a hacer "campaña" para que le administraran el sacramento de la confirmación, para lo que contactaron al obispo local y fue confirmada en octubre de 1907.



Al poco Nellie comenzó a pedir el poder recibir la Comunión. Por aquella época, solo se administraba la Comunión a adolescentes, edad que se consideraba apta para que la persona tuviera discernimiento sobre la diferencia entre el bien el mal, el significado del pecado y la eucaristía y blablabla. Así que Nellie era considerada demasiado pequeña para hacer su primera comunión, a pesar de su incipiente fe. 
Tras hablar con un cura jesuíta que fue a ver a la pequeña para comprobar que estaba en "edad de la razón", éste avisó al obispo que finalmente consintió. El Papa Pio X cambió las leyes permitiendo a los niños hacer la comunión desde los 7 años y Nellie hizo la suya el 6 de Diciembre de 1907. 

Su salud se resentía día a día y acabó muriendo en Febrero de 1908. La enterraron en el Cementerio de St. Joseph en Cork pero un año después trasladaron sus restos, que encontraron intactos, al Cementerio del Convento que quería visitar hoy. Quizá en otra ocasión.

Alguien tuvo más suerte que yo y hace un año pudo seguir el sendero que lleva a los edificios de color rojo e incluso traspasar su umbral. Aquí puede verse, también, el pequeño cementerio y la tumba de la pequeña Nellie:

                      

Pero prometo volver!!!



3 comentarios:

chema dijo...

muy bonitas fotos, ya he visto que están entre las que has puesto en fb hoy. pobre niña, que murió con sólo cinco años, pero al menos parece que la cuidaron bien.

Red.Simplex dijo...

Hola guapa!
tienes de decirme donde has encontrado esa informacion acerca de la nina! estoy muy curiosa y quiero irme contigo a visitar la tumba! llamame! beso

Dina Oltra dijo...

La historia es total, de esas q me dejan alucinada. Haz lo q puedas por entrar q quiero verlo desde tu perspectiva!