martes, 29 de septiembre de 2009

PULSERITAS DE COLORES Y ARCOIRIS... ¿Ñoñerías?


Cuando éramos pequeñas lucíamos a rajatabla cualquier cosilla que se pusiera de moda: los chinillos de la suerte, anillos multicolores, pulseras hechas con un trozo de plástico (generalmente del asa del tambor de detergente), y con hilos de colores hacíamos diferentes dibujos o nuestros nombres. También recuerdo unos brazaletes hechos de alambres de colores, cintas para el pelo, y otros cachivaches.
La nueva moda que acaba de llegar a Europa y se ha expandido rápidamente por UK y amenaza en traspasar fronteras, es poco menos que inocente: Las shag bands o pulseras del polvo... del polvo de echar un kiki, que llevan niñas y niños tan jóvenes como seis o siete años, y cuyos colores son un código sexual y totalmente inapropiado para críos de esa edad. ¿Dónde se quedó la inocencia de nuestros chinitos, de las pulseras de la amistad...?
El asunto ha saltado a la prensa y está escandalizando a padres que inocentemente compraban una bolsita con cinco pulseras multicolores para sus retoños... Poco sabían lo que cada color implicaba en aquellas bandas de goma. Son la nueva moda de los niños de hoy. La llevan miles de alumnos de primaria y se pueden comprar por unos céntimos. Los colores muestran "lo lejos que se irá", desde un beso a un polvo, ni más ni menos. Los niños se persiguen entre sí, y el juego está en romper la pulsera del objeto de persecución. El que la lleva, tiene que ofrecer lo que el color indica:
Amarillo -un abrazo
Rosa -Enseñar el pecho
Violeta -un beso
Rojo -Un lap dance
Azul -Sexo oral
Verde -Toqueteo con los dedos
Tranparente -Lo que la otra persona quiera
Negro -Sexo
Fluorescentes -juguetes eróticos
De purpurina -La chica escoge
Indigo -Masturbar al otro
Naranja -meterse mano
Dorado -todo lo anterior.
Pero esto sólo es la punta del iceberg, es la última moda en el comportamiento promiscuo que parece sugerir que la inocencia de la infancia es algo del pasado. Lo mismo que las "Fiestas del Arcoiris". Que ni tienen que ver nada con la bandera enarbolada por la comunidad Gay ni tiene que ver tampoco con ositos de colores ni Judy Garland o el Mago de Oz. Las Fiestas del Arcoiris son fiestas con alcohol y drogas donde las chicas han de llevar los labios pintados de brillantes colores para dejar "su marca" en los chicos mientras se les proporciona sexo oral.
Volvamos, de momento, con las pulseritas. Un paquete puede costar poco más de un euro... y la inocencia perdida del portador. Una niña de 12 años a la que entrevistó un periódico británico dio las siguientes declaraciones:
"Una pulsera amarilla es la mejor, porque todo lo que significa es que tienes que abrazar a un chico. Una violeta quiere decir que has de darle un beso. Si un chico te rompe la pulsera rosa, has de enseñarle las tetas., si la banda es roja tienes que hacerle un striptease con baile. Las negras significan que has de acostarte con el chico."
La pulsera dorada es la más importante. "Son muy difíciles de conseguir" -prosigue la chica-"Así que cuando la encuentras en una tienda, tienes que hacer que tu madre te la compre. No creo que los padres sepan su significado, porque todos los chicos y chicas de mi cole las llevan y no les han regañado".
Pero como en todo, hay un estigma para aquellos que no llevan las pulseritas: el no ser popular, el no tener el respeto o la admiración de los demás compañeros de clase. La niña (de 12 añitos, que no se nos olvide), añade: "En mi grupo en el colegio, la líder, a la que todos admiramos, sólo lleva pulseras negras y doradas. Todos los chicos de mi clase las llevan negras y si una chica lleva el brazalete negro, les gusta a todos los chicos. Pero a mí me daría miedo tener sexo. No sabría qué hacer. Durante un tiempo no usé ninguna y la gente no se me acercaba, no querían saber nada de mí. En mi escuela, tienes que llevar pulsera para pertenecer al grupo cool".
Aunque los significados de los colores pueden variar de país en país, y hasta de una ciudad a otra, el significado general de las bandas de goma elástica es el mismo. La niña cuenta que "mi prima de 7 años vino a pasar unos días con nosotros, y vive a kilómetros de distancia. Me dijo que la pulsera verde en su clase significa tocar a un chico y que la rosa es hacerle un chupetón en el cuello hasta dejar marca. La gente va partiendo las pulseras para divertirse y a menudo no haces lo que significa. Pero he visto a chicas que han enseñado las tetas y besado a los chicos con lengua. La gente de mi clase dice que han tenido sexo cuando alguien les ha roto la banda negra. No sé si están diciendo la verdad".
Una escandalizada madre de 32 años dijo sentir asco cuando su hijita de ocho años le contó sobre las pulseras. Aseguró que ni en un millón de años le habría dejado comprarlas, mucho menos llevarlas de haber sabido su verdadero significado. Al parecer la niña llegó a casa diciendo a su madre "Si se rompe, tengo que hacer un bebé con un chico". Su madre inmediatamente le dijo que eso era algo que sólo los adultos hacían, no las niñas pequeñas. Luego, se fue a Google a enterarse sobre las mismas y encontró varias webs vendiéndolas y un grupo propio en Facebook lleno de menores.
Los padres han comenzado a confiscar las pulseras, y en algunas escuelas ya las están prohibiendo, pero en otras aún no saben de su existencia... La moda se va extendiendo poco a poco... al igual que lo último de lo último en fiestas: La del arcoiris, aunque esto no es nada nuevo y es una moda "adoptada" de los americanos y que más o menos comenzó hace unos seis años.
Con el incremento de las redes sociales y los blogs y el acceso incontrolado que muchos niños y adolescentes tienen a internet, estas reuniones se han convertido en una obsesión para el más in.
Una bloguera pre-adolescente escribió en su blog: "Me encantan las fiestas sexuales y procuro organizarlas al menos una vez al mes. Es todo lo que hablamos en la escuela y siempre encontramos una casa donde poder hacerlas. Soy una campeona en las fiestas de arcoiris y siempre intento lo mejor que puedo dejar mi marca en la mayoría de chicos. Es divertido y a los chicos les encanta, obviamente".
Otra chica dice: "Alguna gente cree que las fiestas de arcoiris son un mito urbano, pero si vienen a algunas de las fiestas en las que he estado, verían que no es cierto. Son geniales. Todo el mundo se emborracha y hay cantidad de drogas de clase A. Te mantiene en forma.
A una madre que escuchó a su hija de 14 años charlando sobre ir a una de estas fiestas, se le rompió el corazón al descubrir a lo que se dedicaba la niña. "Cuando la oi hablar de arcoiris, me sonó todo muy inocente y bonito. Pero tras enterarme de lo que era en Internet, me quedé horrorizada. Cada padre debería estar informado de estas terribles costumbres y asegurarse de que saben lo que hacen sus hijos cuando están fuera de casa. Me parte el corazón pensar que mi pequeña se comporta de este modo."
Y digo yo... ¿De quién es la culpa? ¿A qué edad comenzó la palabra "sexo" siquiera a formar parte de mi vocabulario? Cada día me alegro más de no tener hijos, cuántos disgustos y quebraderos de cabeza me evito...!!

21 comentarios:

cloti dijo...

Por experiencia sé que la pérdida de la inocencia con respecto al sexo es mucho más temprana en mis hijos que lo fue en su padre o en mí.
Lo que no puedo ni imaginar es que el nivel de depravación sea tan brutal, ni de mis hijos ni de mis alumnos, desde luego no de la inmensa mayoría e incluyo a los de bachillerato.

Y a todo esto ¿qué significa eso de "todo lo de arriba"?
Bssssss
Cloti

Candela dijo...

Pues que se hace todo lo de arriba junto, Cloti: beso, abrazo, chupada, toqueteo, metida, sacada...

Candela dijo...

Na, he puesto Todo lo anterior y lo he puesto en ultimo lugar que es donde tenia que estar, no se como se me quedo ahi en medio... es lo que tiene cambiar cosas segun vas haciendo...

marisa desaztre dijo...

Es triste. Muy triste que se esté llegando a esto. Aunque no sé de que me extraño. La forma de vestir que veo en muchas crias y crios de primaria o las letras de las músicas que escuchan o las series que siguen, o los movimientos que hacen cuando montan coreografías para las fiestas ( en mi cole hemos puesto "censura" a ésto porque vaya tela),... todo me causa una enorme tristeza porque se está perdiendo la inocencia sana y los niños son cada vez menos niños en cierto sentido. Y lo peor, es que esto se viene fomentado desde diversos frentes y si lo criticas te tachan de carca o de cosas peores.

Candela dijo...

Impresionante.

Así están las cosas?

Esto es mucho peor que una peli de miedo.

Gracias, en cualquier caso, Candela, por contarme cosas que no me hubiera gustado saber.

Un beso.

BLAS dijo...

Ya me lo he leído un par de veces porque estoy alucinando... Como dices, para quienes tenemos hijos pequeños, da pavor.
Además, según parece, cuanto más tiempo pasa, peor está la cosa. Así que si mi hijo tiene ahora tres años y medio, cuando tenga ocho o nueve ¿qué narices estará de moda?
Eso sí, por lo que veo, las niñas son bastante putones y los niños muy listos, porque antiguamente los chicos se lo tenían que currar bastante. Ahora con romper una pulsera de goma ya tienen plan. Es increible. Además, si dejan el arco iris en el sitio en cuestión, protección 0, evidentemente... Esto es peor que una peli de miedo, se me ponen los pelos de punta.
Con lo monos que eran los chinitos y las pulseras de la amistad. ¿Dónde ha quedado aquello? Tampoco ha pasado tanto tiempo, jod...

Ella dijo...

Me he quedado alucinada, no me lo puedo creer. ¿Pero a quién se le ocurren estos "geniales" inventos mata infancias?

Joan dijo...

No tengo hijos, pero os juro que me he quedado totalmente chof.
Sabía que los críos perdían la inocencia super temprano, que a cualquier edad ya son violentos, hablan de toqueteos, etc etc. Pero lo que en mi vida habría imaginado, es que se había llegado a este punto.
No me cabe la menor duda de que los padres, antes de comprarle una cosa a sus hijos, deberían estar al corriente de si les conviene o no, e informarse ya sea googleando ya sea comentandolo con gente entendida.
Os lo juro, magnífico el panorama que le veo a la juventud: algunos siendo unos auténticos putones, otros cayendo en la droga y el alcohol a edades que parten el corazón seas padre o no, basta con que tengas algo de sensibilidad, y cuando los padres no les permiten hacer algo, luego viene lo que se conoce como Mitomania, consistente en que los chavales empiezan a decir mentiras para llamar la atención, y acaban montandose una realidad paralela donde ellos son lo más, lo pueden hacer todo y tienen todo lo que quieren....
No es coña: soy psicólogo y solo de pensar lo que corre por el mundo entre los chavales es que me quedo anonadado y tremendamente preocupado.
Yo también tuve los chinitos de la suerte, y tuve dos porque me los regalaron. No tuve ni pulseras de la amistad ni ninguna chuminada más de esas, pero os juro que los dos chinitos que tenía no me los quitaba para nada.
Madre de dios, mira, casi que me alegro yo también de no tener hijos, pero me preocupa y sobre manera los que tienen mis amigos.

BLAS dijo...

Vaya Joan, no sabía yo eso de la Mitomanía.... Voy a terminar sacando al niño del colegio y metiéndolo en un seminario. Aunque tampoco se sabe, como están hoy día los curas...

Inma dijo...

Me suena todo un poco exagerado, pero vete tú a saber. Es cierto que ahora son más precoces pero ¿tanto?. No imagino a mi hijo pequeño ni a sus amigos jugando a esas cosas. Todavía están en lo de "estoy por ti". Y me han llegado noticias escandalizadas porque un amigo de Javier ha dado un piquito. De lo cual me alegro mucho. ¿Cuándo van a ser niños si cada vez corren más? A cada edad lo suyo, y el sexo es un juguete de adultos.

Bulma Salgueiro dijo...

Sabía que la cosa estaba mal, ¿pero tanto?

No puedo entender por qué tienen tantas ganas de crecer, sobre todo los que cuentan su edad con un sólo dígito. Vale que yo también tenía muchas ganas de cumplir, pero eso fue a partir de los doce, no antes.

Disfruté muchísimo con los chinitos de la suerte. Las pulseras me gustaban menos pero recuerdo que en mi colegio, cuando tenía unos ocho años, se pusieron de moda las pulseras y los collares hechos con pasta. Y los tostábamos con nuestras madres y abuelas para tener de dos colores y hacer diseños.

Y como dice Blas... no hace tanto.

Cada vez me siento peor por esos niños que no son niños. Y por cierto, para los que sois padres y lograis que vuestros hijos tengan una infancia lo más parecida a la nuestra posible: os hago la ola, reverencias y hasta un desfile. Porque visto lo visto, lo que hacéis sí que es tarea de titanes.

marian dijo...

yo de momento lo primero ha sido llamar a mi hermana y contarle porque mi sobrina es muy jovencita (8 años) pero mira viendo lo que dice la de 7 prefiero que mi hermana sepa a que atenerse si esa moda llega aquí

luego ya me he quedado alucinada, horrorizada, pálida y después de pasar por estas fases solo he podido pensar ¿y cuando mis hijos tengan más edad si esto sigue así que voy a hacer???????????????
acojonadita estoy

otra_diferente dijo...

Yo tampoco tengo hijos, y he de decir, que cuando veo estas cosas me alegro de no tener que vivir pendiente de todo eso.
Dan ganas de llorar, la verdad.
Lo cierto es que yo debía ser medio tonta, porque recuerdo que cuando tenía 12 años aún andaba con muñecas... Y os diré que en mi instituto debíamos ser todos en general lelos, porque yo creo que la mayoría salieron del instituto sin probar las maravillas del sexo

vicky waiting dijo...

joooo los chinitos de la suerteeeee que recuerdos me traen!!!

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Yo estoy todos los días con críos de 11 a 18 años en un instituto, y las cosas no son así de graves. Siempre hay alguno o alguna de tercero (14-15) que ya es casi experto, pero la grandísima mayoría es como pensamos, aún demasiado jóvenes. Después, a partir de los 16-17-18, empieza la carrera, pero eso es como siempre.
Lo que resulta estupendo es el aviso (por cierto, que hoy también lo hemos visto en las noticias) porque así veremos qué se ponen nuestras niñas en la muñeca.
Pero definitivamente creo que no hay que temblar, nuestros jóvenes no son tan idiotas y, quitando a quien se quiera marcar la chulería del momento, estoy segura de que, por lo menos esta moda, pasará rápidamente. Besos, Esperanza

Lily dijo...

Madre mía , me he quedado de piedra

Geno dijo...

Anonadada me hallo. De las pulseras había oido algo en la tele pero ¡no todo estoooo!

Aurin dijo...

Me he quedado alucinada... madre mía, a mi me da pena, que los niños dejen de ser niños tan pronto...

anele dijo...

Lo leí el otro día pero he tenido problemas para dejar comentarios.

Me quedé estupefacta con tu relato; cada vez tiene más prisa por ser mayores.
Lo dramático de todo esto es la "presión social" que ejercen sus propios compañeros, pues habrá muchas niñas que se sientan "arrastradas" para no ser excluidas del grupo.

Se me ponen los pelos de punta y me pregunto si algún día tendré hijos, porque cada día me da más miedo.

Urko dijo...

Lo escuché el otro día en una de las noticias del telediario. No entiendo nada de lo que pasa por la cabeza de estos niños, de sus educadores, de sus padres, de su mundo. No entiendo nada.
Está ocurriendo algo muy grave para que los niños quieran dejar de ser niños de esta manera tan vertiginosa. Y es una forma desquiciada de sacrificar lo que pudo haber sido una infancia más sana.

Luis Alberto dijo...

la verda me quedo pasmao con esto..ak en bolivia es todo un escándalo la noticia de la llegada de esta moda a latinoamérica....
A donde está yendo el mundo....cada vez estamos perdiendo el sentido y cada vez nos parecemos más a los animales...