miércoles, 23 de julio de 2008

MAMMA SICILIA!


Si hay algo que me disgusta es abrir el periódico, digital o físico y leer sobre la muerte de algún actor conocido, sobre todo si está en mi lista de los más queridos, favoritos y/o admirados.

Estelle Getty es un rostro del pasado, no la he visto en mucho más despues del boom de Las Chicas de Oro, del cual hable aquí. Pero no puedo olvidar, ya no que la serie fuese todo un éxito de audiencia, sino sus afiladas y frecuentemente sarcásticas contestaciones para todo aquel que quisiera oirlas. Y a la vez, la ternura de ese personaje que no dejaba el bolso atrás ni para meterse en la cama.

Ha muerto una artista de la comedia después de padecer demencia senil, a los 84 años, seguramente riéndose de la sombra oscura que la iba envolviendo poco a poco. Quizá se olvidó de que fue actriz, quizá pensara que su vida era una comedia. A lo mejor incluso se olvidó de sus preciados galardones, conseguidos en 1986 y 1988 por la serie que nos la trajo a casa allá en los ochenta.

Me hiciste reir tanto, que ya me saltaste las lágrimas antes de irte...

5 comentarios:

Elphaba dijo...

Preciosas palabras para un personaje entrañable en la memoria de muchos de nosotros.
Sicilia, 1921...

Ana dijo...

¡¡¡qué pena!!! era fantástica.

chema dijo...

qué pena... era genial, y creo que no tuvo la fama que se mereció como actriz y comediante, más allá de 'las chicas de oro'. serie que, por cierto, de pequeño me encantaba.

Omaha Beach Boy dijo...

Me encantaba esta mujer.

Anónimo dijo...

OHHHHHHHHHH! NO LO SABÍA... QUÉ LÁSTIMA ME HA DADO. YO TAMBIEN ME PARTIA DE RISA CON SUS IRONÍAS, CON SU SACASMO...BUENO, CREO QUE NOS REIAMOS TODOS CON LAS CHICAS DE ORO. NO SÉ LA AUDIENCIA QUE TUVO ESTA SERIE, PERO SUPONGO QUE FUE BASTANTE, DADO QUE SE HICIERON BASTANTES TEMPORADAS.Y ES RARO QUE LA VIDA DE UNAS SEÑORAS YA BASTANTE MADURAS, CONSIGUIERAN ATRAPAR A UN PÚBLICO DE TODAS LAS EDADES. CON LA SERIE SE DIJO QUE HABÍA AUMENTADO HASTA LA VENTA DE LAS TARTAS DE QUESO EN LOS EE.UU, QUE ERA COMO AHOGABAN LAS PENAS ESTAS CHICAS.
ÉNERI