miércoles, 6 de octubre de 2010

ALGO DE GASTRONOMÍA CHECA

Llegamos a Praga sobre la hora de comer. Nuestro hotel estaba en la calle que hacía esquina con la del famosísimo U Fleku. Nadie que haya estado en Praga se va sin pasar por este bar/restaurante/fábrica de cerveza. Sería como ir a Sevilla y no visitar la Giralda... O venir aquí y no ver al Niño Jesús de Praga...

Honestamente, es un hervidero turístico donde la comida es buena. Buenísima y abundante. Y nada cara. El ambiente es genial y festivo, con un acordeonista paseándose por el comedor tocando los éxitos del momento: Clavelitos (en serio), los Pajaritos, Qué será, será y otros temas del cancionero popular turístico internacional.
Las mesas son alargadas y nos situaron en una ya ocupada por otras dos parejas, que no le hizo mucha gracia al guiri, pero tras darme cuenta de que eran una pareja de españoles quizá al final de la cuarentena o principios de los cincuenta, entablamos conversación y lo pasamos bastante bien.


El segundo día cenamos en un barco en el río, sí, conseguí que el guiri se metiera en un barco!!! El Matylda ofrece un servicio excelente a precios únicos y una comida deliciosa con un menú variado.



La tarde que subimos hasta arriba de Petrin Park (en funicular, aunque bajamos andando) a la Torre Observatorio [en ascensor, que ya tenemos experiencia con escalones] (una minicopia de la Torre Eiffel desde el cual hay unas vistas impresionantes de la ciudad), al bajar del mirador tomamos un tentenpié en los stands de comida en el exterior, disfrutando de un tiempo excelente para principios de Octubre. El guiri se pidió un trozo de asado de cerdo, pensando que le iban a dar un trocito y se encontró casi con una porción de cena...


Mientras yo me pedí un trozo de Trdelnik, un dulce tradicional checo que amasaban allí mismo y cocinaban sobre el calor de las brasas, alrededor de grandes cilindros. Lleva almendras troceadas y mucho azúcar por encima, con canela. Estaba de muerte!! (La pena es que me acordé de hacer la foto cuando ya me había comido casi la mitad, por lo que el trozo que te venden por unas meras 50 coronas es el doble de grande...)


En Wenceslas Square nos encontramos con este tranvía convertido en bar, y decidimos descansar los pies y tomarnos una cervecita una tarde entre museo e iglesia...




Hemos comido de manera variada (al menos yo). Los platos de la cocina típica checa son Pork Knuckles (pies de cerdo) asado, pato asado con dumplings (de pan o de patata, los de pan no me gustaron demasiado), y el Goulash. El Goulash de la foto inferior se llamaba Smugglers Goulash (el goulash del contrabandista) y se presentaba en este enorme pan con su tapa y todo.



Todo regadito con Pilsner Urquell y Becherovka (del que me traje una botella que os enseñaré en el post de los souvenires...). Y la Pilsner Urquell la venden aquí en el super desde que hay tanto extranjero por esta isla...

18 comentarios:

Rosana dijo...

Qué bien te lo estás pasando Candle!! Y qué mogollón de sitios has visitado. Tus vacaciones son como las del resto de los mortales o duran más???
Ese goulash en pan tapado tiene una pinta deliciosa. Y qué buena presentación!!

Respecto a los tapices, en el libro de Tracy Chevalier "La dama y el unicornio" se muestran unos que yo creía los mismos, pero no, son similares pero otras imágenes, y éstos, según el libro se encuentran en Musée du Moyen-Âge de Paris.
http://www.musee-moyenage.fr/esp/homes/home_id20392_u1l2.html
Besos!!

martmas dijo...

Me parece increible que tocaran clavelitos y los pajaritos, alucinante.
Me ha encantado el tranvía bar.
Y que hambre me ha entrado, voy atracar la nevera que aún no he cenado

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Se ve todo delicioso. La verdad es que se supone que la comida en esos sitios es menos variada, pero tenía una pinta muy buena, sobre todo el goulash.
Buen reportaje!

chema dijo...

almendra, canela, azúcar... mmmm, qué rico tiene que estar ese dulce!!
lo del tranvía convertido en bar es una idea muy original. y además en un bar bien bonito!
por lo que cuentas, parece un lugar muy alegre. los años oscuros han quedado atrás...

Geno dijo...

Jajajaja, según iba leyendo el post me iba creando el comentario que iba a dejate y acabo de ver que sería practicamente una copia del de Chema. Pues eso, que muy buena pinta el dulce, que me encanta el tranvía convertido en bar y añado que que curioso lo del pan con la tapa XDD

merchina dijo...

ufff¡¡ ¡¡¡que rico¡¡

mansi nishi dijo...

ummmm! que rico todo y yo a dieta! ainssss!!!! chulísimo todo, pero he alucinado con la banda sonora ah!!! los clavelitos y los pajaritos... agggg!!!!! jajaja!

te lo estás pasando genial!, disfruta, wapa!

Candela dijo...

No chicas, que ya he vuelto!! Estoy en Limerick desde anteayer noche!!
Mm.. ademas de los Clavelitos y los Pajaritos tocaron La Abeja Maya y otros grandes exitos, XDDD ¡y dos veces! porque mientras esperabamos que nos llevaran a una mesa ya estaban tocando La Abeja Maya (que Jay no la conoce porque aqui no la pusieron), y luego cuando casi acababamos de comer, de nuevo!!

COILET dijo...

Qué gastronomía tan original y con tan buen pinta!! ahora qué, a dieta o a fo.. digo dormir mucho??

Candela dijo...

Lo segundo, lo segundo... ademas con todo lo que hemos andado te aseguro que las calorias se queman enseguida...

Inma dijo...

¡Qué rico todo!!
¿Esa porción dentro del pan era para uno sólo?¿te lo acabaste tragona?

Candela dijo...

No te creas, Inma, entre todos los trozos de verdura, habria como unos 8-12 trocillos de carne, la verdura no me la comí porque no estaba muy segura de lo que era, y habia bastante salsa. Lo que si me comi fue media tapa de pan mojadita en la salsita, pero deje bastante. No he sido capaz de acabarme una sola porcion en Praga. son enormes!! Y te ponene mala cara!

María José dijo...

¡Que buena pinta ese pan!!con lo que a mi me gustan los sopones!!! me encanta la idea del tranvia convertido en bar.

Besos

en las nubes dijo...

pero no paras de viajar!!!!
que envidia...yo tb quiero jajaja

los pajaritos son un temazo en todas fiestas infantiles que hago en NYC... lo llaman Chiken song ME PAAAARTO!!!

BLAS dijo...

Pero ese barco no se mueve!!! HAsta que no lo consigas meter en el Vaporcito del Puerto, es como si nada...
Me ha encantado el tranvía reconvertido en pub, es guapo, guapo!!! Súper conseguido. Y gracias por enseñar las fotos de tu comida, me he sentido incluso engordar... Qué pintaza tiene esa especie de estofado con la cacerola hecha de pan... La madre que....

BLAS dijo...

Rosana, esos tapices que indicas los he visto en ese museo. Es como un antiguo castillo, y se encuentra situado sobre unas antiguas termas romanas: Impresionante.
Está justo en la zona universitaria de la Sorbona. Precioso!!! Tienen auténticas joyas de la escultura del arte románico.

Besos!!

anele dijo...

Mmmm, ñam, ñam.
Había oido hablar del goulash pero no tenía ni idea de qué pinta tiene.
La verdad es que tiene una pinta estupenda (yo soy muy "de cuchara") pero sería incapaz de terminarmelo todo, pan incluido. Hace falta una grúa para sacarte del restaurante después, ja, ja. Eso sí, ideal para un día de mucho frío en el que necesitas ración extra de calorías.
Me lo apunto.

En cuanto a Los Pajaritos, tiene un pase, pero¿la abeja Maya???!! XDDDDDDDD

Bertha dijo...

El barco y el tranvia una chulada, la comida no tanto, menos el tuyo, que tal vez lo probaria.