martes, 12 de agosto de 2008

PARA SONREIR

NUEVAS FOTOS: UPDATED!!

Los de la foto son los Sres. Eve y Derrik Stuart-Kelso, el joven Simon Randles, de 22 años y graduado en Derecho en la Universidad de Reading, y el gnomo de la pareja, que ha recorrido 12 países y tiene una historia similar a la de la película Amelie, pero con escenario en la campiña inglesa.

Simon robó el gnomo del jardín de los Stuart-Kelson y se lo llevó consigo de viaje, una idea que surgió mientras conversaba con unos amigos en la Universidad. A su regreso, siete meses más tarde, dejó el gnomo a la puerta de sus dueños, con un álbum con sus fotos en las distintas ciudades por las que había pasado, 48 fotos en total y permisos sellados de inmigración de Sudafrica, Swazilandia, Mozambique, Nueva Zelanda, Australia, Singapur, Tailandia, Cambodia, Vietnam, China, Hong Kong y Laos. El álbum mostraba a Murphy -el nombre del pequeño duendecillo- descendiendo por una montaña haciendo rapel, en la boca de un tiburón, nadando en el mar y conduciendo una moto.


La carta que acompañaba a las fotografías lo aclara todo:

"Hola!! Primero de todo, debería explicar mi prologada ausencia. La vida de un gnomo está llena de tiempo dedicado a la reflexión, y mientras observaba vuestro jardín una mañana de verano, comencé a sentir un picor en los pies. Llegué a la conclusión de que el mundo es un lugar grande donde hay más cosas en la vida que sentarte a mirar a diario el tráfico y dejar que los gatos que pasen se orinen en uno. De modo que decidí liberarme de la inactividad del condado y buscar aventuras. Mis viajes me han llevado a lo largo de tres continentes, 12 países y más zonas horarias de las que puedo posiblemente acordarme. Ha habido puntos álgidos, puntos bajos, y positivamente puntos terroríficos, pero he sobrevivido, y gracias al compañero con el que he compartido todos estos momentos".


La carta también revela que Murphy -a quien su captor llamaba Barrington-, había conocido al ex jugador inglés de Cricket Geoffrey Boycott en su viaje a Cape Town. "Le dije hola al grandullón y me pareció un tío decente pero desafortunadamente no tenía mi cámara conmigo".

Aunque la desaparición de la figura del jardín de los Stuart-Kelso fue un pequeño disgusto al principio, recibirla de vuelta y con tan significativo regalo -Simon dice que se sintió un poco culpable, pero que los gnomos estos días son difíciles de conseguir-, parece haber alegrado la existencia de esta pareja, aunque el Sr. Stuart le ha advertido a Simon que no lo vuelva a hacer.





15 comentarios:

Elphaba dijo...

Vaya, la carrera de derecho dura tan poco en Reino Unido o es que el chico es un coquito jejeje.
Mejor un gnomo viajado que un gnomo aburrido, sin duda.

Sonia dijo...

Jajaja,¡qué ocurrencia tan divertida!,a mí me gustaría tener un gnomo con su propio álbum de fotos de sus viajes,eso es un gnomo original jajaja

Shirat dijo...

¡Qué bueno! Ese chico es un auténtico encanto, menudo detalle. No me extraña que a los propietarios les hiciera tanta ilusión, a mí me la haría. Con gente así, el mundo es un poquito más agradable.

SONY dijo...

jajjajaa, ahora no me voy a sentir "rara" cuando me lleve a mi Nancy de vacaciones y la saque en las fotos... si va este individuo y se lleva un gnomo de escayola, estaria hueco no? pq debia pesar lo suyo... jejejeje...

Qué consuelo, no estoy tan "tronada", mi muñe es más manejable y va con el cinto puesto en los asientos de atras, jajajaja

Candela dijo...

Si, Sony, es de escayola y hueco, no pesa mucho. Eso si, ponia en el articulo en el periodico que estaba algo desconchado y sin pies. Normal! Despues de hacer rapel por una montaña...

Ana dijo...

Que historia tan chula! Desde luego que hay gente en este mundo con sentido del humor, así da gusto!

Sergio Arán dijo...

Es una historia buenísima, pero me da que pensar que el puñetero gnomo haya viajado más que yo...
por lo menos, conservo los pies...

Oishi dijo...

JAJAJAJA...oye pero que fue primero? la película o la realidad?
Muy buena aventura...que envidia de gnomo!!!
...
oye veo mucha melancolía en tus entradas, volteas mucho a tu pasado y a tu tierra.
¿Crees que los migrantes tienen una identidad más arraigada que los que se quedan? ya sabes "nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido"
Saludox

Candela dijo...

Si, Oishi. Tengo una amiga aqui en Limerick Mejicana tambien, puedes encontrar su blog en la columna de favoritos a la derecha, su blog se llama Lienzo del Alma (uno de ellos, tiene varios), y a menudo lo comentamos.
No aprecias lo quie tienes hasta que lo pierde, eso es cierto. Y aprendes a apreciar mas las cosas que dabas por garantizadas. sin embargo, y uan habiendo dicho todo esto, no volveria a mi tierra definitivamente hasta que me jubile, y pa eso aun falta mucho. Ya compartiras conmigo tus experiencias ahora que te mudas tambien, aunque tu no vas muy lejos.

Sonia dijo...

¡Cómo me gustan las fotos del Gnomooo! jajaja,lo digo en serio,si alguien quiere llevarse de viaje un muñeco mío y hacer lo mismo...yo encantada jajaja

Gracias por la actualización del post Candela,es el más divertido de los que he leído,me ha gustado mucho ;)

Besos

Candela dijo...

Yo estoy pensando ahora en llevarme un barriguitas siempre enel bolso, es una pena que no empece antes, se ha perdido grandes paises! Nada, el miercoles que viene se vendra uno conmigo a Dublin! El problema, es... cual?? Lo tendre que preguntar publicamente...

olivia dijo...

A veces la realidad supera la ficción! Que historia tan interesante!

Inma dijo...

Con la de cosas horribles q pasan cada día, esto te devuelve la alegría y la confianza.Bien por el chico, por los Sres Nosequé y sobre todo por el gnomo.¡Mi héroe!

olivia dijo...

Ha salido en las noticias de hoy, en antena 3, por lo visto el chico se basó en una película en la que también había un gnomo viajero.

Geno dijo...

Jejejeje, una historia buenísima. Precisamente hoy la vi en el teldiario