viernes, 9 de mayo de 2008

REDADAS EN LIMERICK AYER


Al parecer, mientras yo me moría de dolor en el trabajo (incipiente dolor de muelas que me obligó a abandonar mi mesa e irme a casa), en Limerick y cerquita de mi casa, tenía lugar un espectáculo de esos que sólo se ven en las películas americanas: calles acordonadas, furgonetas policiales y policías armados hasta los dientes. Porque aquí en Limerick, a pesar de todo el problema entre bandas, la policía no lleva armas. Ni una simple toifa. Sin embargo ayer se trasladaron más de 300 efectivos con el fin de hacer unas redadas en más de 150 oficinas de abogados e instituciones financieras y unos 120 domicilios particulares.

Genial.

Mientras en los barrios marginales y en alguna calle oscura se matan a balazos, se nos envía a 300 oficiales para, al mejor estilo peliculero, entrar a saco en las oficinas de unos cuantos abogaduchos que creo que no representan una amenaza física inmediata para el ciudadano de a pie, ya que según las noticias en la prensa de hoy, se han tomado ordenadores y documentos con el propósito de encontrar rastros "en papel" de actividades criminales y records que puedan proporcionar cualquier conexión entre gángsters y ciertas cuentas bancarias y propiedades.

Parece ser que todo este movimiento que me perdí forma parte de la llamada Operacion Platino. Tres personas fueron detenidas, veinteañeros todos, en relación con estas redadas, y dejados en libertad poco después, mientras se estudia enviar un dosier al Director de la Oficina de Procesamientos.

Gabinetes de abogados, notarios y contables se encuentran entre los 150 negocios en los que se realizaron registros. He oido que también se registraron domicilios privados en las zonas "problemáticas" y que se encontraron un rifle y una pistola de mano y una pequeña cantidad de munición y algunas drogas (cocaína y éxtasis). También se recuperaron un coche, una moto y 100.000 euros. De los tres detenidos, dos lo fueron por la posesión de las mencionadas armas y el tercero por obstrucción a la justicia.

Así las cosas me imagino que al bolsillo del contribuyente nos ha costado bastante más que lo recuperado. No quiero ni hacer cuentas de lo que cuesta enviar a 300 agentes de los siguientes grupos: la ERU (Unidad de Respuesta a Emergencias), policias uniformados y armados de los cuerpos de Limerick, Cork, Kerry, Clare, Tipperary y Dublin, y refuerzos del Criminal Assets Bureau (El Bureau de Activos Criminales), el National Bureau of Criminal Investigation, el Garda Bureau of Fraud Investigation (el Bureau de Investigacionde Fraude Policial), y la Garda National Drugs Unit (Unidad de Drogas de la Policia Nacional).

¿Todo para qué? Para detener a tres individuos que seguramente tienen antecedentes a los que poco después soltaron, pendientes de investigación. Para recuperar un par de vehículos, una cantidad irrisoria de dinero y drogas y un par de armas. Dicen que a largo plazo, todo esto tendrá un buen fin y que se está enseñando a los "gángsters" que se les acabó el reino de terror.

No se por qué, no me estrañaría nada leer sobre un nuevo crímen relacionado con la rivalidad entre bandas, de nuevo, este fin de semana.

Lo que siento es haberme perdido la película y haber tenido que ver a esos cachas en uniformes y esos perros tan bien entrenados sólo en las páginas en blanco y negro de los periódicos.

Porque ver es creer y yo... no creo que esto sirva para nada.

1 comentario:

Pucca dijo...

Si, los resultados de la gran redada, parecen efímeros... aunque claro, queda la esperanza de que realmente vaya a repercutir en el crimen organizado.

Me encanta leerte...llegué en enero a Limerick y me has ayudado a conocer cosas q no leo en los periódicos. Ojalá un día nos podamos encontrar.