jueves, 3 de diciembre de 2009

EL ORIGEN DEL CALENDARIO DE ADVIENTO

Superados los problemas de plantilla y habiendo recuperado mi imagen habitual desde los últimos meses, comienzo una serie de post navideños dedicados a todas esas figuras que nos rodean en estas fechas y cuyos orígenes, a veces, nos hemos planteado. Y comienzo por el Calendario de Adviento, del cual ya nos han hablado nuestros compañeros del blog chocolatero Wonka 70%.


A pesar de alguna pequeña controversia sobre sus verdaderos orígines, sí que es cierto que sus comienzos tienen lugar en el siglo XIX en la Alemania protestante. Las familias religiosas solían dibujar una línea con tiza para cada día de Diciembre hasta la llegada de Navidad, y el primer calendario casero conocido data de 1851.

Otros "artilugios" adventísticos son los llamados "Relojes de Adviento" o la "Vela de Adviento", que consistía en colocar una vela para cada uno de los 24 días hasta Navidad, algo así como la corona de mirto que se coloca hoy en las puertas de las casas. Muchas familias colgaban fotos en las paredes, una para cada día del mes. Y existe otra tradición en la que se pintaban rayas de tiza en la puerta, una por cada día hasta Nochebuena.

En 1902 una librería cristiana de Hamburgo realizaría un Reloj de Navidad que era muy similar a uno que publicaría en 1922 la imprenta St. Johannis. El Landesmusum de Austria cita el año 1903 como el año en el que se imprimió el primer Calendario de Adviento. En 1904 se añadió uno en el periódico "Neues Tablatt Stuttgart" como regalo para sus lectores.

Otras fuentes aseguran que el primer calendario impreso aparecería en 1908 fruto del trabajo de un ciudadano local llamado Gerhanrd Lang (1881-1974), quien siendo niño recibía calendarios hechos por su madre con 24 velitas pegadas a una cartulina. Mas tarde Lang produciría fotos en color que se pegarían a una cartulina cada día del calendario en la imprenta en la que era co-propietario, Reichhold & Lang.

Se cree que este fue el primer Calendario de Adviento producido aunque no tenía ventanas que se abrieran, publicado en 1908. Se le llamó "Calendario Navideño" o
"Calendario Navideño de Munich" y a principios del siglo XX Lang produciría el primer calendario con pequeñas puertecitas que se abrían.
Al mismo tiempo, la compañía Sankt Johannis empieza a producir Calendarios de Adviento religosos, con versos de la Biblia en lugar de dibujos tras las puertecillas de cartulina.
Su uso se extendió mundialmente, pero Lang ya había cerrado su compañía en los años treinta, sacando al mercado más de una treintena de diseños diferentes. Sin embargo, la II Guerra Mundial acabaría con el éxito de esta tradición alemana. El papel y el cartón estaban racionados y se prohibió producir calendarios, fotos y postales. El primer calendario impreso tras la guerra corresponde al de Richard Sellmer en 1946, y el primer calendario que contenía chocolate ya estaba disponible en 1958.

12 comentarios:

Charo Barrios dijo...

Querida Candela: eso del Calendario de Adviento, me imagino que tendrá su correspondencia en la llamada "Corona de Adviento", que lleva sus cuatro velas o cirios.
En el rito cristiano, este tiempo (4 semanas) se materializa en 4 cirios, cada uno con su significado, que se van encendiendo cada semana hasta llegar a la fiesta de la Nochebuena.
Bueno, eso creo yo....

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Tu plantilla de siempre es estupenda, amplia, colorida, viva y elegante. Podrías dejarla así siempre.
Besos. Esperanza

Inma dijo...

Mi plantilla se escogorció la semana pasada por subir demasiadas fotos, si no me ayuda un amigo de mi hija, se estropea para siempre mi blog. No servía poner una nueva, ni volver a poner la misma, ni exportar el blog... Blogger es un hacha...claro que el precio que tiene también es un atractivo XD
Muy interesante lo de los calendarios...pero yo prefiero comérmelos XDD

marisa desaztre dijo...

Esta plantilla me gusta mucho.
Me ha gustado enterarmen de donde viene el calendario de adviento. Es algo muy interesante conocer las raices de las tradiciones.Bezozzzz.

chema dijo...

es muy interesante saber el origen del calendario de adviento, porque está muy generalizados. los de chocolate sobre todo. hay muchos modelos diferentes...
me alegro de que hayas recuperado tu anterior plantilla, estaba muy bien y habría tenido una vida muy corta si la hubieras tenido que cambiar.

María José dijo...

No recuerdo haber visto de niña ningún calendario de este tipo, pero hace unos años, ya bastante desde luego, los del Mercadona se ahogan en la bulla pa venderte los calendarios con los chocolatitos, están por tós laos, hasta en la caja te lo están ofreciendo, la verdad que a buen precio.
Gracias por la información tan comppleta

besos

anele dijo...

Pensaba que los de chocolate eran un invento más moderno... ay que ver. Si no hay nada inventao!!

BLAS dijo...

Yo, como pillo de todo por todos lados, evidentemente, también cumplo con la tradición del Calendario de Adviento. No podía faltar. Este año ha tocado el de Playmobil, ahora que el enano es más grande, y así cada día va abriendo una ventanita donde va completando una escena navideña, en este caso con Papá Noel. En mi casa de Cádiz, mis padres ponen el de los bombones, pero cuando no estoy yo, porque si no me los pimplo en cuanto veo el calendario y los sustituyo por canicas... Esa es mi propia costumbre adoptada por mi misma xDDDD
(Para mi que ya había contado esto mismo hace poco. Me voy a pasar por Wonka que creo que fue allí...)

Geno dijo...

Interesante. Me voy a por las postales

Aurin dijo...

Interesante lo del calendrio de adviento.... es bonita la historia

wuapibego dijo...

Es muy curioso Candela gracias por tu explicacion :)
besitoss

Rosana dijo...

Really interesting. I like every single piece of Christmas. There are lots of different calendars, not always containing chocolate, which are fantastic!
O sea, que me encanta la navidad, las tradiciones navidenñas, los adornos navideños y este post tan ilustrativo.
Besos!