domingo, 23 de septiembre de 2007

La historia del bolso.



Segun una reciente encuesta llevada a cabo en el Reino Unido, la media de mujeres en la treintena posee unos 21 bolsos y compra uno nuevo cada tres meses, calculándose que en toda su vida tendrá un total de 111 bolsos. Humm... a mí no me salen los números. Contando los bolsos que ya he tirado, los que regalé, los que dí porque a su vez me los habían regalado y no eran mi estilo, los que se murieron solos de puro viejo... Creo que yo, sin lugar a dudas, romperé la barrera de la media.





Sin embargo, a pesar de lo que pueda parecer, el bolso es más que un complemento de moda o un capricho. Los hay de todos los colores, diseños, precios y tamaños, per todos tienen el mismo objetivo en común: transportar nuestras pertenencias más queridas y/o necesarias. Su utilidad, desde tiempos remotos ha sido la misma y solo ha cambiado el contenido. La primera mención literaria se remonta al siglo XIV, aunque algunos jeroglificos egipcios muestran una especie de bolsitas que se llevaban alrededor de la cintura. Los bolsos estaban unidos a lo que se conoce como "cintos", que se ataban alrededor de ésta. Bordados y joyas los adornaban y se utilizaban para mostrar clase social. Cuanto más elaborado fuese el bolso, más riqueza tenía la persona.




En el S. XVI los bolsos tomaron un papel más préctico con el uso de materiales más comunes como el cuero, y los bolsos se hacian con un cordoncillo que se ataba en la parte superior. También se comenzaron a hacer bolsas más grandes de tela para los viajeros, que se llevaban diagonalmente al cuerpo. En el s. XVII comenzó a ser un articulo variado y utilizado por mujeres y hombres, que llevaban pequeños bolsitos con formas más complejas.





Con la llegada del S. XVIII y el estilo neoclásico, desaparece la cantidad de enaguas bajo las faldas de las mujeres. El uso del bolso arruinaria el efecto de la vestimenta, por lo que se empezaron a utilizar pequeños bolsos de mano llamados "reticulas". Las damas tenian un bolso para cada ocasión y cada revista de moda escribia debates sobre cómo llevar el bolso de manera adecuada. Normalmente en las reticulas se llevaba colorete, polvos faciales, un abanico, perfume, tarjetas de visita, una cajita para las tarjetas y sales.




El término "bolso" comenzó a utilizarse a principios de 1900 y se referia a los bolsos de mano utilizados por los hombres, tipo maletin. Estos se convirtieron en una inspiracion para nuevos bolsos que popularizó el género femenino, incluyendo bolsos con complicados mecanismos de cierre, compartimentos interiores y asas. Asi, los joyeros tambien aportaron los suyo, añadiéndose compartimentos para las gafas de ópera, cosméticos y abanicos.



Los años veinte trajeron una revolución en cuanto a la vestimenta en general, con las formas de los escotes y el largo de las faldas, y los bolsos no necesariamente tenian que conjuntar con lo puesto. Curiosamente, las señoras de alcurnia tenian muñecas con vestidos exactamente iguales a los suyos y réplicas de cada complemento, incluyendo bolsos, sombreros y zapatos.
En los años cuarenta llegó una nueva austeridad en el vestir con la llegada de la guerra y la idea en mente de economizar. Marcos de metal, espejos, cremalleras y cuero eran dificiles de encontrar, por lo que los fabricantes comenzaron a utilizar madera y plástico.
En los años cincuenta comienzan a surgir las primeras casas de diseñadores importantes, incluyendo Channel, Vuitton y Hermes y ya en los sesenta se deja atrés el estilo clásico y maduro para dar al bolso una imágen más juvenil y desenfadada.
Como se suele decir, copiar es la manera más sincera de admiración, por lo que marcas como Kate Spade, Hermes, Gucci, Coach y Dior han sido ampliamente copiados en diseños y falsificados alrededor del mundo, un ejemplo tipico se puede ver en cualquier calle del barrio chino de Nueva York.
En cualquier caso, mis bolsos son de todo tipo: caros, baratos, bonitos, feos, nuevos, viejos, gastados, impecables, coloridos, clasicos, practicos, impracticos, grandes, pequeños, mochilas, carteras, comodos, incómodos... Supongo que cada uno tenemos nuestros gustos y pa' gusto los colores.
Espero no haberos aburrido en demasía.

10 comentarios:

Susana dijo...

Tengo uno igual que uno tuyo!!!!!! jajaja, pero el tuyo es negro con una flores lilas y el mío es en crema...
Sólo me queda una duda... donde los guardas????

Candela dijo...

Pues los que ya no uso o los de fiesta, los guardo en la caja de la impresora en el suelo del armario, otros estan colgados detras de la puerta y otros en la estanteria superior de mi armario. Por cierto que me he dado cuenta de que se me ha olvidado poner tres, pero lostengo guardados dentro de la maleta grande de viaje sobre el otro armario y no estaba por la labor de ponerme a bajar maletas, jejeje. Cuando me compre otros diez o doce entonces hare una nueva entrada actualizada, juas juas.

Marisa dijo...

La verdad es que me queda siempre esa duda, porque en nuestras conversaciones siempre me da la impresión de que vives en un piso no muy grande y, sin embargo, entre la colección de bolsos, zapatos, revistas, comics y muñecas... ¿donde guardas a tu novio? jejejeje ;-)
(Por cierto, yo voy por el mismo camino con mis propias debilidades)

Candela dijo...

(Guardame el secreto...) Lo guardo en la cama, que es donde menos ocupa, jejeje.

Oishi dijo...

Estoy sorprendido!!!
Por tu artículo, que para mi (que soy un ignorante de competencia), es muy bueno...
PERO ¡¡¡DIOS MIO QUE NÚMERO TAN EXTRAORDINARIO DE BOLSOS TIENES!!!
me dejaste boquiabierto...
Si eso pasa con los bolsos, no quiero ni pensar lo que será tu colección de Zapatos!!!
Ya estás dentro de mis blogs favoritos.
Un Saludo ;-)

Candela dijo...

Muchas gracias, Oishi, pero desde que hice este articulo, mi coleccion ha aumentado considerablemente. Tendre que ponerlo al dia, jeje.

El Calzado y mucho más.... dijo...

Hola Candela: Felicidades por tu colección que podemos complementar con la nuestra. La verdad es que coleccionar bolsos nos ofrece una referencia de la moda y las costumbres de un periodo de nuestras vidas. Uno de los problemas es poderlos mostrar a los demás, por eso nosotros hemos optado por situarlos en internet. Ya me comentarás que te parece nuestra web www.museodelbolso.com
Saludos

El Calzado y mucho más.... dijo...

Hola Candela: Felicidades por tu colección y por tu página. Como coleccionista de bolsos nos encanta encontrar personas con las misma afinidades. La mejor forma de difundir nuestras colecciones es por medio de enlaces a nuestras páginas. Entrar en el mundo del bolso e penetrar en el imaginario y fantástico mundo de las historias de quien los ha portado.
Nuestra página www.museodelbolso.com
Saludos

SANDRA MILENA dijo...

Hola Candela: comparto contigo el gusto por este bello y femenino accesorio, y me gustaria que me dieras algunas ideas de como nombrar una empresa de bolsos en Colombia que estoy creando, tienen un estilo hippiechic, mezcla lo artesanal con materiales modernos. La idea es que el nombre del negocio tenga un siginificado especial que se relacione con su origen o caracteristicas mas destacadas. Gracias por tu segura ayuda.

Candela dijo...

Hola Sandra, gracias por tu amable comentario, si queires ponerte en contacto conmigo podriamos hacer un post y ver si la gente te da ideas, que te parece?