lunes, 26 de octubre de 2009

ED GEIN, INSPIRACION TERRORIFICA (Especial Halloween II)

Ed Gein fue uno de los asesinos en serie más brutales y despiadados de la historia del crimen de EEUU. Y también la inspiración para algunos de los personajes del cine y la literatura más terrorífica. En él se inspiraría Robert Bloch para crear a Norman Bates en Psicosis, y en él está inspirado también la casa y el personaje de Leatherface en La Matanza de Texas, o Buffalo Bill, el asesino psicópata de El Silencio de los Corderos. Es la base para el personaje de American Psicho y tantos otros. Y es que este asaltador de tumbas, necrófilo, asesino y caníbal era el mismo demonio impersonado. Y a pesar de ser considerado uno de los más famosos y peligrosos asesinos en serie, a Gein sólo se le conocen dos víctimas.
Nacido en Plainfield, en Wisconsin, en Agosto de 1906, de padre alcohólico y madre dominante, temerosa y ultra-religiosa, Gein creció como un chico solitario y tímido. Cuando Ed se acercaba ya a la treintena, su padre murió y él y su hermano Henry se encargarían del trabajo de la granja en la que habían crecido. Ambos permanecerían solteros toda su vida debido a la costumbre de su madre de despotricar sobre cómo nadie les correspondería a su amor porque sólo ella podría amarlos como se merecían.

La granja en sí no producía ninguna ganancia, era una vida dura para los hermanos. Henry murió poco después supuestamente tratando de apagar un fuego en unos matorrales cercanos a la edificación. Su madre sufriría una apoplejía en 1944 que la dejaría discapacitada y Ed la cuidó durante un año hasta que una segunda hemorragia cerebral se la llevó de este mundo en 1945.

A los 39 años de edad, Ed Gein estaba solo en la vida por primera vez, y de este modo, su ya apartada existencia se cerró más y más fuera de la sociedad y de la realidad. Ed empezó a leer textos anatómicos y médicos y por primera vez mostró un interes especial en el cuerpo femenino. Con el subsidio que recibía del Gobierno, Ed ya no necesitaba trabajar en la granja, aunque de vez en cuando realizaba alguna chapucilla en los alrededores de Plainfield si necesitaba dinero rápido. Muchos de los vecinos de la pequeña localidad le tenían por una persona un tanto rara, pero suponían que su soledad le había convertido en un excéntrico. Poco podían saber que su soledad le habia transformado en un maníaco.
Viviendo en una casa tan grande, Ed decidió sellar cada habitación de la granja excepto por su dormitorio y la cocina. Su gran dependencia materna supuso que no supiera enfrentarse a la muerte de su progenitora, y así, tal y como se describía en Psicosis, intentaría sacarla del mundo de los muertos. Se rumorea que cuando no pudo devolverle la vida, la desolló, y curtió la piel preservando su físico femenino. Más tarde confesaría que se vestiría con piel de mujeres con frecuencia y que se pondría las ropas de su madre. Esta costumbre fetiche se convertiría en una obsesión y Gein adoptaría una fascinación enfermiza con la forma femenina alimentada con sus textos anatómicos.

La primera señal de la inminente locura de Gein aparece cuando empieza a robar tumbas frescas. Se llevaba parte de los cuerpos a su casa, donde las preservaba. Toda esta actividad pasó inadvertida durante años. Su falta de conocimientos carnales le hacía sufrir una confusión patológica sobre su amor por el cuerpo femenino, no estando seguro de si quería ser una mujer o simplemente le gustaba el tacto de los genitales femeninos. De hecho, a menudo pensó en castrarse a sí mismo, pero decidió que era suficiente con colocarse los femeninos sobre el suyo. Sus habilidades con el tratamiento de la piel mejorarían con la práctica y pronto se hizo un cinturón de pezones humanos, un chaleco de piel que llevaba en ocasiones especiales, adornos colgantes hechos de narices, y utilizó cráneos para adornar los postes de la cama y hacer cuencos. Su afición por la piel humana escaló con el tiempo y no siempre había tumbas frescas a las que recurrir, y esto llevó a Gein a matar por primera vez.

Su primera víctima conocida fue Mary Hogan, de 54 años, que desapareció de la taberna que regentaba en Diciembre de 1954. Después comenzaría a espiar los movimientos de Bernice Worden, que trabajaba en la droguería local. Cuando supo que su hijo, que era ayudante del sheriff estaría fuera de cacería el Sábado 16 de Noviembre, decidió que visitaría a Bernice. Cuendo el hijo regresó por la tarde, encontró la puerta de la tienda cerrada pero las luces encendidas. Tras proceder a mirar en el local y comprobar la desaparición de su madre, halló también una mancha de sangre cerca de donde la caja registradora debería haber estado, robada por Gein. El ayudante del Sheriff encontró, sin embargo, un recibo de anticongelante hecho por Bernice a Gein.

La Policía temía lo que pudiera encontrar en la granja de Gein, pero ni por asomo imaginaron lo que hallarían en la que bien puede llamarse "la casa del terror". La evidencia recogida sería suficiente para provocar pesadillas al más fuerte. Al llegar, ya notaron el olor putrefacto que provenía del interior. En el cobertizo de la leña encontraron el cuerpo sin cabeza y desnudo de Bernice, colgando boca abajo de un gancho y abierto en canal. La cabeza e intestinos se encontraron más tarde en una caja y el corazón en una olla en el horno.

Un registro a fondo acabaría con el descubrimiento de restos de al menos 15 mujeres en la casona. Se encontró la piel de diez cabezas humanas, y otra piel del torso de una mujer, cuatro narices, fragmentos óseos, piel humana convertida en asientos para sillas, piezas de genitalia sazonada en una caja y varios órganos en la nevera. Gein confesó haber matado a las dos mujeres que, según dijo, le recordaban a su madre. A pesar de la evidencia, insistió en que no había cometido necrofilia o canibalismo, sino que utilizaba los restos para "decorarse" a sí mismo y a la casa.

Las autoridades pudieron relacionarle sólo a los asesinatos de las dos mujeres, aunque sospechaban que había matado al menos a otras cinco personas, incluyendo a su hermano, dos chicas adolescentes y otros dos hombres que habían trabajado en la granja.

Gein fue encerrado en el Central State Hospital de Waupon, diagnosticado con demencia, y en 1978 pasó al Mendota Metal Health Institute. Se dice que fue siempre un preso modelo, de personalidad agradable, discreto y educado. Murió de problemas respiratorios y fallo cardíaco por un cáncer en 1984 a los 77 años.

La granja se quemó hasta los cimientos en 1958. Se cree que el fuego fue provocado. Su coche fue vendido a un promotor ambulante que cobraba en ferias para ver el interior del vehículo que había transportado los cuerpos.

Su tumba fue vandalizada durante años, los morbosos cazadores de souvenires se llevaron trozos de la piedra hasta que esta fue robada finalmente en el 2000. La lapida fue recobrada en Junio del año siguiente y ahora se conserva en un museo del Condado de Waushara, en Wisconsin.

17 comentarios:

olivia dijo...

Escalofriante! pone los pelos de punta pensar que ocurrió de verdad y no en una película.

Ella dijo...

Recién llegada de Madrid, se me acumulan los post por leer. Hoy ya no voy a poder, me ha parecido leer la palabra "terrorífica". Casi que lo dejo para mañana por la mañana, cuando brille el sol...

anele dijo...

¿¿También se hacía sillas? Qué mal están algunas cabezas...

chema dijo...

'psicosis' no es de mis películas favoritas de hitchcock. el personaje de norman bates me provoca rechazo... bueno, supongo que estaba caracterizado para provocarlo.
no sé que cable interno se les tiene que cruzar a los asesinos en serie y ese tipo de gente para que hagan esas barbaridades. la mente humana es muy complicada.

cloti dijo...

Tienes que corregir la última fecha, la palabra genitalia te la has inventado y te has dejado dominar totalmente por tu segunda lengua, revisa.
Peazo bronca por el asko tan tremendo que me acabas de provocar, jajajaja
Bs
Cloti

Candela dijo...

La palabra genitalia no me la he inventado, existir existe, solo que en ingles (es el plural de genitales) y es en realidad una palabra Latina. La Rae esta estudiando incluirla en la siguiente edicion...
http://www.askoxford.com/concise_oed/genitalia?view=uk

"KING" dijo...

No me hizo falta leerlo ya me se su historia :D.
Un monstruo que sirvió de inspiración para rodar la matanza de texas, entre otras más.

Aurin dijo...

Buuuufff, se me han puesto los pelos de punta....
Y a parte de la historia, me ha llamado una cosa la atención en la foto de la lápida. Hay una flor, parece una rosa... que alguien le haya dejado....
Y yo me pregunto...¿quien puede dejar flores a un asesino, por muy enfermo que esté?

BLAS dijo...

Qué asquito de hombre por favor... Encima he sido tan ¡¡¡$ç{#@&%Ç!!! de meterme en los enlaces de las fotos :S
King y los habitantes del castillo están absorviendo tu mente por Halloween... Tu blog acojona tanto como el suyo!
¡Vuelve Candela, vuelve al buen camino! xDDDDDD

Candela dijo...

Nunca Blas... nunca. Que no se diga que soy de horchata...

BLAS dijo...

¿Horchata tú? No mujer, quien piense eso es que se ha metido entre pecho y espalda unos cuantos whisky solos ;)

Inma dijo...

Lo que me hace gracia es lo cochino y cruel que es con los demás, pero aunque pensó castrarse decidió que no..claro, es que eso duele ¿verdad? puajjj.

marisa desaztre dijo...

¡¡¡Qué miedo de tíooooo!!! Pero anda que los que se llevaron de souvenir la tumba o los que pagaban por ver el coche donde transportó los cuerpos también están apañaos.

Aurin dijo...

Hay un premio muy especial para tí en mi blog... porfa, pasa a recogerlo cuando puedas...

Geno dijo...

Maminaaaaaaa, menudo elemento ¡mentes retorcidas hay por el mundo, por favor!

Fermín Gámez dijo...

Juuer con la historia, Candela. Se me ha quedado helado hasta el Voivoda Vlad.

Besotes.

Oishi dijo...

Vaya acabo de dar con la existencia de otra bloggera llamada Candela...aquella parece un poco más candente...pero fue extraño...como ver a alguien idéntico a un conocido.
Que altermundo estos del internet!!!
Un saludo.