domingo, 1 de diciembre de 2013

Descubriendo el horizonte

El viernes pasado comenzó en Cork el mercado de Navidad y el Tir na nollag (Tierra de la Navidad), y para amenizar el ambiente, han traido una noria. No es una noria grande, mide unos 30-35 metros, pero es suficiente para alcanzar a ver, desde una posición privilegiada, el horizonte de Cork.




Y entonces la vi. Allí en lontananza. ¿Había visto lo que creía que había visto? La noria ya bajaba, ocultando el objeto en cuestión de mi vista. Lo comprobé en el visor de mi cámara y cambié el objetivo por el 70-300. Me aseguraría en la segunda vuelta...


Y sí, allí estaba ella: una solitoria torre oculta tras la Iglesia de St. Nicholas. Pero, er... eso no aparece en ls guías turísticas, ni en los muchos libros que tengo de historia de Cork, de monumentos, de iglesias y de castillos. Aquella torre almenada de aspecto medieval, además, a juzgar por la distancia tras la iglesia, no podía estar muy lejos de mi casa... yo vivo por esa zona!


Cabezona que es una, no podía quitarme de la mente mi parco descubrimiento. Google maps y Google satelite no me mostraban nada ligeramente parecido a un castillo en la zona... ¿qué puñetas era aqullo? Google search no me daba respuestas, damn it!!
Solución: pararte en el bar de la esquina de tu calle y mientras te tomas una refrescante cerveza, interrogas al personal. Y así un parroquiano me dijo que mirase por la zona de la calle llamada Tower Street (calle de la Torre) et... voilà... allí apareció algo parecido a una almena. El parroquiano también me dijo que ahora está adosada a un pub y que él creía que era parte de las antiguas murallas de Cork (aunque al respecto sé bastante y no me cuadraba la zona geográficamente con la ubicación de las antiguas murallas, el Fuerte de St. Elizabeth's se halla a tiro de piedra y el hombre bien podría tener razón.
Satisfecha con el resultado, esta mañana decidí levantarme temprano (sobre todo tras una noche muy agitada debido a los nervios por el exámen de mañana), y así me fui a dar un paseito por la zona.



Esta edificación recibe el nombre de Callanan's Tower (la torre de Callanan) y al parecer es uno de los edificios más conocidos de la parte sur de la ciudad (no por mí, evidentemente). Y de medieval no tiene nada, fue un capricho de Michale Callanan en el siglo XIX. De hecho abrió al público en 1865 e iba a ser la pieza central de un jardín de 7 acres desde cuya atalaya podían verse espectaculares vistas de Cork y su entorno. Los jardines también tendrían facilidades e instalaciones para la práctica de varios tipos de deporte y vinos, licores y las cervezas de la no muy distante fábrica de Beamish & Crawford podían tomarse allí. Además, Michael tenían en mente construir un auditorio en los jardines.
Sin embargo, todo quedó en aguas de borrajas porque, según parece, el sitio comenzó a tener mala fama y el clero denunció escenas de libertinaje, lo que contribuyó a su decadencia y cierre. Michael Callanan tenía problemas financieros, por lo que, literalmente, el proyecto se fue por el sumidero y fue declarado insolvente en 1868, solo tres años después de la inauguración de la torre. Hasta 2005, el Tower Bar permaneció aún adyacente a la torre, año en el que fue derribado, pero la torre aún está ahí (en desuso), en el interior de una urbanización de apartamentos rodeada por muros de piedra, con quien comparte los terrenos donde un par de siglos atrás se asentaban los jardines. 



Nunca te acostarás sin saber una cosa más...

 C

8 comentarios:

chema dijo...

interesante historia. es una bonita torre, lástima que la tengan abandonada. las fotos están chulas, en una de ellas se ve una paloma posada.

Candela. dijo...

Pssst: no es una paloma, es un cuervo!

Lucas dijo...

Preciosas fotos de Cork e interesante investigación la tuya para conocer la historia de la torre. Un besote.

Geno dijo...

Estupendas vistas desde la noria y un gran descubrimiento XDDD

Silvia Cifuentes Higueras dijo...

Excelente!!! Preciosas las vistas y super interesante el artículo :)

Silvia Cifuentes Higueras dijo...

Excelente!! Preciosas visitas y muy buena información!!Cork tiene mucho encanto pero cómo tú lo narras lo haces mucho más interesante! :)

Lucía dijo...

Preciosas fotos Ruth, se nota claramente que estás muy a gusto en tu nueva ciudad. La estás disfrutando a tope. Me alegro un montón por ti.

Deseo dijo...

Hola Candelita.

Soy tu tocaya, que vuelve, como los malos de las pelis ;-)

Me he hecho otro blog y te he enlazado.

Bueno, ya sabes, me encantará verte por allí.

Besos mil.

Nota: Qué sitio más bonito. La verdad, eres una verdadera experta en esos lares. ¿Te veremos en españoles por el mundo? ;-)