lunes, 13 de octubre de 2008

COSAS QUE SE OYEN EN LIMERICK


Un crío de unos 3-4 años, no más, en el supermercado Tesco, coge un libro de cuentos y le pregunta a la madre si se lo compra.


Respuesta de la mamá:


"What do you want a stupid book for? I'll get you a computer game or something instead".


("¿Para qué quieres un estúpido libro? Te compraré un juego para el ordenador o algo así en su lugar.")


¿Educamos a los padres primero para que puedan educar a los hijos...?

13 comentarios:

geno dijo...

Así va el mundo ¡claro! Con algún padre así no es de extrañar como salen algunos hijos

Elphaba dijo...

Está claro que somos lo que nos inculcan en gran medida. Es imposible educar a un niño si tiene padres como esos en los que fijarse.

Bertha dijo...

Es intolerable que alla padres a si, que algunos padres peleamos con nuestros niños para que lean mas.

Barbarita dijo...

Me pregunto qué clase de trauma debe de representar un libro para esa mujer. Si hasta los más tontos del mundo o los que jamás leen saben que un libro es como la verdura: algo bueno y saludable a cualquier edad.

Bulma dijo...

Vale que tiene que haber de todo. Vale que cada uno tiene sus gustos. Vale... vale a muchas cosas.

Pero si un niño muestra curiosidad por algo que a ti no te gusta pero que sabes que no es malo (es decir, hacer deporte, aprender a hacer algo, actividades, leer, incluso jugar a la consola), alienta al niño. ¡Y sobre todo no te burles de él, ridiculizando lo que le gusta! Que los niños, aunque los padres (y el resto) a veces no se den cuenta, son personas con sentimientos y también se merecen un respeto.

Y sobre lo de calificar al libro como estúpido... ay, Candela, que aguante tienes que yo se lo hacía tragar sin sal... el juego, claro

chema dijo...

el mundo al revés: el niño pidiendo un libro y la madre diciendo: "nada de libros, un videojuego que es lo bueno". además es tonta, porque un libro, aparte de ser educativo, es más barato! eso creo...

miki dijo...

al final resulta que van a ser los padres los que mal educan a sus crios.

He leido recientemente un articulo en una revista, cuyo titulo era "papa no me agobies" o algo asi.

ese articulo, venia a decir que los padres no dejan a los niños ser niños, quieren que crezcan demasiado deprisa. que el niño destaca con la musica le apuntamos a clases de violin, piano, guitarra, triangulo, canto gregoriano, canto heavy, canto de los pàjaros....

por que los padres actuan asi? quiza porque es mas comodo para ellos,quiza piensen que cuanto mas cansados vengan los niños, menos molestias van a tener y mas tranquilos van a estar.

Ni mucho menos, el niño necesita desparramarse, herirse, caerse, hacer el bestia..... en definitiva, ser un niño.

Según decia ese articulo, en algunos paises occidentales , el juego de las canicas esta prohibido, ya me direis que daño puede hacer que unos niños esten agachados jugando con unas pelotitas de cristal QUE NO SE ROMPEN para conseguir meterlas en un agujero.

En otros paises los padres no dejan a los hijos subirse a los arboles, por si se caen. Y yo me pregunto, cuantas veces se habran subido ellos a los arboles, se habran caido y en cuanto se les pasaba el susto, otra vez arriba?

es incomprensible. como que se prohibiera el juego del churro, donde habia muchos castañazos y caidas pero nunca nadie se hizo, mas que magulladuras.

Parece que ahora a los niños los tenemos que tener entre algodones para que no se lastimen. La de veces que yo me habre caido y me habre hecho heridas y llegaba a casa, me limpiaba las heridas, me ponia una tirita y otra vez a la calle y muchas veces ni iba a casa, te metias en el bar de al lado y te lavabas un poco y a seguir jugando.

Realmente, parece que los padres estan agilipollando a los niños con esa actitud.

yo por mi parte, procurare que mi hija sea una niña, y que actue como tal. Que hay que prohibirle cosas, claro que si, no podemos dejar que hagan lo que quieran, pero si saber, dejarles vivir su infancia

o no?

FERMÍN GÁMEZ dijo...

El mundo de Fahrenheit 451 está al caer. No me cabe la menor duda cuando leo este sucedido que nos cuentas.

Anónimo dijo...

Yo en estos casos digo siempre ¡socorroooooo! o,como diría mi madre: ¿de qué tribu habrá salido esta señora?

anele dijo...

Lo que me faltaba por oir... pobre criatura, menuda desgracia tener una madre así que ni se molesta en alentar las aficiones de su hijo...
Si es que es cierto que a ciertas personas la cultura les provoca sarpullido... y encima se enorgullecen de ello (recuerdo el caso que nos contaba Ruth de aquella chica que se jactaba de no haber leído un libro en su puñetera vida).

Pienso que los libros fomentan como ningún otro juguete la imaginación y la curiosidad infantil, amén del aprendizaje linguístico que proporcionan. ¿Qué más se les puede pedir?

Totalmente de acuerdo, Miki. Creo que los padres de hoy en día (no todos, afortunadamente) crían "flores de invernadero" en lugar de hijos: se obsesionan con evitar accidentes a sus hijos (a ver, es lógico, pero sin llegar a ser extremistas) y con la higiene. Todos nos hemos caído, ensuciado, ... y aquí estamos, enteros y disfrutando del recuerdo de aquellas trastadas.

Sergio Arán dijo...

Este tema me toca una fibra sensible. Tengo dos niños pequeños que van al colegio y lo que veo alrededor cuando los voy a buscar me pone la piel de gallina. Desde gritos aberrantes por tonterías hasta insultos que, desde luego, no le corresponden a un niño de cinco años.
En concreto, hoy he oído algo del estilo: "no seas gilipollas".
De verdad, no comprendo nada.
Una frase de estas enfrente de mis hijos destroza una semana de hablarles como niños, o sea, con cariño y con paciencia.
Y mira que siempre he creído que nuestra generación sería infinitamente mejor educando a sus hijos.
Hay mucho, demasiado, impresentable.

caracolesjuan dijo...

Candela.¿ Has recojido ya los libros de casa de tua amiga CHARO BARRIOS? Supongo que no por que no me has diocho nada.
DESDE Mula españa Un cordial saludo
JUAN

Candela dijo...

No, Juan corazon, todavia no porque no he bajado a Cadiz, creo que hasta Enero no va a poder ser, porque no me quedan dias de vacaciones, buaaaaaaaaaaaa...

Pero en cuanto los tenga, que lo estoy deseando, te lo comunico. De momento se que estan en buenisimas manos.
Juan, aunque no te deje comentario, que sepas que te leo y copio alguna recetilla, es que la mayoria de als veces leeo desde el trabajo y voy corriendo...