sábado, 26 de julio de 2008

LAS MUÑECAS TAMBIEN SABEN DE RELIGION

Hace una semana o así he abierto un nuevo blog (que encontraréis a la derecha) para mostrar mi colección de muñecas. Va a tomar tiempo colocarlas todas, y sus complementos y cosas varias, pero para las que estamos interesadas en el tema (que somos muchas), creo que es un buen lugar para poder compartir material y ver fotos de lo que tenemos. Ya he puesto también en un apartado algunos de los blogs muñequiles de mis amigas, y si alguna se va abriendo alguno, no tiene más que decirlo y se añadirá a la lista.
El caso es que en este blog apenas escribiré nada, simplemente pondré fotos y algún comentario aclaratorio donde sea necesario. Pero para ilustrar a la muñeca Fulla hice un post, porque esta muñeca tiene historia. No es una Barbie. No es de la casa Mattel. Se parece a Barbie en cuanto a que es de la misma altura y tiene figura de sílfide, pero, por ejemplo, es menos pechugona. Es una muñeca diseñada por y para el mercado musulmán, debido a todas sus creencias y restricciones para con la mujer. ¿Que creíais que una muñeca era un simple trozo de plástico inánime con funciones lúdicas? Pues no. También puede ser un objeto destinado a educar política, religiosa y culturalmente a las niñas de los países islámicos.

Así que he decidido reproducir el post aquí porque no mucha gente visitará el otro blog, siendo absoluta y exclusivamente de muñecos. ¿Una afición un tanto peculiar o lunática? Quiza. El coleccionismo es variado y complejo. Hay quien colecciona sellos de a peseta, vitrolas o estampitas. El frikismo es variado. Pero es un coleccionismo caro que no todo el mundo puede permitirse. Una Nancy puede llegar a costar 200 euros, dependiendo de su estado y año de fabricación. Las Lissis casi han desaparecido del mercado, asi como las Core, y cuando aparecen por ebay tienen precios totalmente abusivos. Otras muñecas vienen de diferentes partes del mundo y no son fáciles de conseguir. Las que ayer aún se podían encontrar a buen precio, están subiendo poco a poco.
¿Crisis? ¿Quién dijo crisis?




Fulla es la respuesta islámica a la Barbie, y se comercializa en los países arábigos. El concepto de este tipo de muñeca comienza sobre 1999 aunque no alcanzó las jugueterías hasta el 2003. Fulla fue creada por fabricantes de Damascos y la compañía juguetera NewBoy Toys. Fulla se vende en China, Brasil, el Norte de Africa, Egipto y tambien en EEUU. Pero la idea no es nueva, ya con anterioridad existían muñecas con hijab, como Razanne y la Barbie Marruecos, pero no se hicieron tan populares como esta. Fulla ha crecido convirtiéndose en un modelo para los islamistas, mostrando a sus hijas cómo deben vestir y comportarse.
En un principio Fulla salió al mercado con ojos negros y cabello oscuro con veteado rojizo, pero más tarde fueron sacando versiones con el cabello y ojos más claros. La vestimenta original era la abaya y el velo negro en la cabeza para el mercado saudí, y se comercializaba sin velo en otros países para no parecer "extremista". En países más liberales, aparece con abrigo beige y velo blanco. Debajo, los vestidos han evolucionado hasta colores más vivos, pero los hombros siempre se cubren y la falda debe sobrepasar las rodillas, como marca la tradición de un país donde la mujer debe mostrar tan poca piel como le sea posible.




Barbie fue prohibida en los países Saudíes al promover valores que su sociedad no compartía, y de este modo Fulla se convirtió en una alternativa rentable. Su nombre se debe a una flor de jazmín con agradable fragancia que sólo es posible encontrar en el Medio Oriente. Su personalidad es definida como "agradable, honesta, considerada y respetuosa de su padre y de su madre. Es buena con sus amigos. Es honesta y no miente. Le gusta leer. Le gusta, antes que amar, la moda. Tiene dos amigas, Yasmeen y Nada, y un hermano y una hermana pequeña". Se está creando un hermano mayor y protector para ella, así como la Fulla Doctora y la Profesora, dos carreras consideradas "respetables" por sus creadores. Lo que no tiene es un novio, porque los musulmanes creen que no es un valor islámico. Sus creadores piensan que los padres musulmanes se enfadan con los valores occidentales en cuanto a sexo y el papel de la mujer , y por ello Fulla ha de mostrar valores tradicionales islámicos. Sin embargo, sí tiene un amplio armario además de la hijab, que reflejan el vestir diario de las mujeres de hoy en Oriente Medio.
En Arabia Saudí, Fulla es anunciada en Tv con un spot animado en el que se muestra a la muñeca en su día a día, orando a la salida del sol, cocinando tartas, recibiendo a su amiga o leyendo en la cama por la noche.



Algunos padres islámicos son de la opoinión de que si las niñas se acostumbran a usar el velo en sus muñecas, no dejarán de usar la hijab ellas mismas. En total, y hasta el momento, se han vendido más de un millon y medio de estas muñecas, consideradas un modelo para la infancia musulmana. Y la muñeca en cuestión no es barata, si consideramos que el ingreso medio de los países a los que va destinada Fulla es de $3100 y la muñe cuesta $10. Pero hay una versión más económica de la misma empresa, llamada Fulla Style. Al parecer en China se ha fabricado otra similar, llamada Fulah, que se vende en una caja muy parecida.

Fulla se vende también con una serie de complementos como paraguas, relojes, bicicletas, cámaras, reproductores de Cd, etc., etc., y tiene su propia página web , donde se pueden visualizar algunos de los comerciales de los que os hablaba más arriba.

2 comentarios:

Inma dijo...

En Marruecos he visto una versión barata. Costaba unos 2,50 €. Venía vestida de negro y pañuelo en la cabeza.Estuve a punto de comprarla y al final me dió "pereza" pero este verano compraré una.
Supongo q la harán en China por el precio y la horrorosa calidad q tiene.
¿Por q no vistes a ti Fulla con un super-mini-bikini de Barbie? Por darte el gustazo digo yo...

charo barrios dijo...

Pues resulta que tengo dos Nancis o Barbys, no estoy segura, porque eran de mis hermanas menores y las tengo en el trastero (las muñecas quiero decir).
Lo cierto es que nunca fuí de muñecas, sino de muñecos bebés de goma. Eso sí, a todos y todas les hice jerseys de punto. Es que yo antes era muy apañada...