domingo, 6 de enero de 2008

LA TENTACION (39º ALBANTA)



Ayer estuve tentada de mandarte directamente a tomar por culo, que ya son un par de años de aguantar tus mentiras y tus tonterías. Pero me contuve. Me resistí una vez más a deshacerme de tí, porque no soporto ni el verte cada día ya. Me has decepcionado. Me hiciste creer que valía menos de lo que valgo, pero hasta aquí hemos llegado. Hace meses que ni siquiera sirves para algo. Dejé de hablarte hace un tiempo, cuando me dí cuenta del engaño al que me has sometido, al menos, en el último año.
Pero mira tú por dónde, esta mañana me levanté con los cuernos revelados y en cuanto te ví, me entró tal mala leche que me dije que éste iba a ser el primer día de mi nueva vida. El primer dia sin tí. Hasta te he encontrado sustituto. Me voy a quitar un buen peso de encima, y nunca mejor dicho.
Sin decir nada te he dado la espalda, me tentó por un segundo simplemente ponerte de patitas en la calle, pero prefería esperar. Por eso he salido silencionsamente, casi de puntillas. He caminado con una sonrisa de boba hasta el otro extremo de la ciudad.
Cuando he llegado a casa aún estabas allí, como siempre, en silencio en tu rincón. Se te ha acabado el privilegio. He colocado al nuevo en tu lugar y ahora soy feliz.
Mi nuevo peso no me miente como tú, so zorra. Es una báscula de las de toda la vida, sin lucecitas de colores ni mecanismos electrónicos. Me da el peso exacto y no esos tres kilos de más que te empeñaste en añadirme. No te echaré de menos, sucumbí a la tentacion de adquirir una nueva.
Estás despedida.

2 comentarios:

loli dijo...

Yo también tengo una de las de toda la vida. Una vez quise comprarme la digital pero me quitaron la idea diciéndome que no es muy fiable.
Así que ahí sigo... como no me peso mucho tampoco es algo a lo que de muchas vueltas.

Un beso Candelilla,

Loli.

Maria Jesús dijo...

Nena, tu blog es una pasada!