sábado, 11 de julio de 2009

LAS VIEJAS GLORIAS


Ayer volví a ver uno de mis clásicos favoritos junto con Whatever Happened to Baby Jane?.
Me gusta ese ambiente sombrío del film, esa sensación de claustrofobia en la que te va metiendo poco a poco y de un modo tan sutil que apenas lo notas, como el protagonista, hasta que es demasiado tarde.
Gloria Swanson representa un papel sublime, arrastrando a ese pobre guionista a su red de tramas fantasiosas, a una vida que sólo transcurre en su mente.
Una vieja gloria venida a menos, deseando salir de esa oscuridad en la que no quiere estar, buscando la fama de nuevo a toda costa aunque ya no la merece. Nadie la recuerda. Se ha convertido en una sombra patética de lo que algún día fue.
Por desgracia, no se da cuenta de ello. O no quiere verlo. Un claro ejemplo de que las viejas glorias deberían quedarse en el olvido, para ser recordadas por lo que fueron, no por lo que pretenden ser. Aunque algunos no saben ni lo que quieren volver a ser, hay una gran selección para escoger como ejemplo en la televisión nacional de los últimos años, gente que vive de los recuerdos y parece despertar de un estupor para convertirse en un friki triste y pasearse por los programas de cotilleos vendiendo sus fabricadas "noticias".

Y luego, por supuesto, están estas "Viejas Glorias". Las del Carnaval del 96. Ahora que empiezan los festivales carnavaleros de verano...

10 comentarios:

Shirat dijo...

Otra peli con esa temática es "Dulce pájaro de juventud". Paul Newman hace de jovenzuelo que se lía con una antigua gloria para que ella le abra puertas en el mundo del cine y así pueda triunfar. Ella sólo le utiliza para salir en las revistas y es una pirada alcohólica. Una historia muy triste y muy dura. Y lamentablemente, como tú dices, muy actual. La televisión está llena de personajes así.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esas dos, bueno y alguna más como Rebeca, Plácido, son de mis favoritas.

BLAS dijo...

Pedazo de peli, sí señora! Eso sí, es tremenda, tiene un fondo terrible y te deja hecha polvo ¿Se puede saber qué narices haces viendo esas pelis?! Menos mal que luego te has ido para los carnavales!!!
La que comenta Shirat es otro peliculón, pero te deja igual de jodi...a, aunque con el gustazo de ver a Paul Newman en una época que estaba para mojar pan... Ñam, ñam...

Riesgho dijo...

Todo tiene su tiempo y su lugar. Y una vez que pasa difícil es que alguien pueda seguir en el candelero, viviendo de reditos. A los que no lo consiguen, la vida les brinda la oportunidad de volver a ser personajes anónimos, pero con un pasado esplendoroso que recordar. Los que no lo aceptan y se aferran a su "fama", generalmente tiene la desgracia de perder el respeto de todos aquellos que algún día se consideraron sus seguidores.
Una pena que no sepan aceptarlo y cruel factura la que les pasará la vida tarde o temprano.
Besinos.

Inma dijo...

De "Sunset.." me pone la piel de gallina la escena en la que descubres que es el mayordomo el que escribe las cartas de los admiradores. Esa lealtad me aterra.

Inma dijo...

De "Sunset.." me pone la piel de gallina la escena en la que descubres que es el mayordomo el que escribe las cartas de los admiradores. Esa lealtad me aterra.

Ana dijo...

Despues de intentar entrar 1000 veces en el blog, por fin me lo ha permitido. No sé que problema tengo que no me deja ver tu página como ya te he dicho. En fin, que he leído el post y solo decir que me alegro de que se haya aclarado quien NO ha sido. De verdad que me alegro mucho porque todo esto ha sido muy injusto con esa persona, de la que todavía no me puedo creer que se haya sospechado. En fin, que espero que el mal rollo desaparezca de estos lares, porque aquí estamos para divertirnos y pasarlo bien, y esto estaba oliendo fatal.
La verdad es que me alucina lo de las herramientas informáticas.¡Qué pasada!.
Por cierto, que me he descargado Sunset. Esta semana me espera esa y los puentes de Madison para volver a ver.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Todo tiene su tiempo y su lugar... y su forma adecuada. No se puede pretender tener diecisiete años a los ochenta, y no hablo del envejecimiento sino de todo en la vida. Qué mejor que tener un alma joven, pero hay unos límites en la forma de actuar y comportarse que marcan perfectamente la diferencia y crean argumentos para tantas películas, por eso nos gustan tanto: porque vemos la realidad en ellas llevadas a la ficción, y no al contrario. El tema es que se las trae, pero por otra parte, esas dos en concreto son además dos pedazo de peliculones.
Un beso, Candela, desde hace tanto, y enhorabuena por el post (otra vez, como siempre ;-) ).

Fermín Gámez dijo...

Es que Gloria Swanson es sublime. Y su personaje, que busca la fama a toda costa aunque ya no la merezca... como dices, te lo ves en la tele todos los días en todos los programas de ese tipo.

marisa dijo...

manolito santander con su movida ains isssss vaya con las viejas glorias viva el carnaval ainsssssssssss marisa