miércoles, 9 de noviembre de 2011

Diez Razones para Amarte


Una vez traicioné mis principios. El cambio a digital en fotografía llegó a mi vida unos dos años después que al resto del mundo. Me negaba a abandonar ese sentimiento mágico, esa exitación infantil que me hacía recoger el "revelado" de mis carretes. Me negaba a comprarme una cámara digital (y ahora tengo 4) porque  me parecía una traición a un medio artístico. Ahora hasta el más tonto sabe hacer una foto. Y si no sale bien, se borra con solo pulsar un botón y se intenta de nuevo. 
Yo he revelado mis propias fotografías en blanco y negro. He jugado con luces, con carretes de diferente sensibilidad y utilizado siglas que probablemente hoy en día solo tengan sentido para unos pocos. He llegado a casa con el olor de los líquidos de revelado transpirando por cada poro de mi piel a pesar de la protección de guantes y bata blanca. He respirado ese olor hipnótico durante horas...

Ahora, con la llegada de los ebooks y tablets, me sucede lo mismo: sé que un día algún alma insensible me regalará un cacharro de pantalla insulsa. Y solo puedo dar, como mínimo, 10 razones para amar a un libro. Porque él, tan fiel compañero -o más- que un perro, no lo haría. Razones tengo muchísimas, ero las he resumido en estas 10 que son, para mí, esenciales.

  1. A mis libros jamás se les acabará la batería en la página más interesante.
  2. Cuando más me gusta leer en el avión, y cojo muchos aviones al cabo del año, es en take-off y en el aterrizaje. El resto del tiempo suelo ir dormida, es algo que no puedo evitar, es sentarme en un avión y zzzzzzzzzzzzzz. Y es justo en esos momentos que menciono cuando hay que apagar todos los dispositivos electrónicos. Pero mi libro sigue encendido.
  3. Dicen que es cómodo para viajar, que no ocupa apenas espacio y que puedes llevar cientos de libros almacenados. Ah, pero hay que llevar el cable de la bateria, ¿no? y si vas a otro país con enchufe diferente, un adaptador... eso ya es más engorroso que un libro, y además, quién se lee cientos de libros durante una o dos semanas de vacaciones? Yo voy a recorrer lugares, no a sentarme en un banco de un parque ni a regresar al hotel para leer a las 9 de la noche. Para  cuando vuelvo... ya amanece.
  4. Si el libro se me cae en la arena de la playa, lo sacudo y santas pascuas. No tengo que preocuparme de que la arena haya entrado dentro o que me haya rayado la cubierta...
  5. Un libro jamás tendrá un virus, a lo sumo una hoja suelta o rota... Nunca accederá a un documento corrupto que me deje las páginas en blanco...
  6. El olor de un libro nuevo (o viejo) nunca podrá ser reemplazado por el olor de un pdf. ¡No hay color!
  7. Si el libro se me cae del bolso, o de las manos, no me cago en todos los nombres del santoral. Lo recojo, busco la página donde me quedé y santas pascuas.
  8. ¿Dónde coño en un ebook pongo alguno de mis cientos de marcapáginas preciosos que con tanto cariño han hecho o me han regalado mis amigos?
  9. Cuando la capacidad del ebook llegue a su tope, habrá que borrar algunos de sus contenidos para introducir lecturas nuevas. Cierto es que a veces no nos importa que no nos devueltan éste o aquél libro que prestamos porque no nos gustó tanto, y lo mismo dará borrar uno que otro. Pero, y si nos gustaron todos? Un libro, como un diamante, es para siempre. Para releer en cinco años o en diez.
  10. Un libro nunca se hace obsoleto. Puede haber sido escrito por Shakespeare o por la sosita de Stephanie no-sé-cuántos. Pero está ahí para la posteridad. Se abre, se ven las palabras, se comprenden, se lee. ¿Utilizaremos pdfs, epub o lo que ea en cinco, tres años? ¿Habrá que comprar otra maquinita del demonio para "estar al día como mi amiguita X que tiene todos los gadgets del mundo mundial?
Adoro mis libros. Y no lo cambio por ninguna estantería desierta o llena de Fabergés o Lladrós. He dicho.
Madre, que sepas que si me regalas uno va a ir al mismo cajón donde se mueren de asco el marco digital, un videojuego raro, una agenda electrónica y un imposible reloj de Nokia en forma de cubo. 

24 comentarios:

Fawn dijo...

Me ha encantado!! que diez maravillosas razones para amar a los libros, si señor ^__^

dina dijo...

Yo tb soy muy muy de papel, no creo q me conquisten!

COILET dijo...

Yo estoy de acuerdo con todas tus razones, pero últimamente andaba ya racaneando mirando libros de bolsillo para intentar meterlos en huecos imposibles de estanterias atestadas... y aunque sólo sea por ahorrar espacio he caído en "la trampa"... y me he pillado un cacharrejo de estos, peroooo, lo que tú dices, otra pega que se te ha olvidado poner: hay que sacar tiempo para conectar el aparatito y buscar libros virtuales y rellenarlo, si no, ahí está muerto de risa, con su cable colgando como le tengo yo en estos momentos.... en finsss

Candela. dijo...

Coilet, no es que se me olvidase, es que me he limitado a 10 para no hacerlo muy peado. Puedo darte otras diez... que se te acabe la bateria en pleno vuelo... o en un tren... que lo dejes en una mesa y por error el gilipollas de al lado si esta fumando, vaya a apagar el cigarro sin mirar y te lo espachurre en la pantalla (historia veridica), que se te borre todo por error o por virus (suele pasar a la gente que lo quiere descargar "todo gratis"... y no sigo que me pongo de mala leche. Yo ya me voy quedando sin sitio y lo que estoy haciendo es poner dos filas en la estanteria... y cuando esto se llene... pues a tirar muñecas y poner libros o poner mas estanterias en la pared (tengo techos altos!)

Candela. dijo...

Hola Fawn! Long time no see!

Candela. dijo...

Dina, es que la textura del papel y el olor de un libro no se puede reemplazar por nada. Y conste que aun sigo con la idea de cuando tenga una casa grande tener mi propo laboratorio de fotografia.

Candela. dijo...

Que por cierto, ya lo tuve en Cadiz en mi habitacion en el piso que compartia.

Geno dijo...

Pues estoy totalmente de acuerdo contigo tanto en las fotos como en los libros y te lo digo desde le punto en que, por supuesto, tengo mi cámara digital y mi regalo de reyes va a ser un ebook. Pero no por eso dejaré de comprar y disfrutar de los libros en papel. Por suerte (o por desgracia, no se, jajajjaja) son infinitos los titulos de libros que almaceno en mis interminables listas y no dispongo de dinero ni de sitio para adquirirlos. Simplemente tandré que hacer una selección: en papel los que verdaderamente me gusten e interesan y a mi ebook irán los que me apetece leer pero no tanto como para comprarlos en papel.

A.H.Lippincott dijo...

Pues a mí me apetece tener uno, creo que me acostumbraría igual que la cámara digital. Pero me da rabia que lo tengan los demás porque así no puedo cotillear lo que la gente lee jaja.

chema dijo...

estoy totalmente de acuerdo con todas las razones que has dado. y si abres un libro que lo leíste por última vez cuando todavía ibas al colegio, estará intacto, se podrá leer igual aunque las páginas estén amarillentas (lo cual, por otra poarte, le dará cierto encanto). no te dirá que no puede abrir el archivo porque se creó con un programa informático que ya no existe.

Candela dijo...

Ah, Lippincut, pero ese es el problema de mucha gente, que quiere ser "tan chula" como su amiguita o pretender que se es más por tener un aparatejo que antes era caro pero que ahora -al menos aqui- puedes conseguir con 100 libros ya insertados por 79 euros. Y eso es menos de lo que me gasto yo cualquier dia de compras.

Bertha dijo...

Aunque ya sabes que no soy muy lectora, estoy totalmente de acuerdo contigo, un libro es algo increibre.

en las nubes dijo...

Madre mía Candela, podría haber escrito este post yo misma!!! Qué gracia :D

Comparto tanto como lo de la fotografía como los libros.... con su olor, textura, anotaciones, secretos...

Besotes

Darthpitufina dijo...

Yo creo que ambos son compatibles. No me apetece ir al trabajo con un libro tipo "Los pilares de la Tierra", porque me sale joroba. Y no voy a separar libros para el metro y libros para leer en casa. Mejor ir con mi Kindle, al que por cierto la batería le dura un mes, que se puede recargar en cualquier enchufe o pc. Para los viajes o salir de casa yo lo tengo claro, mi "cacharro" electrónico, que me recuerda por donde iba sin tener que utilizar marcapáginas, en el que puedo subrayar o anotar cositas, no me ocupa nada de espacio y además, puedo escuchar mi música. Desde luego que leer en casa un libro es una gozada, así que yo creo que depende más de dónde y cuándo lees, no de elegir entre libros o ebooks.

Un besote, linda!

Candela dijo...

Darthpitufina, es que a mi me gusta llevar bolsos grandes, no me importan los tochos. Probablemente aplastase el ebook con algo mas... ¡mi bolso es como el de mary poppins!

martmas dijo...

A mi me encantan todos los chismes que se enchufan, si por mi fuese siempre tendría las ultimas novedades aunque fuesen de lo más inutil. Pero los libros... los libros son otra cosa.... adoro los libros... el papel... la portada...
Me resisto al ebook, aunque creo que no sería una mala opción para los libros que no me gusta ni su portada, ni el papel, ni la letra... que dilema!!!! pero de momento resisto

A.L.Zarapico dijo...

Si, tienes razón un libro nunca será reepladazado por un digital, pero...y si se trata de un tocho?uhmmm me lo pensaría.Saludos.

Ella dijo...

Ah, cuánta razón tienes Candela! Yo también tardé en sucumbir a las cámaras de fotos digitales y sé que lo mismo me pasará con los ebooks. Y aunque yo sea computer-dependiente, y esté pensando en comprarme un tablet o un netbook para poder llevármelo por ahí, no tengo intención por ahora de usarlo como sustituto de los libros. Me encantan. Me encanta quedarme mirando las estanterías del salón. Me encanta entrar en una biblioteca. Me encantan las librerías. Y añado a tu lista lo mucho que cansan la vista las pantallas de los ordenadores varios (trabajo, casa, iphone, tablet, etc).

Elphaba dijo...

No me interesan nada los libros digitales, la verdad. Los conozco, los he toqueteado, soy consciente de sus virtudes, pero no me interesan.

Creo que lo del libro digital no es equiparable a lo de la cámara digital. Al fin y al cabo una cámara se maneja exactametne igual siendo digital o siendo analógica, y si quieres sacar tus fotos en papel, también puedes.

Candela. dijo...

Elphaba, lo de la camara es comparable por dos motivos: con las digitales no hay que abrir objetivos manualmente y calcular luces, sombras, distancias... todas tienen opcion manual, eso si... pero se pierde el encanto de sacar el negativo, abrir la carcasa, revelarlo, revelar las fotos, dejarlas secar... eso desde mi punto de vista, claro, que me enseñaron a revelar los mejores: Kiki y Bernet. Con la camara digital... se acabó el arte del revelado. Que no todo el arte estaba en hacer una foto bonita o con juegos de luz... sino que luego en el revelado se podia oscurecer el resultado o resaltar lo que querias... hoy todo eso se hace a empuje de un boton y el photoshop.

Elphaba dijo...

Por supuesto, de acuerdo con el arte del revelado pero, ¿cuánta gente revelaba sus propias fotos? En cambio nadie puede leer los libros por nosotros. Nos pueden leer, pero vamos, no es tampoco habitual.
Y en cuanto a los modos automático o manual, pues tampoco antes tenía todo el mundo cámara, como mucho una familiar, y se usaba para ocasiones especiales o viajes (tampoco se viajaba tanto antes) en los que te solía bastar un carrete de 36. Los que eran grandes usuarios y aficionados a la cámara antes, por lo general siguen usando modos manuales hoy día.

Candela dijo...

Pero yo te estoy hablando de MÍ, de mis razones por las que me resistía a pasarme a digital en la cámara. En mi familia siempre hemos tenido cámara y para mí un carrete de 36 nunca ha sido suficiente (pero para mí). De hecho todas las cámaras que siempre hubo en la familia (abuelos/padres) las tengo ahora yo.

Candela dijo...

Y la proxima vez que vaya a cadiz no se si le pediré a mi madre el magnetofón de Bovina, xDDD. Donde canto la cancion de los Chiripitifláuticos! XDDD

Candela dijo...

Y, haya la gente revelado o no (lo mas seguro es que no), sí se pierde esa magia de abrir el paquete de fotos en la puerta de la tienda y ver cómo han salido...