miércoles, 11 de marzo de 2009

La Caridad Empieza en Casa


Si hay algo que detesto sobremanera, es un macaco pedigüeño. Y por pedigüeño, no me refiero a mendigos o ancianitas de puerta de iglesia. Me refiero a los figurantes de la fotografía superior, con su peto multicolor de esta o aquella asociación benéfica. Los hay en cada ciudad, vaya que sí. A la salida del metro, del Corte Inglés, en los barrios comerciales, en las avenidas principales y, en definitiva, en todo aquel lugar de paso casi obligado. 7 días a la semana. Bajo el sol o la lluvia. No se cansan.
Pero vaya si cansan.
Limerick no es diferente. En cada esquina del llamado "down town" (el centro), las calles peatonales, las más concurridas, hay un monito entrenado con su carpetita y su sonrisa estática, siempre dispuesto a estrecharte la mano y no dejarte ir. Da igual que vayas andando como si se te llevara el demonio, o cargada de bolsas del super que apenas puedes sujetar. O que llueva a raudales y camines con la cabeza gacha bajo el paraguas. Se te plantan delante y comienzan a hacer ese show de "hello, hello, no me ignores que yo si te veo", y no te queda más remedio que ponerles cara de mala leche. Normalmente llevo los cascos puestos, y si se me ha quedado el ipod sin batería, me los pongo desde que los veo abajo de la calle. Otras veces me pongo a enviar mensajes de texto. O simplemente les digo que paso y que me ignoren. que no existo. Que soy un figmento de su imaginación.
Pero lo de ayer tarde fue la repera.
En medio de O'Connell Street, esquina con la "nueva calle" Bedford Row, hay un restauranrte de comida rápida de dudosa calidad llamado Supermac's, que es el equivalente de McDonalds en versión irlandesa. Casi a diario hay uno de estos monitos de peto fluorescente. A dos metros, en la otra esquina, hay otro, y en la acera de enfrente, otros dos más, no sea que se les escape la parroquia. La de ayer era una mona de ensortijado cabello rojo con guantes negros y un gorro de lana a juego. Se me planta delante haciendo aspavientos, como si quizá fuera yo un todoterreno y ella una motorista en apuros. Sobre su hombro, recostado sobre un cartón en la acera, veo a un indigente. De unos cincuenta y muchos. Un tanto obeso. Está dormido, seguramente por los efectos del alcohol. Tampoco le culpo. Se necesita estar caliente por dentro para dormir en la calle en este país. En una mano tiene una hogaza de pan en su bolsa, sin abrir. No hay restos de botellas, ni cartones ni latas a su alrededor. A dos metros, entre la librería O'Mahoneys y el supermercado Centra, el mismo chico joven en chandal azul marino al que nunca doy un céntimo.
Y esta macaca de gestos exagerados intentando venderme la carpetita, averiguar mi cuenta bancaria y hacer que firme para ayudar a no sé qué fundación rampante. Normalmente continúo mi camino, y si es necesario hasta los aparto del mismo, con un gesto de la mano tipo "me tocas y ya veremos a dónde llegamos" mientras les pongo mi mejor cara de zorra. Pero hoy me paro a hablar con ella.
-"¿A qué se dedica exactamente tu fundación?"
-"Estamos buscando padrinos para realizar pequeñas donaciones mensuales para ayudar a sacar de la calle a los más desprotegidos en países menos afortunados."
Con eso me lo ha dicho todo. Le señalo al indigente, al chico del chandalito y al que, bajo el portal de la farmacia Ferguson's aún toca la armónica.
-"Pues empieza por casa, bonita." -le digo, y me marcho dejándola allí con la boca más abierta que el cangrejo de la Sirenita.

23 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Jajaja, muy bien dicho.

Es que vaya tela

BLAS dijo...

Muy bien dicho, sí señora! Qué a gusto debiste sentirte, me ha dado hasta envidia no haber estado en tu lugar, no te digo más...

Lagape dijo...

JAJAJAJA... olé tus webs

Anónimo dijo...

TOMÁ

SOY MARIAN QUE NO TENIA GANAS DE RELLENAR NADA HOY
JUAS JUAS JUAS

COILET dijo...

A mí cuando me abordan de una digo que colaboro con otra, que más no se puede, y quedo de bien... jajajajaja...

Susana dijo...

ole ole y ole, Chapó Ruth.

Anabel Botella dijo...

Yo colaboro con una ONG, pero cuando veo a estas personas, no sé si es por mi aspecto, normalmente me dejan en paz. Y si me abordan les digo que ya colaboro con una.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

CGR dijo...

Pues muy bien dicho. Normalmente mi frase es "lo siento, tengo prisa" adornada con una de mis mejores sonrisas, por supuesto, jejejeje

Anónimo dijo...

Muy requetebien Ruth...que a estos, en sus respectivas lo que sea, les ponen la directa y unas orejeras de burro para que no miren lo de su alrededor.
Muyyyyyyyyyyyyyyyyy biennnnnnnnnnnnn

Marta Minguella

Teresa Guzmán dijo...

gracias candela, se lo diré, se va a poner muy contentoi. q razóin tienes, la caridad empoieza en casa, vamos por el q teenmos más cerca... un beso fuerte

chema dijo...

a mí ciertas ong's me huelen cada vez más a chamusquina, y no digamos los que venden suscripciones por la calle...
y lo de que la caridad empieza en casa, es muy cierto. hay gente que adopta niños de otros continentes, lo cual es muy loable, pero es que en nuestro país también hay muchos niños que por una razón o por otra necesitan ser adoptados...

Candela dijo...

Lo de la adopcion es muy complicado, Chema, porque muchas veces la gente se va fuera precisamente por todas las trabas que el gobierno español pone a la hora de adoptar. No es por tener un nene ruso o una chinita porque hacen juego con las ortinas, me consta que es un tema muy dificil y que precisamente adoptar en el pais de origen de los padres es lo mas complicado.

SUSANA dijo...

Te aplaudo!!!

Hay formas y formas de lograr colaboración. Esta es una invasión!

Una buena causa no justifica métodos tan agresivos.

Besitos Candela!!

"KING" dijo...

jajaja bien dicho, oye nos encantan estas vivencias tuyas del dia a día!

Shirat dijo...

Ahí estás tú. Me encanta tu lado macarra, me identifico mucho contigo.
Mi fuerte son las compañías telefónicas, he tenido varias trifulcas y he aprendido a ser tan irónica que al final me dejan por imposible y me cuelgan, lo nunca visto en una gente capaz de tenerte al teléfono durante horas.

Bulma dijo...

Yo digo exactamente lo mismo, de hecho colaboro con una, pero es que a más no se puede llegar. Y es cierto que la gente en otros países necesita ayuda. Pero es que actualmente, hay mucha gente que ha perdido sus casas, no tiene empleo y vive en la calle.

Me temo que yo habría hecho exactamente lo mismo ^^U

Y sí, está muy bien que las ONG's intenten conseguir el mayor dinero posible para sus causas. Pero si tienen dinero para pagarle a una persona que vaya solicitando donativos... Mejor lo dejo aquí y que cada uno acabe la frase como quiera

Inma dijo...

Es que la gente es muy pesada. Mucho.

Bertha dijo...

En todos sitio cuecen habas, vamos que en todos sitios hay gente a si, hay en todas partes, sobre las Ong, habria mucho que hablar.

Teresa Guzmán dijo...

guapísima, aceptas el premio q te he dejado en mi blog, q me parece qw no lo tienes? JAJAAJAJA UN BESO FUERTE

Charo Barrios dijo...

Pues en Sevilla lo que hubo fue un timo a base de hacerse los mudos y pedir para no se qué por señas, primero la firma y luego el dinero.(eran rumanos), y mira tú por dónde, dieron con un señor que sabía hablar por signos estupendamente, y se quedaron cortados, y, claro, tuvieron que salir corriendo. ¡qué cosas!
De todos modos, este tipo de "agresiones comerciales", en la calle o a través del teléfono, siempre me producen depresión, tristeza...o asco, no lo sé muy bien.

chema dijo...

respecto a lo que comenta charo de los rumanos que piden por señas donativos para una supuesta asociación de sordomudos, parece ser que se da en diversos puntos de españa... en madrid lo he visto mucho, y en santander el pasado verano vi a tres de esas chicas que pedían por señas hablando entre ellas. muy fuerte.

anele dijo...

Qué buena contestación!!!
Deberían dejar que la gente, espontáneamente, colabore cuándo, cámo y con quien quiera; que se pongan una mesita en un lado de la calle y esperen a que se acerquen a ellos. Me parece un método agresivo e intimidatorio para conseguir donativos; al final lo que consiguen es que la gente se harte y acabe siendo borde.

Yo suelo contestar "en extranjero" haciendo como que no entiendo ni papa de lo que están preguntándome, así me dejan en paz y no insisten.

Candela dijo...

Ah, eso tembine lo he hecho, hablarles en español, pero ni aun asi te dejan en paz.