martes, 21 de septiembre de 2010

SOUVENIRES


Mmm... no, no me he hecho un tatuaje ni ese muslamen y esas paturras peludas pertenecen a mi guiri... Es que en mi repertorio de postales de Edinbra que me he traído hay cabida para todo, y cuando vi esta imagen en el stand supe que tenía que comprarla junto a las fotos en brillo de castillos, monumentos y vistas de tejados en picado.
A mí me encanta traerme cosillas de recuerdo, lo que se conoce como "tacky souvenirs". Lo siento, simplemente me encantan. A veces ni los coloco de adorno, y los guardo todos juntos en una caja bonita o al fondo de un cajón, aunque reconozco que algún día los pondré en alguna vitrina todos juntitos.
Y de Escocia, me traje algunas cosillas:


Un kit para hacer un marcador de libros a punto de cruz con la Flor de Escocia: el cardo; un abridor; un par de medias escocesas. Son de las de liga, no son panties; una figurita del castillo de Edimburgo (tacky, tacky); shortcakes, las galletitas típicas de allí de la casa Walkers y cerillas y shakers que (como ya es norma en mí) mangué del bar al que solíamos ir a tomarnos la última cada noche (estaban en la barra, eh?); una faldita escocesa musical y una gaita musical también de los que mi Lucas ya ha dado buena cuenta:

Nunca pueden faltar los libros-guia. Me pirro por estos libritos que venden en casi todos los castillos/monumentos. Dos son del Castillo de la capital, uno explicando cosas del mismo y el otro específicamente con la historia de las joyas de la corona escocesa, y el tercero es del castillo de Stirling al que también fuimos. Lástima que no les quedara ninguno en el Monumento a Wallace... ¡Ah! ¡Y un boli de un gaitero!


Entre otras cosas, descubrí que en algunos lugares tienes una maquinita donde metes un penny (un penique) y una moneda de 50 centimos y la maquinita te "estira" la moneda y te la "resella" con el logo del castillo, en este caso: lo hice en ambos castillos visitados, el de Edimburgo y el de Stirling. Aquí os dejo como ejemplo las dos monedas "estiradas" y la original.


El segundo día en la ciudad visitamos el Museum of Childhood. Es gratuito y tras pasar la tienda hay un par de plantas dedicadas a juguetes antiquísimos, muñecos y juguetes más modernos. No hice fotografías en el interior, no porque no dejaran -aunque el vigilante era imponente- sino porque no vi nada especialmente llamativo.




Fue fundado en 1955 y fue el primer museo dedicado a la niñez. No solo hay juguetes sino también medicinas, anuncios publicitarios de las mismas y de todo lo relacionado con el mundo infantil, cunitas, chupetes, biberones... libros escolares. Tiene también máquinas en las que introduces monedas y supuestamente hacen algo, pero después de probar dos y que no funcionaran, decidimos dejar de tirar el dinero... Y ciertamente el museo, aunque muy iluminado, primero parece como un gran almacén el día antes de Navidad, pero luego te da un poco de miedo, porque los juguetes británicos no eran precisamente requetebonitos...

Sí que compré un par de postales con imagenes antiguas que figuraban en la exposición...


Y unas postales de muñecas. La única que reconocí fue Sindy.


Y postales de antiguos carteles publicitarios. Simplemente arrebatadores.


Por cierto, que el edificio donde se encuentra este Museo perteneció a la Salvation Army... ahí es ná.

22 comentarios:

en las nubes dijo...

madre mi que de cosas!!! aunque me quedo con ese tatuaje en el muslamen jajaja

BLAS dijo...

Reconozco algunos de esos souvenirs. Me traje muchos de allí, y aun viven despues de tanto tiempo, tantos traslados y tanto jaleo. Aunque yo agregué a mi colección un montón de Nessies de toda clase. La próxima vez que vayas a Escocia tiras un poquito más al norte y saludas al monstruo de mi parte, que hicimos buenas migas...

DACHA ARTESANA dijo...

No nos enseñes esos muslos que una no es de piedra.....

Candela dijo...

Blas, sí que me traje Nessis (en una bola de cristal) y muchos mas souvenires pero para la familia. A mi no me gustó ninguno particularmente para mí de los que vendian en Edimburgo, pero sí que tenemos pendiente hacer el norte de Escocia, la proxima vez iremos a Inverness y Aberdeen (Glasgow no que sólo hay hooligans y es mu feo)

Luz de Gas RadioBlog dijo...

que me gustan unas faldas escocesas

Candela dijo...

¡No sabes tú poco, Juanillo!!

Ella dijo...

Cuántas cosas! A mí también me gusta comprar recuerdos de los sitios que visito, pero no me gustan nada las figuritas de adorno -y de hecho no las compro ni siquiera para hacer regalos-. Las medias escocesas son geniales!

martmas dijo...

A mi me entanta comprar siempre algo de recuerdo en los sitios a donde voy, aunque después no sé ni que hacer con ellos ni donde meterlos. Me gusta la postal de tatuaje, y tu Lucas está monísimo

chema dijo...

qué curioso lo de las monedas, para aplanarlas y estamparles el escudo hará falta una prensa muy potente... por cinco céntimos, merece la pena el recuerdo.

qué bonitas las postales de las muñecas y de los anuncios antiguos!!

Candela dijo...

cincueta centimos, chema, 50. Esas gafaaaaaasssssss

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

LLegará el día en que tengas que empezar a buscar más armarios, como yo, cada vez más recuerdos, más libritos, más papeles... Algún día tendré que salir de mi casa-

Candela dijo...

jajja, pues si. Ya me mudé del bajo que tenia un solo dormitorio al primero -dos dormitorios- porque ya no cabiamos en casa. Ya necesito otra estanteria...

Bertha dijo...

Cuantas cosita te compraste, la ultima moneda (la de la derecha) la tengo, no se quien me la regalo, Lucas esta muy guapo.

Elphaba dijo...

Pues Lucas no tiene malas piernas. Le queda incluso mejor que a Nancy XD.
A mí sí que me pirran los kilt.

Candela dijo...

Hombre Bertha, es que es un penique britanico... y está asta en la sopa. A menudo me lo dan aqui como moneda de 5 centimos...

mansi nishi dijo...

me encantan todas las cositas que te has comprado! yo tengo cajitas también llenas de recuerdos y no sé dónde meterlas!!!

besos!!

Lucía dijo...

!Qué bonitas las postales con fotos antiguas! Me han encantado.
Por lo que veo Ruth has venido con la maleta bastante más llena que cuando te fuiste.
Lucía

Riesgho dijo...

Que chulo todo, jejeje
No hay nada como irse a un sitio y traerse de allí lo típico, XD, eso sí mejor traerlo para uno que de regalos "pongos" para la familia, jijiji
Una monedita de esas la trajeron mis padres hace años de uno de sus viajes. Creo que de Lourdes :)
Es la segunda vez que te comento en esta entrada, porque la otra (ayer) me dió error, y no quise volver a escribirte por si al final te había llegao, pero visto lo visto...

Candela dijo...

Pos no, chica, no me habia llegado nada...

anele dijo...

La postal mola XDD
Me encantan los shortbreads aunque para comer sólo unos pocos porque saben demasiado a mantequilla y me acaban saturando. Y tu Lucas está requeteguapo con su kilt :)
Por supuestísimo, esas postales antiguas son preciosas.

BUHASAPOS Elongando dijo...

Hola Candela,

Se que la entrada es antigua, pero no he podido resistir la tentación de comentar el tema de las "monedas aplastadas". Son monedas elongadas (elongated coins), tienen mas de 100 años de historia (1893) y en España actualmente hay ya más de 200 máquinas. Si quieres saber donde encontrar las máquinas de todas las provincias españolas, yo las colecciono y las voy catalogando en mi blog www.elongando.com.

Un saludo. Miguel Ángel.

Candela. dijo...

Ostras! Muchas gracias, Miguel Angel! Me pasaré más tarde por tu blog ya que la semana que viene voy a Madrid y sí que me gustaría saberlo. Me encanta coleccionar monedas tambien! Y desde el cambio al euro... ¡se hace más difícil! Siempre nos quedan los mercadillos, claro!