sábado, 30 de agosto de 2008

OCULTOS EN LOS LIBROS...

Algo ha caído al suelo. Ha resbalado de entre las páginas de una vieja edición de La Princesa de Eboli... lo he recogido con curiosidad. Un viejo calendario...
He apilado los libros en el suelo, he escaneado páginas con ansia voraz.. y he encontrado cosas que ni recordaba existieran. Calendarios, recortes de revistas, artículos de prensa, marcapáginas, pegatinas...


Los hay de todas las épocas, mezclados en libros de diferente corte y año.
No contenta con haber hurgado sin perdón por los libros del salón, he hecho lo propio con la mitad de los que tengo en las estanterías del dormitorio -pero sólo la mitad-, descubriendo más notas guardadas, flores, pétalos de rosas que aún conservan su aroma reseco, una carta de mi madre de aquellos años en los que viví en Sant Feliú de Guíxols, papelitos con fechas de cumpleaños...



He hallado hojas de libreta con el juego de los barquitos, números de telefono, tarjetas de visita... Un número de la ONCE.


Pero de todo todo, mi mayor sorpresa ha sido encontrar cuatro discos de plástico de Cropan, que no tenía ni idea que estaban ahí... en esa copia de Historia de una Escalera... Y una lástima que no tengo nngun aparatejo para poder escucharlos. Indagando por internet me he enterado de que parece ser que son cuentos y que se oían con un "tocadiscos" de cartón para el efecto, dándoles vueltas con el dedo.

Y vosotr@s... ¿qué escondéis en vuestros libros?

17 comentarios:

charo dijo...

Desde luego, cuando te pones a limpiar es que no hay quien te aguante, ni siguiera el blog, que no tiene culpa de nada...
Ya contaré cosas de mis libros....

Candela dijo...

Jajaja, Charo, ni que decir tiene que la mayoria ha ido a parar a la papelera. Pero el calendario del tipo con la rosa en la boca no tiene desperdicio, no?

Urko dijo...

Candela, ¿me dejas esa foto de los discos de Cropan para Volviendo a lo de ayer?
Has tenido mucha suerte encontrándotelos. Hace la tira de años que no los veía. Y de hecho, no he encontrado ninguna otra foto de estos discos por la red.

Candela dijo...

Claro que te la dejo. Es mas, la proxima vez que vaya a cadiz recuerdame que te los lleve pa que los veas de cerca. Y te puedes quedar uno si quieres!

Geno dijo...

¡Anda! Una invitación para el TIK, jejejjee Quizá en alguno de mis libros haya alguna más de esas...

Candela dijo...

Pues me he encontrado no una, sino dos, asi que si la quieres...

charo dijo...

Declaro abierto el mercadillo de Candela....

Candela dijo...

Jajajaa, mira si! Me parece que el guiri me va a hacer eso un dia!

Shirat dijo...

Pues yo en mis libros no guardo nada, soy una maniática. Cuando termino de leerlos me gusta guardarlos limpitos. Nunca dejo un marcapáginas ni ninguna otra cosa dentro.

Salegna dijo...

jajaja, pues algunas cosillas guardo, pero lo tuyo tiene peligro, jajajaja, eres una caja de sorpresas.

En algunos de ellos guargo recortes de revistas, periódicos con fotos de ... (imagínate de quien).
Besos

Ana dijo...

Pues en la mayoría de mis libros tengo estampas y novenas de diferentes santos y algún que otro tríptico de testigos de Jeovah (no estoy segura de que se escriba así). La explicación es que casi todos mis libros se los presto a mi abuela materna y usa de marcapáginas a sus santos, supongo que aprovecha para hacerse sus novenas. Lo de los folletos de Jeovah es porque mi abuela tenía una amiga que ya falleció. Era su amiga de juventud, y se veían en vacaciones en el pueblo de ambas. Se llamaba Claudina y en la emigración se había hecho "testiga" como diría Lampreave. Los libros que mi abuela se llevaba en verano al pueblo, están llenos de esos folletos que le pasaba Claudina.
Yo suelo usar el mismo marcapáginas siempre, por lo tanto mis libros tienen los tesoros de mi abuelita, pero me encanta encontrarlos.

Urko dijo...

Wow, ¡muchísimas gracias, Candela! No te voy a decir que no a ese disco cuando nos veamos... ¡Gracias otra vez! Pongo una entrada hoy mismo haciendo referencia a esta entrada tuya y este hallazgo.

Besotes.

Inma dijo...

Una vez me encontré una carta de mi madre a mi abuelo del año 66. Le contaba que con el sueldo se apañaban bien, que yo ya andaba con seguridad, que tenía unos vestidos nuevos...vaya puerta al pasado se abrió!!!!
Cuando la leí (sin ningún remordimiento, como si la intimidad caducase)la volví a poner en el libro para que la encuentren mis hijos en 20 años mas...

Shirat dijo...

Qué bonito, Inma. Eso sí que merece la pena.

Candela dijo...

La carta que encontre de mi madre es de cuando me acababa de casar y me habia mudado a Sant Feliu. No dice nada muy importante, solo si ya he encontrado trabajo, y que si ha sido asi, que no me agobie, y que en el programa "no-se-que" de la tele habia salido Cadiz y cosas asi...

Elphaba dijo...

A mí me pasa como a Shirat, que no suelo dejar cosas en los libros.

Lar dijo...

Joé... Yo tenia un cuento con un disco de esos y mis hermanas tb.. o sea que en total teniamos 3 cuentos... No se si lo conservo todavia... pero el mecanismo era muy sencillo... en un trozo se cartón habia una aguja, abajo un pinchito donde estaba el disco paraque no se moviera y tenias que girar con el dedo para poder escucharlo...