martes, 11 de noviembre de 2008

La Foto (El Rincón de Lar)



CRIMEN: Dícese del cometido por mis progenitores el día que aceptaron que el fotógrafo hiciera esta foto. Tal vez le debían dinero. Tal vez nos odiaba con saña.

El día de los hechos, no salíamos de ningún juicio tras ser acusados de algo malo (tal vez del peor crímen contra la moda, pero de momento no lleva sanción penitenciaria. Una lástima). Era el día en que mi Tata, la segunda de la foto, que aunque parezca que acababa de salir de un funeral, acababa de contraer primeras nupcias con Luís, el señor de gafas y rictus aún más serio, ex legionario y mejor amigo de mi abuelo que fue padrino del enlace. Se iban a vivir a... esa casa al lado del cementerio...

Aunque parezca lo contrario, el señor del extremo es mi padre y no ningún extra de El Lute. La sarracena es mi madre. El modelito todavía anda por su casa (dice mi madre que le costó un potosí, yo creo que lo compró en el zoco en Granada, intentando a lo mejor encontrarse en secreto con El Califa [léase Julio Anguita]). Ahora se utiliza como disfraz socorrido en Carnavales cuando a uno no le ha dado tiempo a preparar algo más original. Le acompaña un turbante blanco que la susodicha solía usar allá por los años sesenta.

Las dos pringadas con cara de pena del medio somos mi hermana y yo. La del abriguito de zorrón de la estepa soy yo. No sé si hacía tanto frío en Cádiz para llevar semejante modelito, pero la cara de disgusto lo dice todo. Aunque pudiera bien ser por el fru-frú del gorro, tejido por las manos hábiles de mi madre (ya se lo podría haber puesto ella), cual nenitas de la casa de la pradera con frío siberiano.

La fotografía ha estado desde hace tiempo en el fondo de algún cajón, después de décadas en un marco bien grande en casa de mi abuela, justito sobre la pared del sofá, para gusto y regodeo de visitantes con mala leche y lengua sutíl.

Conste que si la saco ahora es para descargar mi conciencia. Jamás perdonaré a mis padres. Jamás. Y el que no tenga una foto en casa que preferiría mil veces que se comieran los perros, ¡que tire la primera piedra!

19 comentarios:

Elphaba dijo...

Las de mis padres son todas preciosas, pero las de mi adolescencia.... ay...
Catastrófico.
Con un cortecito aquí y otro allí ese abrigo de pelo podría convertirse en un magnífico chaleco de los que están tan de moda actualmente. Chalecos Chewbacca, como les digo yo, jejeje.

Barbarita dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaa, no puedo con la vida!!!!!!! El mejor post del año en la blogosfera!!!!!!!!

Por favor, qué miedo da esa gente así toda junta. Es brutal la foto, me encanta!!!!!!!!

Y eso que son las tres y media de la mañana, que a esta hora y con un insomnio como el que tengo ahora mismo, odio a la humanidad entera y a todos sus derivados!!!!!!!

Lar dijo...

Jajajajajaja.... me he tronchado de risa.... Pero que conste que a mí la casaca de tu madre me gusta... Muy bueno Ruth....

Bertha dijo...

Ruth con tu comentario de la foto me he reido mucho, yo por aqui tambien tengo alguna que ¿ya te digo? pero quien podria no darse cuenta de los espantosas de nuestras fotos y en cambio mi madre tiene algunas caseras que yo las queria para mi.

Ya os pondre algun mas adelante je je.

Susana Ce. dijo...

Jaaaaaaaaa ajaja de esas en mi casa hay a montones, quizá te escanee una que no tiene desperdicio la mires por donde la mires. jaaaaaaajjaj

Sonia dijo...

Jajajajaja...¡¡buenísimo el post Candela!! me he dado un lote de reir con tus comentarios que ni te cuento jajajaja...de verdad ¡¡buenísimo!! jajajajaja

R.M dijo...

Yo tambien tengo fotos de esas, no con esas caras funebres, pero si con modelitos de ese tipo.

Tipico!!

La pregunta es: cuando los niños de ahora sean mayores y miren las fotos ke les hicimos y las ropas ke les ponemos... ke pensaran ellos?

Inma dijo...

La foto da juego pero tus comentarios merecen el premio Cervantes. Bien por ti.

Sergio Arán dijo...

Al que no veo es a Imanol Arias...

Candela dijo...

Es el que hacia la foto, Sergio...

chema dijo...

lo reconozco, yo también me he reído con tus comentarios, ruth... y mucho, jajajaja.
pero tú estabas mona con el gorrito, mujer. no sé qué temperatura haría, eso ya es otro tema, jajaja. ;)

Urko dijo...

¡Cómo eres, Candela, cómo eres! Un post buenísimo, verdaderamente.

Yo no sé si tengo fotos de las que tenga que arrepentirme... puede que sí. Pero de ninguna me arrepiento ;)

CGR dijo...

Quizá si hubiera alguna sonrisa desperdigada por ahi, la cosa cambiaría. Ahora, explicado con mucha gracia está, no cabe duda, jejejejej

Shirat dijo...

¡Me troncho Candela!

La foto me ha recordado la película "Moros y cristianos". Es una familia de turroneros, y se hacen una foto para anunciar los turrones que fabrican en la empresa familiar. La foto es tremenda, y hay un momento estelar en el que José Luis López Vázquez hace una descripción de todos los que salen en la foto y acaba diciendo que son los monster al completo.

Desde luego todos tenemos fotos de esas, pero es que la tuya no tiene precio. Y estoy de acuerdo en que el modelito de tu madre es total. Y con el turbante blanco ya tenía que ser alucinante. Mi abuela paterna se ponía un turbante de esos y mi tía se ponía mala. Todavía me acuerdo de las broncas que montaban. Qué tiempos. Ay.

Anónimo dijo...

Jo Candela, no te preocupes, peores eran aquellas fotos que te hacían con el "culito" al aire..yo no se si ya lo llegaste a pillar, pero si un día me entra el arrebato os la enseño...
Lo wue me acuerdo muchísimo es que esta foto que te digo..yo no podía soportarla y mi mami, se empeñaba en enseñarla para presumir de BEBÉ GORDITO CON CINCO MESES..juasssssss

Con lo que la quiero ,la quería y la adoro...es que con lo de la foto ejmmmmmmmmmmmm no digo lo que hubiese hecho.

Marta Minguella

charo barrios dijo...

Candela hija, lo único que no comprendo es lo de la recien casada....tan seria!!!!
Al menos en mi familia, las novias iban de blanco, desde tiempo inmemorial.... Ya te mandaré algo por el estilo.

María José dijo...

jajjajajjajajajaj!!!!!!!!!! la gracia de Cai embotellá ( en cerveza) jajjajajajaj
Besos niña

cristina rios dijo...

Diossssssssss que buen rato he pasa
o no podía parar de reirme y cuando he terminao se lo he leido a mi marido y otra vez a no parar de reirme. Lo más curioso es que en cada comentario tenía que parar y ver bien de quién se trataba, eres genial Ruth ya lo decían las profes y compañeras del cole pero aún así me has sorprendido para bien

Candela dijo...

Gracias Cristina, es que la foto tiene guasa, amosss...