jueves, 30 de octubre de 2008

UNA DE CASTILLOS ENCANTADOS (Halloween Special) -Y III-


El Castillo de Kilkea, en el Condado de Kildare, fue construído en 1180, y el folklore local mantiene que está habitado por el espíritu del Conde Gerald "El Brujo", y la presencia demoníaca simbolizada por una piedra esculpida en su interior y conocida como la Piedra del Ojo del Diablo.



El Castillo de Kinnitty, en Offaly, parece estar ocupado por un espíritu recién descubierto, el de un monje llamado Hugh. Tanto visitantes como trabajadores pueden testificar sobre su existencia, pero Hugh sólo habla con Margaret McCann, un miembro del personal del castillo, a la que contó que le recuerda a alguien llamada Mary Kelleher (nadie sabe quién pudo ser). Pero al contrario que estar asustada, Margaret le considera un amigo al que tiene respeto y nunca le gustaría herir. Se cree que el propósito de su presencia es asegurarse de que los monjes que una vez habitaron el castillo no sean olvidados, y parece ser que también ha vaticinado algunos sucesos. Una vez predijo que el hotel en el que ahora se ha convertido Kinnity sería conocido globalmente. Seis semanas más tarde Most Haunted pidió permiso para filmar allí.



El Castillo de Glin, aquí en el Condado de Limerick tampoco se queda corto. Convertido en otro lujoso hotel de cuatro estrellas, posee, al parecer, tres huéspedes autoinvitados.

En el tercer piso se produce un poltergeist, descubierto por vez primer en los años sesenta. La entonces cocinera y la gobernanta estaban arriba en una de las habitacines cuando oyeron ruido en el zaguán. Cuando abrieron la puerta, el ruido cesó, pero el extraño fenómeno continuó en sucesivas ocasiones. El poltergeirst sólo sucede a mujeres, pero Henry, un obrero que en 1820 cayó desde un andamio durante una de las renovaciones del edificio, es otro visitante frecuente. Se aparece en las escaleras, con su ropa de oficio, y al parecer es tan real que muchos de los que lo han visto le han creído de carne y hueso.

El tercer fantasma, que se cree pertenece al que fuera el Conde número veinte de Glin, se aparece fumando en su salita, sentado en un sillón.

5 comentarios:

Elphaba dijo...

Le diré a mi hermano que los salude si los visita el próximo mes de diciembre :D

Bulma dijo...

Gracias por estas tres entregas de castillos. personalmente, me encantan los castillos. Aunque he de reconocer que, si visito alguno, y me encuentro a algún ilustre habitante como los que nos has presentado, yo seré la siguiente que habiterá en el castillo. Como fantasma, claro. Con lo caguetas que soy para eso, me muero del susto seguro XDDDDDDDD

Ada dijo...

Muy interesante tu artículo sobre los castillos, me ha gustado mucho, tendré que ir para comprovar si realmente hay fantasmas...
Un saludo!

Susana Ce. dijo...

En mi casa tb hay un fantasma. En serio.
Se suele aparecer bien entrada la noche. Lleva camisón rosa y cuandoe estoy solamente iluminada por una lamparita que a penas alumbra nada, abre mi puerta y me dice:
Niña, vete a la cama que es muy tarde.
Es mi madre, pero acojona.

Shirat dijo...

Me gustan mucho los castillos, y entre tus tres entregas y todo lo que hemos visto en el foro de Trini durante el verano, me parece que voy a tener que planificar unas vacaciones en plan de visitarlos todos. O al menos algunos.