miércoles, 10 de septiembre de 2008

EL BOTE DE DETERGENTE (El Rincón de Lar)

Los Botes de Colón fueron multiuso en casa. En casi todas las casas, imagino. En casa de la abuela, servían para almacenar los juguetes y "tesoritos" durante el día, y por la noche, cuando crecí, se interponían entre los dos sillones que, colocados juntos, me servian de lecho, para que cupiese la elongación de mis piernas, sosteniendo así el colchon de espuma sobre el que se hacía mi improvisada cama los fines de semana.

En los botes de Colón guardaba los viejos "taquitos" que habían sido los juguetes de mi tío de pequeño. Los bauticé como "taquitos" porque eran tacos de madera pintados en azul, verde, rosa, rojo, amarillo... de diferentes formas. Había trapecios pequeños, de unos dos centímetros, y barras de diez, cinco y tres centímetros de largo. Había triángulos, arcos, semiarcos... y con todos ellos alimentaba mi imaginación y creaba desde ruinas griegas a sofisticadeas edificaciones de endeble arquitectura, cuyos habitantes serían los otros pobladores del bote de cartón fuerte: los "conboys de a peseta", figuritas de plástico monocolor representando vaqueros, indios, caballos, y también tenía una surtida granja de animales varios, en su mayoría olvidadas figuritas de un belén en miniatura.
Guardaba allí también entre mis preciados tesoros, algunos mantelitos caseros, hechos por mi abuela, con los que hacía imaginarios picnics, tres bolas auténticas de billar (¿o eran cuatro), en blanco y rojo, pulidas y brillantes. Un bolso viejo de mi abuela que me serviría para mis juegos de rol, de charol ajado y asa media rota que por nada del mundo dejaba que tirase a la basura. Tenía también un joyerito de metal con una imagen del siglo XII en la tapa, con el espejo medio suelto y una pata rota. Una cajita de latón de la familia Telerín, que ahora alojaba cromos troquelados y antes había tenido un suculento membrillo en su interior. Tenía antiguos juegos de mi madre, como aquel que consistía en un palo de madera con una cuerda de la que colgaba una bola pesada con un agujero, y que debía ensartarse certeramente en la punta afilada del palitroque. Y tenía una cuerda para saltar, y otra cuerda corta, con dos bolas a los extremos que servían para golpearse rítmicamente a sí mismas, pero yo, siendo tan bruta y machorra como era en aquellos tiempos, lo utilizaba como arma letal karateka (creo que mi tío me llevó demasiadas veces a ver a Bruce Lee en el Cine Caleta), y algunos martillos de Carnaval que nunca me dejaban usar en carnavales y que ahora me parece que están prohibidos.
Bucear cada semana en los botes era mi pasatiempo favorito, ya que mis juguetes más usados siempre estaban arriba, pero mirar que había en el fondo, descubrir algun objeto olvidado largamente... eso no tenía precio.
¿Y vosotr@s? ¿Que guardábais en los botes de Colón, Elena o Daz?

14 comentarios:

Omaha Beach Boy dijo...

Yo también llamaba taquitos a esas piececitas de colores. Y creo que también las guardaba en uno de esos botes.

charo dijo...

Pues en los botes de Colón (es que aún no conocíamos IKEA) guardábamos los coches en miniatura de mi hermano. Tenía una colección chulísima. Y eso que nuestra primera intención fue usar esos megabotes de papelera, para lo que los forrábamos con papeles de regalo....¡qué cosas!

Lar dijo...

Jajajaja... Que buenos recuerdos?? En mi casa nunca utilizamos los botes de Colón para guardar juguetes... no sé porque... pero bueno da igual...
Candela, llegas el 23 por la mañana o por la tarde??? Es que no creo que pueda ir el sábado... pero si vas a alojarte por gran via.. yo trabajo en alcalá, al lado de la cibeles... podriamos quedar para tomar unas cañitas ese mismo día??? o quizás estes cansada por el viaje... bueno dime algo y no olvides poner tu movil...

Besotes

Candela dijo...

Pues llego el 23 a las 6 de la tarde, asi que mientras llegamos al centro del aeropuerto y tal seran las 8 de la tarde, me imagino. Pero podemos quedar cualquier otra tarde/noche.

Lar dijo...

Ok... Pues vamos hablando a ver que dia nos vemos... Quizas el viernes al mediodia para picar algo?? Bueno, lo vamos viendo sobre la marcha... Me da pena lo del sabado pero es que tengo una despedida de soltera...insistí para que fuera el viernes pero no me secundaron...

bertha dijo...

Yo recuerdo a ver guardado desde "cubiletes" o piezas de montar un encimade la otra,las "frutitas" que teniamos para jugar a las compras, hasta alguna de las "muñecas" pequeñitas,"vestiditos" y ahora no recuerdos,pero ya sabeis de todo.

bertha dijo...

Yo recuerdo a ver guardado desde "cubiletes" o piezas de montar un encimade la otra,las "frutitas" que teniamos para jugar a las compras, hasta alguna de las "muñecas" pequeñitas,"vestiditos" y ahora no recuerdos,pero ya sabeis de todo.

Geno dijo...

¡Bufff! De todo un poco. Eran como un enorme sobre sorpresa que no sabías lo que albergaba en su interior: coches, vaqueros, cacharritos, muñequitas... Eso cuando los botes de Colón no eran usados como tambor, jejejejeje

Anónimo dijo...

Candela, el martes dia 9 te envié lo prometido y siguiendo tus indicaciones a casa sde Charo, par que tengas el recuerdo de un MULEÑO, no se para el tiempo que vienes a España en todo xcaso feliz estancia
Un Saludo desde MULA de Juan

Candela dijo...

Muchísimas gracias, Juan! Eres un cielo!

caracolesjuan dijo...

Espero que los disfrutes y ya me dirás si te gusta mi
estilo de escribir o no, ya que no se trata de un simple libro de recetas.
Saludos dede Mula digo esto último por que no se por que aparece como anonimo
SALUDOS JUAN y gracias por el calificativo

Susana dijo...

Uy si, yo tenía uno para guardar las piezas del castillo de los clicks. de hecho esas pieas nunca las conocí en su embalage original. Me las regalaron mis vecinos con el bote de detergernte incluido y así se quedaron.

Shirat dijo...

Mi madre solía decorar los tambores de jabón, les ponía papeles de colores, de esos que se utilizan para forrar cajones y armarios. Teníamos varios, y eran una caja de sorpresas.

Oishi dijo...

Hola Candela
mmm...acá no llegó ese jabón... pero los trocitos de madera si...apenas los recuerdo. De verdadme hiciste una nueva conexion en mis neuronas para abrir un cajón de viejísimos recuerdos.
Te envío un saludototote y grax por tus comentarios...