viernes, 8 de octubre de 2010

DE COMPRAS POR PRAGA...

Pues, entre otras cosas, ésto es algo de lo que me traje: una botella de Becherovka de 1 litro y dos copas de vino de cristal de Bohemia:


Las marionetas están presentes por todas partes en la capital, con varios teatros y multitud de tiendas para turistas. Incluso vi una tienda donde tenía toda una pared llena de marionetas representando a los jugadores del Barça (no sé si lo de ser una marioneta va con segundas, XDD), pero no me gustaban mucho las que tenían. Con las marionetas me pasa un poco que me pueden llegar a hacer sentir incómoda. Por eso cuando vi esta en un mercadillo  no lejos de Wenceslaw Square, supe que estaba hecha para mí, con su traje típico, según me aseguró la vendedora.


El segundo día visitamos el Museo de Franz Kafka, un autor imprescindible para mí que el guiri no conocía (no forma parte aquí del curriculum escolar). La tienda del museo está perfectamente organizada, con estantes de libros por idiomas. En inglés me compré un libro de los mejores relatos de Kafka, otro de historias del Barrio Judío y uno de cuentos y leyendas Checas, además de algunas postales. El de Mucha lo compré en el museo dedicado a este maravilloso artista.


No podía irme sin algunos knick-knacks típicos de la zona. Los dos corazones son de pan de Gengibre, típicos de la República Checa y Eslovaquia. Conviví aquí en Limerick durante años en la misma casa con un chico Eslovaco encantador que me trajo dos de tamaño más pequeño, explicándome que era típico regalo para los invitados en las bodas. Me regaló dos, una parecida a la de abajo y otra de color rojo (aún las tengo guardadas, me dijo que más que para comer se guardan como decoración y a mí me dio pena tirarlas porque son preciosas. Eso sí, una de estas es para mi hermana, la otra me la como.


No soy católica, ni creo en leyendas inventadas por la Iglesia ni torradas varias, pero a fuerza de ver al Niño Jesús de Praga por todas partes, no pude evitar traerme uno... Y una muñequita-imán de nevera con el traje típico que pienso copiar para la Nancy. Una torrecita de recuerdo y un botecito de perfume de cristal de bohemia. (Los que he comprado de regalo para la familia son, si caben, más bonitos :(. Había tantos que no sabía cuál escoger!)


En el Barrio Judío (Jewish Quarter), mientras hacíamos cola para comprar la entrada a las sinagogas, compré esta bonita Mano de Fátima. Los pendientes de gatito se los compré a uno de los muchos artesanos que venden bisutería hecha a mano en el famoso Charles Bridge. Iban a ser para mi hermana, pero cuanto más los miraba, más me gustaban y decidí volver y pillar otros para ella. Aunque regresamos tres veces en días sucesivos, el vendedor ya no estaba.... La campanita no sé de dónde salió, probablemente la llevara en la mano mientras iba a pagar por algo y acabé comprándola por inercia.


Y naturalmente postales, postales, postales...



Y qué decir tiene que también me he venido cargada con regalos para mis padres y hermana... Si no le compro algo de cristal de Bohemia a mi madre, especialmente cuando su cumpleaños es la semana que viene, me deshereda...

22 comentarios:

COILET dijo...

Vislumbro entre las postales el "Golem" y... un osito Misha (no recuerdo como se pone) bélico???

La muñeca es muy bonita,impaciente estoy por ver esa nancy con la réplica, jejeje.

Candela dijo...

Si, ya haré post en el futuro sobre el golem.

Candela dijo...

ah! Y el osito Misha Belico (y hay un San Nicholas con una guadaña), es del Museo del Comunismo.

Geno dijo...

Cargadita de regalos que te has venío, hija!! Dejaste la ciudad vacia, jejeje

chema dijo...

geniales todos los souvenirs! y en el barrio judío realmente hay muchas personas de etnia judía a día de hoy, o se llama así por los símbolos culturales que se conservan...?

Candela dijo...

Pues el barrio Judío antiguamente era el guetto donde vivian todos. Ahora es donde están todas las sinagogas, y un montón de joyerias y todas las tiendas caras: Armani, Dior, Prada... no vi a ningún judío de tirabuzon pero visitando las sinagogas sí que había muchos. No rabíes, pero de los que llevan el capazoncito ese en la coronilla, que por cierto vendían unos muy monos fuera en los puestos, pero no le habría dao yo mucha utilidad...

Fawn dijo...

Qué pasada de compras!!! Me han gustado mucho *.*

martmas dijo...

Lo de los souvenirs me encanta es una de las cosas más divertidas de los viajes.... lo pero es cuando se llega a casa y has que buscarles un sitio....

Inma dijo...

Cuando me casé puse en la lista de bodas una cristalería de bohemia de quitar el hipo. La sigo teniendo intacta y es lo más bonito y delicado que puedas imaginar.
Pero te confieso que no entiendo eso de comprar una cajita con dos. ¿Menos de media docena de copas?

Candela dijo...

Inma, tengo una cristalería de Bohemia intacta y nueva, sin abrir -me la regaló mi madre pocos meses antes de separarme y nunca la llevé a Sant Feliu. Y alli en casa de mi madre tengo todo guardado: mis juegos de café, mi vajilla de la cartuja, mis juegos de china. Cuando tenga la casa aquí entonces me lo traeré todo poco a poco. De momento me conformo con estas dos copas de vino y tengo excusa para volver a por mas.

VIR dijo...

REALMENTE BELLA PRAGA Y TAMBIÉN ENIGMÁTICA Y MÁGICA! NOSOTROS ESTUVIMOS HACE UNOS AÑOS (EN 2006) Y A FRAN LE HICIERON PONERSE EN LA KIPÁ(EL CASQUETE JUDIO)SIN ELLA NO LO DEJABAN ENTRAR A LAS SINAGOGAS!LA VISITA AL BARRIO JUDIO, EL CEMENTERIO, LS SINAGOGAS...FUÉ DE LO QUE MAS ME IMPRESIONÓ DE ESE VIAJE!

Candela dijo...

anda! En serio?? Pues Jay no tuvo que ponerselo, vamos no le dijeron nada ni a él ni a los otros chorrocientos turistas que había por alli. Fijate que le dije de coña que se cogiera unos de plastiquito que había azules por 5 coronas que luego a la salida lo devuelves, asi de broma, pero a mi la religion judía me produce mucho respeto, me encantan sus costumbres y me habria parecido una falta de respeto ponérselo solo por hacer el tonto.
Pero ya te digo que nadie dijo nada (estoy segura de que lo mismo Jay se habria negado y se habria salido) y solo los judios lo llevaban.

AnuKa dijo...

¡Me encantan los viajes que haces!
Besos.

Bertha dijo...

Guau que de cosas has traido, menos el licor, me gusta todo, que envidia...

Candela dijo...

Pues el licor esta de muedte, hics!!

Rousi dijo...

Muy interesante tu viaje y te trajiste un montón de souvenirs como debe ser jeje. Qué pasada las copas aunque ya pueden siendo del mejor cristal.

Willy dijo...

Qué chulada las postales Candela!! y la botella de Beccherodka... la probé hace dos veranos y me gustó jejeje... me ha traído buenos recuerdos jajajaa....

Un abrazo grande!

VIR dijo...

Fíjate!porque los resprtían gratuitos, eran azules, cierto, aún otenmos guardado, y no había que devolverlos!Estoy totalmente de acuerdo contigo, la religión judia me produce curiosidad y fascinación a la vez que temor. Dile a Jay que no sea tan sajon, que no pasa nada por ponerse el gorrito!en Budapest fué a mi a la que obligaron a cubrirse la cabeza y los hombros par entrar en la Catedral!!!

Candela dijo...

Cierto, eso tambien me pasó en Roma, pero despues del primer día que te dan un chal roído y roñoso, el resto de dias fui con camiseta (en roma solo era para que te cubriera los hombros. ahora que sé lo que me dicess de Budapest, cuando vaya me llevo mi mantilla y yo mas chula que un ocho, XDDD

BLAS dijo...

ME encanta el frasquito de cristal de Bohemia. No me extraña que si no le hubieras llevado uno a tu madre te hubiera desheredado, yo también lo hubiera hecho!!!
Pero me he enamorado de la marioneta... Cosa más guapa!!
De El Golem escribí hace un par de meses yo un post, a ver si coincidimos, tengo curiosidad por lo que comentas tu de esa leyenda recién llegada de la mismísima Praga, así que escríbelo pronto, que no se te pase!!

Candela dijo...

Si, es el mismo Golem pero auqnue la informacion basicamente es la misma -sin pelicula-, en el libro vienen historias de como y quienes crearon el golem y alguna anecdota. Paaaacienciaaaa

anele dijo...

Yo tengo una marioneta preciosa que me trajo una amiga de allí, precisamente. La mía es un muñeco vestido con el típico traje de "señorito".
Supongo que te habrás puesto tibia de cervezas, que tienen muy buena fama.