miércoles, 30 de septiembre de 2009

FUNERAL

Hoy he ido a cortarme las puntas y recortarme un poco el flequillo. Y me diréis, ¿y a nosotros qué nos importa? Probablemente nada y no es de ello de los que voy a hablar. Sólo que mi peluquera es la madre de los niños de los que fui Au Pair, Caroline (en el otro blog más conocida como Cathy). Sí, ya sé que tengo ese blog un poco abandonado, pero tengo mis motivos y os aseguro que en breve lo pondré todo en orden. He estado buscando antiguos papeles y fotografías y me ha llevado un tiempo localizarlos. Mi piso es pequeño pero bien concentrado. Y aprovechando el tiempo libre, he comprado un archivador de dos cajones y he estado reorganizando libros, documentos y carpetas.
Volviendo a mi peluquera: me ha dado noticias muy tristes. La abuelita de los niños, Nana, como yo la llamaba, se está muriendo. Parece ser que no le queda ni medio telediario y están esperando lo peor de un momento a otro. Nana tiene 95 años y el viernes tuvo un ataque al corazón masivo. Le dieron 12 horas, pero aún sigue ahí. Débil, pero sigue. Aunque no hay muchas esperanzas de que se recupere.
Nana se llama en realidad Mary Russell y la adopté como mi nana a mi llegada, aunque como ella misma me decía "me haces el peor té que he probado en la vida". Llegar a una casa nueva, donde se te dice que eres una más de la familia cuando temías que te fueran a tomar como el pito del sereno y encontrar una familia -con sus faltas, sus manías y sus cosas-, completamente normal y además cariñosa, es una suerte para cualquier au pair. Yo no sabía como dirigirme a la abuela, si llamarla Mrs. Russell, o Mary o cómo, así que al principio siempre hablaba en tercera persona "niños, que Nana está escuchando las noticias", "Venga, que bajo a la cocina a preparar té para Nana", y así, me encontré llamándola Nana como si fuera la mía. Y le tomé tanto cariño como a mi propia abuela. Y le tenía respeto, y me encantaba oírla hablar de las monedas por las que había pasado (cuando ya se empezaba a hablar del cambio al Euro), y como contar chelines, y peniques y las distintas medidas, y te las nombraba por orden.
Y hoy las noticias me han producido shock, pero más me lo ha producido el ver que tienen todo ya planeado de la A a la Z como si el funeral fuera mañana. Es otra manera de pensar diferente a la nuestra. Para nosotros quizé, la muerte es un tabú y preferimos no pensar en ello hasta que llega el momento. Hoy, mientras he estado en su casa, William (que tenía 3 años cuando yo lo cuidaba), me ha enseñado el traje de chaqueta que YA se ha comprado para el funeral y me ha dicho que será uno de los Pallbearers (los que llevan el ataúd sobre el hombro), el segundo por la derecha. Jane (la que tuvo su baile de Debs hace unas semanas) ha escogido las canciones para la misa y cantará al final de la misma You Raise me Up. Billy, el padre de los niños (ya no tan niños) e hijo de Nana ha llamado al sacerdote que fuera compañero suyo de clase y al que Nana tenía mucho aprecio para que vaya hoy a ofrecerle los últimos ritos y para pedirle que sea él quien oficie la misa de difuntos.
Caroline me ha dicho que el funeral tendrá lugar primero en la Funeraria Griffiths, pero que no me preocupe que me avisará enseguida porque quieren que yo esté sentada con ellos recibiendo a los que vayan a decir su último adios, porque yo le tenía mucho cariño a Nana y me consideran una más de la familia. Luego se trasladará el féretro a la Iglesia de St. Dominican donde tendrá lugar una breve misa. Al día siguiente por la mañana es la misa propiamente de difuntos (la de la velada anterior es más cortita), y de ahí iremos al entierro que es en Mt. St. Oliver, será enterrada junto a su difunto marido. Luego, nos vamos todos a comer y beber al Kilmorry Lodge y a celebrar la vida de la decesada.
Me ha alegrado que me dejen estar con ellos en la línea de fuego, principalmente porque todo suele ser muy formal y solemne, pero me he sentido incómoda hablando de alguien que aún respira. Por otro lado, no sé si es donde debo estar, son una familia muy extensa.
Aquí el velatorio tiene lugar en una habitación en la Funeraria, con el difunto de cuerpo presente y por lo general con el ataúd abierto para que los familiares, amigos, vecinos y conocidos puedan, si así lo desean, verla por última vez, tocarle la mano, besarla. Los familiares permanecen de pie a un lado y tras desfilar ante el muerto se les da la mano a cada uno, dándoles el pesame (Sorry for your loss). Caroline dice que no le importa lo que los demás piensen y que me quiere allí, y que el resto de la familia, con la que ella no se lleva bien, me tiene afecto. Porque claro, en la línea de "recibimiento" estarán los hijos (Billy, Helen, Tess), y los nietos (Jane y William, Ciara, Danielle, Tara y Nichola) más los maridos y mujeres de los hijos. Y no sé si habrá alguien mas...
El caso es que he regresado con el corazón acongojado, por una parte, repitiéndome que no hay nada de lo que deba sorprenderme y que a fin de cuentas sólo están siendo realistas, que es mejor organizarlo todo con tiempo en lugar de dejarlo para el inevitable final, y por otro, con el dolor de saber que en cualquier momento mi teléfono sonará para anunciarme algo que es simplemente cuestián de horas o de días. Lo contrario sería un milagro y prolongar la agonía.
Y creo que no estoy preparada para ello. Sabía que ocurriría, y que me tocaría vivirlo como me tocó vivir la muerte de mis propios abuelos o la de mi abuela en el futuro, que espero sea muy, muy lejano, pero eso no te prepara para el dolor. O para el choque cultural de los funerales aquí. Y este será mi cuarto, tampoco me va a coger de sorpresa. Pero es difícil pensar que después de la última palada, se sonarán los mocos, enjugarán sus lágrimas y se irán derechitos al pub a comer y reir y celebrar.
Simplemente, no lo entiendo. Pero sé que, a fin de cuentas, es lo mejor.

25 comentarios:

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Una penita, lo siento. Besos. Esperanza

chema dijo...

vaya, lo siento porque al estar tanto tiempo con esa familia le tendrías cariño a la abuela.
en cierto modo entiendo su manera de hacer las cosas, porque tarde o temprano tendrán que enfrentarse a ello, pero... es duro, yo no sería capaz.
echo de menos tu blog de au pair, ya nos seguirás contando cosas.

María José dijo...

Si, pobre Nana, la abuelita que se alegraba tanto con esas copitas!!! bueno ha vivido lo suyo la señora, lo que no quita que te dula.
Lo de los preparativos la verdad que suena muy duro, son muy organizados para algunas cosas, aqui no funcionamos de esa manera.
No sufras mucho.

besos

Geno dijo...

Es triste pero es así, hija, los que se quedan aquí deben seguir viviendo ¡que remedio!

KIRA dijo...

Candela, es una noticia triste muy triste y no creo que se este nunca preparado para perder a un familiar o amigo, aunque sea una muerte inminente.
Pero desde luego deben tenerte mucho cariño y aprecio cuando te han colocado al su lado como una mas de la familia.
De la manera que nos detallas el funeral debe ser muy bonito, me ha llamado mucho la atencion lo bien organizados que estan, aqui de todos esos detalles se suelen ocupar los seguros de deceso como Ocaso, Finisterre etc... que diferentes somos a veces las personas verdad?
BSTS

Ella dijo...

He "conocido" a Nana en tus crónicas de aupair, que me he leído de cabo a rabo, y lo siento mucho. Espero también que retomes este otro blog, y nos sigas contando cómo fueron aquellos años.

marisa desaztre dijo...

La familia termina siendo aquellos a los que quieres y que te quieren aunque no compartas su misma sangre. Por eso entiendo que lo pases mal por la pobre Nana.
En cuanto a los preparativos para un funeral de alguien que aún está respirando...no sé, yo no podría pensar en lo que me voy a poner ni en nada de eso. De hecho ya he pasado por la muerte de varias personas a las que quería muchísimo y, más recientemente, la de mi padre y te aseguro que lo último que me pasó por la mente fue lo que me pondría o lo que haría en la misa o cosas así. Pero bueno, son mentalidades y costumbres distintas.

Sonia dijo...

Lo siento mucho,Candela.Muchos besos.

Candela dijo...

Ahi le has dado en el centro, Kira: En España tenemos seguros, aqui hoy le he preguntado, como hay confianza... ¿Y vosotros pagais seguro cada mes? Y le he contado que desde el dia uqe naci mi madre paga a una compañia (en nuestro caso creo que es Preventiva), y que cuando te mueres ellos prenguntan a los familiares que clase de servicio quieren y lo preparan todo. Y me ha contestado que el funeral se pagara de los ahorros de la abuela en el banco, y que de todos modos, si hiciera falta, como son muchos de familia, pondrian un tanto cada uno. Y es que un funeral no es bartato, eh? Que sale por sus buenos 4,000-7000 euros al parecer... tirando por lo normalito.

cloti dijo...

Pues, para mí, la celebración de la vida de alguien me parece una costumbre preciosa. Por supuesto, no creo que sea capaz de hacerlo con mis seres más querido a pesar de que mi madre nos ha intentado educar a la europea en este aspecto, pero yo soy de lágrima fácil y me resultaría muy duro, digo yo, no lo sé. La verdad es que, afortunadamente, no he tenido que enfrentarme todavía a la muerte.
Candelita, por esto estabas ayer plof ¿verdad?
Bsssssss
Cloti

Candela dijo...

No, Cloti. DE esto me he enterado hoy. Quiza era un presentimiento...

anele dijo...

Lo siento muchísimo. Como dices, es una suerte caer de pie en una familia, sobretodo en el extranjero. Es duro saber que alguien a quien le tienes tanto aprecio está a punto de morir.No hay nada que pueda decirte porque en estas situaciones todos los comentarios se quedan cortos.

marian dijo...

lo siento candela
siempre es duro perder a una persona que quieres
un beso

Riesgho dijo...

No sabes cuanto siento que tengas que pasar por ese trance. La perdida de un ser querido es algo muy doloroso, y aunque Nana no sea realmente de tu familia, el cariño y el respeto hacia los demás es el que delimita la verdadera familia, no los lazos de sangre.
En cuanto a la celebración de la vida... yo creo que es una costumbre bonita. En realidad aquí cuando acudes al tanatorio, la gente te da el pésame y al segundo se pone a hablar del tiempo, de las rebajas o de culquier otra trivialidad con el de al lado. A mi forma de ver, mejor recordar tomando algo al difunto, no?
Besos y mucho ánimo guapa.

Bulma Salgueiro dijo...

Lo siento muchísimo. He llegado a conocer a Nana gracias a tus relatos y la verdad, la había catalogado como "abuelita entrañable". Ya sabes que, en general, la familia me gusta mucho pues te acogieron con mucho cariño y te lo siguen teniendo (a las pruebas me remito).

Cuando ya no hay solución, siempre deseo que pase lo más rápido posible, no sólo por la persona que padece, sino también por sus seres queridos.

En cuanto a que lo tengan todo tan bien preparado... sinceramente, les envidio. La muerte de mi abuelo nos cogió de improvisto (sabíamos que se moría, tenía un cáncer en fase IV pero no hacía ni cinco semanas que le habían dado el "alta" y le daban una esperanza de vida de un año) y me encargué yo de todo. Ahí les envidio mucho porque si tienes las cosas habladas (en mi casa, con mi madre, eso es imposible, se pone mala solo de pensarlo), sabes lo que la persona desea... o cómo lo quiere organizar el resto de la familia. Al menos con mi abuela ya lo tengo claro.

A pesar de que creo que será muy bonito que un nieto (al menos uno, por lo que has dicho) lleve su ataúd, que su nieta cante en su funeral... yo estoy contigo. Lo de comer, beber, reír y todo eso justo después... no digo que no sea lo mejor, sólo que yo no tengo estómago para ello. Como bien dices, costumbres.

Besos, guapa, un abrazo muy pero que muy fuerte.

Koldo dijo...

!! VIVIR para MORIR ó MORIR para VIVIR !! That´s the question,no?.Animo Ruti, creamos en lo segundo....¿estás mejor?.Un beso KOLDO.
Pd..:te sigo Candelilla, pero eres una máquina...me matas..je,je. K.

Inma dijo...

Siento lo de Nana.
Eso de los funerales cambia mucho de cultura en cultura. Para eso soy muy española, tabú absoluto y miedo cerval a la muerte propia y ajena.

Aurin dijo...

Ya lo siento Cande, mucho ánimo...

Capitán Clostridium dijo...

Lo siento.
Curiosa la forma que tratan la muerte en otras culturas. Un hecho inevitable convertido en un encuentro familiar-social, perfectamente organizado con festín final. Curioso que se elija "You raised me up", que yo, con mi inglés de aquí y que no suelo traducir las canciones cuando escucho cantar, creía que era una canción de amor.

Que el desenlace sea el mejor para todo. Bless you.

Loli dijo...

Lo siento mucho por ti, Candela, por la inminente pérdida de tu Nana, te ha tocado ir llorando ya desde hoy cuando aún vive. Al menos tienes la oportunidad de decirle adiós, o hasta luego.

La gente dice que con la edad uno aprende a afrontar la muerte de otro modo, yo debo de ser muy joven aún porque es un tema del que nunca hablo, es muy doloroso. Mi familia es muy numeros, tíos, primos....y ya he tenido que asistir a funeral en varias ocasiones, de ninguna manera podría organizarlo, ni festejar la muerte.

Besos y ánimos. Loli

Perín Meison dijo...

Me gusta tu reflexión. Supongo que la cabeza,a veces, se deja llevar por la realidad.Qué sé yo.

Sé fuerte.

:-).

Maritoñi dijo...

Yo creo que es muy humano lo que dices, y que las pérdidas son siempre duras emocionalmente.

Abrazos

Joan dijo...

Candelaza, siento mucho que tengas que pasar por esto, fueron las primeras personas con quienes te sentiste bien acogida aqui en Irlanda y eso desde luego no se olvida, a parte de que ellos también en seguida te consideraron una más de la familia, así que al fin y al cabo como dice Riesgo, lo que define a la familia verdadera no siempre son los lazos de sangre, sino el cariño que les tienes.
En cuanto al tema de la muerte, en casa debo decir que somos muy europeos a este respecto, yo tengo muy claro que cuando ya no esté no quiero que la gente celebre el funeral y se vaya a sus casas. Prefiero que celebren una fiesta recordandome en vida. Ya no digo que canten ni que rían, cosa que sí me gustaría que así fuera, pero sí que los que quiero que recuerden los buenos momentos que viví con ellos. Es ciertamente un tema tabú aquí en españa el tema de la muerte, y eso es, principalmente, lo que nos causa dificultades a la hora de afrontarlo, muchas más que las que tienen en el resto de europa y en otras culturas. En primer lugar somos una cultura muy cerrada en nosotros mismos, sin estar acostumbrados a expresar lo que sentimos; Eso, sumado a que la muerte es un tema que da pavor solo de pensar en él, hace que nos coja tan de sorpresa que aunque hayamos estado preparados y sepamos que el desenlace se acerca, nos cueste tanto aceptarlo, hacerle frente y elaborar el duelo de la manera menos dolorosa posible.
Besos, ánimo, y para lo que necesites ya sabes donde estoy.

BLAS dijo...

Vaya... Y eso que fuiste a la pelu para animarte... La próxima vez te vas de compras o al cine y procuras no encontrarte con nadie... Pero quizás tengas razón, hay veces que no se sabe por qué ni cómo, pero sentimos las cosas antes de que pasen y seguro que tu malestar venía preparándose para ésto...
Respecto a las costumbres funerarias... Las respeto a todas, igual que con las culturas y tradiciones, pero eso no quita que yo no podría irme de fiesta después de enterrar a un ser querido.
Anímate Candelilla. Besos.

soñ4dor4 dijo...

:(