sábado, 13 de diciembre de 2008

MI FANTASMA DE LA OPERA


Es mío. Sólo mío. Por fin. Lo que nunca creí podría escuchar de la voz de mi adorado Camilo. Y es gracias a Inma, que pronta a mi grito desesperado en el post que su hermano Sergio escribió sobre las aventuras y desventuras de este álbum imposible de encontrar en el mercado, acudió al rescate como Superwoman.
Me he llevado la sorpresa al abrir el buzon esta mañana. Primero, porque esos vagos con chaqueta de An Post están haciendo horas extras y trabajando un Sábado, que por lo general la oficina está abierta para enviar paquetes, pagar recibos, etc., pero no hacen reparto. Segundo, porque aunque Inma me había dicho que me había enviado un paquetito de algo que no me pudo dar durante el Expocómic hace un par de fin de semanas (estaba enfermita), ni por asomo tenía idea de lo que podría ser.
¡Me encantan las sorpresas así! ¡Quiero recibir regalos sorpresa cada día! Es que mola mazo...

6 comentarios:

Elphaba dijo...

¿Sorpresa? Si casi le sacaste un cuchillo para que te lo mandara xDDDDDDD.
Este disco no podía encontrar poseedora más devota que tú :D

Sergio Arán dijo...

No es porque sea mi hermana, pero me parece un regalo espectacular. Y tiene razón Elphaba, de alguna manera, tú eres el público para esta joya.

Candela dijo...

El porculo que llevo dando toda la tarde con el cd, jajajjajaaaaa.. Ahora cada mañana camino del currele en le ipod, que ya me lo he bajado... ay lo que estoy disfrutandooooo

Inma dijo...

Me alegro de que te haya gustado. Lo que me ha alucinado es lo rapidísimo que te ha llegado. Puse dos paquetes más para España y todavía no sé nada. Estos carteros irlandeses son fulminantes.

Candela dijo...

Es que soy una enchufá, Inma. Recibo tantos paquetes que me cuidan mucho. Al fin y al cabo, les pago el sueldo, jajajjaa.

CGR dijo...

Así da gusto abrir el buzón, jejejejej