miércoles, 29 de julio de 2009

VOLVER AL HOGAR

Esta vez he llegado para quedarme.
Ya conté aquí lo que sentí al llegar por segunda, tercera vez. El dolor que desgarra el alma cuando has de irte. He tenido suerte. Acabó mi contrato temporal y el dia 7 me vi en la puerta. Esta vez salí sin tanta pena en el alma. Ni me despedí de mis compañeros apesadumbradamente. Quizá era consciente de que mis posibilidades de volver de nuevo, con un contrato fijo, eran altas.
No me he equivocado. El martes comencé mi nueva andadura en Thomson Reuters. En el departamento de traducción. Mi contrato llegó por correo desde Londres (qué sibaritas se nos han vuelto los americanos). De modo que he disfrutado de unas semanas de vacaciones patrocinadas por el Estado y las tasas que he pagado todos estos años y ahora regreso al equipo con fuerzas renovadas. En principio mi contrato es part-time, lo cual sólo me garantiza 8 horas de trabajo a la semana, pero el Gobierno me patrocinará el resto, por lo que no he de preocuparme. Mientras familias enteras viven sin dar un palo al agua desde el momento en que llegaron al mundo, yo trabajo -y por partida doble-, y cuando no estoy en la oficina, estoy sentada delante del ordenador de casa escribiendo mi libro. Sin prisa pero sin pausa. Todo en esta vida se consigue si uno quiere. Siempre fue mi motto y lo seguirá siendo, porque a día de hoy, me ha funcionado bien.
El martes al entrar en la cantina de Thomson, Robbie, uno de mis compañeros me felicitó por conseguir el puesto y me dijo "¿No podemos librarnos de ti, eh?" No, Robbie. He llegado para quedarme. El año pasado habría vendido mi alma al mismísimo diablo por volver a Thomson. Nunca pensé que sería posible.
Al menos los tres años que durará este nuevo proyecto literario-científico cuyo contrato han conseguido, tengo aseguradas las horas normales semanales. En unas cuatro semanas nos han asegurado que estaremos haciendo nuestras 39 horas y probablemente horas extras, si lo deseamos, para lograr los objetivos semanales requeridos. Volveré a mi antiguo estilo de vida, ese al que me acostumbré demasiado pronto y en el que se siente uno tan bien... Especialemnte ahora, que todo ha bajado de precio. O casi todo.
Y si al cabo de los tres años el trabajo flojea, siempre pueden volver a darme el sustancioso cheque con el que me obsequiaron tras mi última partida (no la de Julio, la del Octubre del 2007), que estoy segura sabré emplear el pecunio en alguna cosilla.

¡Es bueno volver a casa!

19 comentarios:

Bertha dijo...

Me alegro guapa que te vaya muy bien he esta nueva etapa y disfruta que te lo mereces,vale?

Riesgho dijo...

Enhorabuena!!! Me encanta verte tan optimista. Dicen que el que la sigue la consigue, y eso es loq ue te ha pasado a tí.
Felicidades y disfruta en tu "nuevo" trabajo!!!!

Inma dijo...

Me alucina la suerte que tienes. En España no se habla más que de crisis y paro..¡y tú con el trabajo que tanto deseábas! ¡Enhorabuena!!

Bris dijo...

Me alegro mucho de que lo hayas conseguido y de que te dé tanta satisfacción personal. La verdad es que sólo con leerte me doy cuenta de lo mucho que vales

un beso y enhorabuena,
Almudena

Bulma dijo...

There is no place like home.

Enhorabuena, guapa. Y no sólo por haber logrado una de las pocas plazas que había para el contrato fijo entre todo el que la solicitó (no lo haría el gato porque no sabe escribir, que si no...) en algo que te gusta sino por el ambiente de la empresa (ni punto de comparación con la de antes).

La cosa pinta bien y te da tranquilidad para dedicarte a algo que te gusta y que requiere mimo, tiempo y dedicación. Porque a ver quién es el guapo que puede hacerlo mientras se pregunta cómo va a pagar el alquiler, las facturas o simplemente qué va a comer mañana...

AnuKa dijo...

¡Enhorabuena!, cuando la gente trabaja bien, el esfuerzo es reconocido (aunque no siempre, que también)

Un beso wapa.

Aurin dijo...

Me alegro un montón por tí Cande;se te ve muy aguto y feliz...Así que lo disfrutes y sobretodo que dure muchos,muchos años...

Koldo dijo...

Pues nada, que Felicitaciones si estás tan feliz y con tu nuevo trabajo.Y perdona nuevamente, si se e olvidó que tienes varias direcciones y me equivoqué al mandarte unos pps, ensando que no eras quien eras......menudo rapapolvos me diste...cágonla....KOLDO.

Candela dijo...

Hombre koldo, es que parece que los jubilados no teneis otra cosa que hacer que mandar pps, y la gente no tiene tiempo para esas cosas... yo es que nunca los abro, por lo tanto estqas persiendo tu tiempo y el mio...

Perín Meison dijo...

Así me gusta,dando caña "candelera"!!
Norabuena!!

marian dijo...

ENHORABUENA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

KIRA dijo...

Enhorabuena!!!!
Cuando se trabaja con dedicacion y bien como tu... ese puesto era tuyo por meritos propios.
Me alegra ver que estas contenta y feliz en tu nuevo/antigüo trabajo, cuando lo celebramos con un fiestorro a lo grande????
BSTS

BLAS dijo...

El que vale, vale, y el que no... Ya sabe... Ya te lo he dicho, pero te lo vuelvo a repetir: Me alegro muchísimo por tí. Y sobre todo me ha gustado eso que dices de volver a vivir como a tí te gusta... Qué alegría! Porque tú lo vales!!!

anele dijo...

Que te dure mucho y que disfrutes de tu nueva situación.
Enhorabuena.

Geno dijo...

Que aqui no te habia felicitao por tu flamante trabajo ¡¡Enhorabuenaaa!!

Charo Barrios dijo...

¡Enhorabuena Candela! Siempre se cuenta con quien sabe trabajar y resolver.
Es bueno tener una rutina laboral, aunque uno no dé abasto. Te sigo deseando mucha suerte, mucha....!

chema dijo...

me alegro un montón por ti, el mundo laboral es muy traicionero, y que la empresa en la que siempre has estado a gusto te vuelva a abrir las puertas no es fácil. que sea para quedarte, y para bien.

Rosana dijo...

Me alegro mucho de que hayas conseguido parte de lo que te proponías, la satisfacción es un estado muy placentero!!!!!
Besos

COILET dijo...

Me alegro mogollón por tí, como dice Inma eres una suertuda pero tb yo creo que en el fondo todavía quedan sitios donde tienen en cuenta la valía de las personas, o al menos eso quiero creer, si te han vuelto a contratar será por algo digo yo, besotes