domingo, 17 de enero de 2010

CuCHULAINN: SUS COMIENZOS

CuChulainn (pronunciado [kuːˈxʊlɪnʲ] "Cocolan"), hijo del dios Lugh y de Deichtine (hermana de Conchobar mac Nessa a quien ya he mencionado en anteriores historias) fue bautizado en realidad Sétanta ([ˈʃeːdˠɔnˠdˠə] "Sadtandta") pero recibió su nuevo nombre de CuChulainn cuando siendo aún un niño mató al fiero perro guardián de Culann (en defensa propia), y se ofreció a tomar su lugar hasta que se encontrara a un perro que le reemplazase. Con 17 años defendió la región del Ulster él solito contra los ejércitos de la reina Medb de Connacht y desde su infancia había sido profetizado que sus acciones le darían fama eterna, pero que su vida sería corta, una de las razones por las que se le compara con el héroe griego Aquiles.
Existen varias versiones referentes al nacimiento de CuChulain. En una de las primeras versiones conocidas su madre es la hija y miembro de la cuádriga de Conchobar mac Nessa, rey de Ulster y le acompaña con sus nobles a cazar una bandada de pájaros mágicos. Comienza a nevar y buscan refugio, hallando una cabaña donde se les recibe con hospitalidad. Mas la señora de la casa se pone de parto y Deichtine asiste en el nacimiento de un niño. Una yegua pare dos potros a la vez. A la mañana siguiente la tropa se encuentra en Brug na Bóinde (el grupo neolítico conocido hoy como Newgrange), habiendo desaparecido la casa y sus ocupantes. El bebé, sin embargo, y los potros, están allí. Deichtine se lleva al niño y lo cría como propio pero enferma y muere. El dios Lug se le aparece entonces y le dice que él era el hombre de la cabaña que les ofreciera hospitalidad y que ha puesto a su hijo en su vientre y será llamado Sétanta. El embarazo de la jóven se convierte, como no podía ser de otro modo, en un escándalo, al estar prometida a Sualtam mac Róich, y los súbditos piensan que el padre es el mismo Conchobar, así que Deichtine aborta y llega al lecho de su marido "virgen y entera". Más tarde concebirá un hijo al que llamará Sétanta
En una versión de la historia posterior y la más conocida, Deichtine es la hermana de Conchobar y desaparece de la capital de Ulster, Emain Macha. Al igual que en la otra versión, los hombres van a la caza de aves mágicas, se ven sorprendidos por una nevada y buscan refugio en una casa cercana donde el dueño es Lug pero esta vez su esposa, que da a luz a un niño en la noche, es la misma Deichtine y al niño se le bautiza con el nombre de Sétanta.
Los nobles de Ulster discuten quién será el padrino del bebé hasta que el sabio Morann decide que debería ser educado por varios, cada uno enseñándole un valor diferente: artes guerreras, elocuencia de pensamiento y diálogo, moral, literatura... La esposa del poeta Amergin es la elegida como niñera y CuChulain crecerá en la casa de Amergin y Findchóem en lo que hoy es el Condado de Louth, junto a su hijo Conall Cernach.
Siendo niño, decide unirse a la tropa infantil de Emain Macha, escapando de casa. Cuando llega, irrumpe en un campo de entrenamiento sin haber pedido primero la protección de los chicos, lo cual era costumario y él desconocía. Los otros niños, pensando que es parte del entrenamiento le atacan, pero Sétanta, que tenía en batalla un ríastrad, o la cualidad de transformarse en un luchador frenético, los vence sin ayuda. Conchobar detiene la lucha y arregla el malentendido, pero en cuanto Sétanta se pone bajo la protección de los niños, empieza a perseguirlos, exigiendo que ellos se pongan bajo su protección.
Un día el herrero Culann invita a Conchobar a un banquete en su casa. Antes de ir, Conchobar va al campo de entrenamiento a ver a los niños jugar al hurling (deporte nacional irlandés), y queda tan impresionado con el juego de Sétanta que le pide que le acompañe a la fiesta. Sétanta ha de terminar un partido, pero promete seguirle cuando acabe. Sin embargo el rey se olvida, y Culann deja sueltos a sus feroces perros para proteger su casa, como era su costumbre cada noche. Cuando Sétanta llega, el enorme sabueso le ataca y tiene que darle muerte para no perecer en el ataque. En algunas versiones acaba con su vida arrojándolo contra un muro de piedra, en otras tirándole una certera sliotar (pelota de hurling) con su hurley en la garganta.
Culann queda devastado por la pérdida de su perro de caza, de modo que Sétanta promete entrenarle un nuevo animal y mientras tanto, él mismo hará el trabajo y protegerá su casa. Y es entonces cuando el druída Cathbad anuncia que su nombre de ahí en adelante sera el de Cú Chulainn (El Perro de Culann).
Un día en Emain Macha, CúChulain oye a Cathbad mientras enseña a sus discípulos. Uno le pregunta qué auspicia para ese día y Cathad responde que cualquier guerrero que coja las armas ese día tendrá fama eterna. Cú Chulainn, a pesar de que sólo tiene siete años, va en busca de Conchobar y pregunta por unas armas. Pero no puede con el peso de ninguno de los instrumentos que se le entregan, hasta que Conchobar le da sus propias armas. Cuando Cathbad lo ve, se sume en una profunda tristeza, porque no había concluído su profecía: la vida de ese guerrero sería corta.
Poco después, en respuesta a una profecía similar del druída, Cuchulain pide un carro a Conchobar, que de nuevo le entrega el suyo propio. Con estas se va por ahí y mata a los tres hijos de Nechtan Scéne, que iban presumiendo de que habían matado a más gente de Ulster que los que quedaban vivos. Regresa a Emain Macha en ese ataque de frenesí o ríastrad, que lo transformaba completamente en un ser desconocido, casi monstruoso, y los hombres del reino le tienen miedo, pensando que los va a matar a todos. Las mujeres de Emain, lideradas por Mugain, la esposa del rey, se presentan ante el embravecido CuChulain y le enseñan los pechos. El jóven desvía la mirada y los hombres se le echan encima y lo tiran a un barril de agua fría que explota del calor de su cuerpo. Lo echan a una segunda barrica, que empieza a hervir, y en una tercera que se calienta a una temperatura agradable y consiguen calmarle.
(Eso sí que es un calentón).
Aunque sus aventuras no concluyen aquí...

5 comentarios:

BLAS dijo...

Menudo lio Candela!! Entre los nombres, que no veas para pronunciarlos, menos mal que tu aclaras la pronunciación xDDD, y los tejemanejes mágicos que se traen, me he leído el post ya tres veces, y todavía no me ha quedado claro del todo quienes son sus padres. Voy a tenerme que hacer un esquema, quilla...

Candela dijo...

Ya te digo, y si te lees todas las versiones que existen, te mueres ya!!
Por eso he decidido dividir sus "hazañas" en capitulos... con los nombres no puedo hacer na, porque no se los puse yo XDDD

chema dijo...

está por ver si se cumple la profecía, es decir, si el héroe muere joven... ya lo sabremos.
parece que el ulster, ya en las leyendas irlandesas, era un territorio problemático. premonición...?

Eurice dijo...

Me encantan las leyendas irlandesas, es dificíl hablar el gaélico y más el antiguo.
Que bella es Irlanda!
Que tengas buena semana Candela.

Inma dijo...

Vamos, que esto es un auténtico culebrón venezo....irlandés.